THE STEEPWATER BAND

Crónicas — By on Febrero 12, 2009 at 12:00 am

Aunque el titular pueda parecer un calenton etilico, causado por la euforia de un subidon sonico, lo mantengo con razones empiricas. 1. La Steepwater Band tienen una solida discografia, cada disco es mejor que el anterior, y siempre evolucionando dentro del rock de raices americanas. Por ahora no se ve su cima. 2. Si un tipo como Marc Ford sin duda, el musico norteamericano que hace cosas mas interesantes dentro del mundo rockero, y sino escuchar su ultimo disco con The Neptune Blues Club se ha fijado en ellos para producirles su ultima obra, es por algo. 3. Su directo es demoledor, muy profesional y sin fisuras, largos e intensos. 4. Los grandes medios todavia no se han fijado en ellos. Eso, por ahora, es una bendicion. Despues de estas premisas, comentar su concierto de la Sala el Sol es casi lo de menos. Presentacion del nuevo album, Grace and melody sin duda alguna de las mejores obras del pasado ano, de estos tres animalitos de Chicago. Jeff Massey a las guitarras y a la voz, Tod Bowers al bajo y coros, y Joseph Winters a la bateria. Pese a que sus condiciones fisicas para el concierto no eran las mas adecuadas una mariscada en el norte tuvo la culpa, apenas se percibio en el desarrollo del concierto, tan solo en su duracion, porque en sus primeros conciertos de la gira espanola han llegado a tocar dos horas y media. Una base ritmica eficaz y contundente, a la vieja usanza de los power-trio, aunque el peso del concierto lo lleva enterito Jeff Masey, guitarrista que no hubiese desmerecido en cualquier banda rockera de los setenta. Y es que por el escenario de la sala El sol sobrevolaron multitud de nombres y referencias, mientras la Steepwater Band desgranaban su repertorio. Neil Young, Billy Talbot, Ralph Molina, Mike Farner, Rich Robinson, Marc Ford, Gary Rossington, Muddy Waters, Jack Bruce, Jimmy Page, Eric Clapton. La banda se centro en su ultima obra, el magnifico Grace and melody, con temazos de la talla de At the fall of the day, Fire away, World keeps moving on o la grandiosa Waiting to be ofended un himno neilyoungniano en toda regla, sin perder de vista sus anteriores trabajos Revelation Sunday o Brother to the snake, destacando piezas como la propia Revelation Sunday, la epica Baby, youre on your own con un final que recuerda a los mismisimos Grand Funk Railroad, la cachonda Back to the bottle y una magnifica version del Live with me de los Stones. Una banda que parece que no tiene techo, y va creciendo a pasos agigantados en cada visita. Honestidad y rock and roll a prueba de bombas. Se puede pedir algo mas Marah y Drive By Truckers han sido destronados. Todos en pie para recibir a sus nuevas majestades. THE STEEPWATER BAND.

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario si quieres.

Deja tu comentario





Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.