SHEILAN – Para toda la eternidad

Grupo: SHEILAN
Título: Para toda la eternidad
Discográfica: Santo Grial
Redactor: caperucita rock
Puntuación: 10

Qué decir de este grupo formado en 1987 en Ceuta, teloneros en los 90 de SEGURIDAD SOCIAL, compartiendo escenario con BARON ROJO, y cartel con mil artistas como EXTREMODURO, NECROFILIA,…

Tras casi 10 años sin saber de ellos vuelven a  la carga con su tercer trabajo, un EP llamado “PARA TODA LA ETERNIDAD”, grabado en los estudios Cube de Madrid, bajo la supervisión de los productores Alberto Seara y Carlos Escobedo (Sôber).Se  masterizo en los Sterling Sound Studios de Nueva York por Ue Nastasi La formación  actual está compuesta por Carlos Jiménez (voz), Emilio Sánchez (guitarra), Pepe Lázaro (bajo) y Carlos Lorda (guitarra) y como colaboración estelar han querido contar con unas garras como las de Manuel Reyes (Sôber), a las baterías.

Todo el mundo habla de ellos y no es para menos, los 5 temas que componen el EP de SHEILAN sin duda son directos, agresivos, con toques electrizantes de puro metal en cada segundo del redondel.

Damos al play y nos encontramos con Un Nuevo Amanecer donde nada más escuchar los primeros acordes instrumentales se me vienen a la cabeza los grandes Vita Imana, pero es eso en lo instrumentalmente hablando, sobre todo en baterías, en la voz me gusta lo bien que se defiende tanto en agudos como en esos graves tan bien llevados “El niño”,  la canción es para mí una apuesta segura de que estará en mi mp5. Tras unos cortantes riffs nos llega unas guitarras a lo más puro Zakk Wylde, donde no ves el inicio de una melodía cuando ya tienes otra encima, me encantan esos riffs entrecortados y el juego de guitarras de Emilio y Carlos, aquí sobre todo es el estribillo chirriante que no dejaras de tibulear, además cuenta con los coros de un perfecto Carlos Escobedo (Sôber). Y el tema más melódico nos viene a mediados del disco con Volver a nacer, es un tema con garra y es totalmente un tema llevado por las manos de Manuel, quizás es el que más se me parece a Sôber. Por si fuera poco el tema termina con Emilio y una puntiaguda guitarra. Me encanta la voz rasgada por momentos en “Inquietud”  del vocalista, esos cambios para arriba y para abajo instrumentales, ese asombro, donde parece que termina la canción pero sigue sonando y te dan ganas de subir el volumen de los altavoces para que todo el bosque lo escuche, el tack mas largo pero el que más corto se te hace. Para toda la eternidad titulo que cierra el disco como empezó, tralla principal, descanso y de nuevo tralla, un bajo potente a zarpas de Pepe te hace saber que él es uno más del grupo, que da tralla, solo hay que saberla ver a lo largo del plástico. También decir que veo lejanas influencias de Slipknot. Pero sobre todo el primer y último tema instrumentalmente son influencia pura de Vita Imana.

Tags:

0 Comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario si quieres.

Deja tu comentario





Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.