RATOS DE PORAO Y BRUJERIA EN MADRID

Brujería y Ratos de Porão descargaron en la sala Copérnico de Madrid.

Brujería y Ratos de Porão, México y Brasil, unieron su violento talento para descargar en la sala Copérnico de Madrid, y gracias, en este caso, a HFMN Crew.

Un curtido y numeroso público cerveza en mano y preparados para la descarga. Comenzaron los Ratos con su cantante muy desmejorado, dieron un buen concierto pero la verdad es que nos dejó muy preocupados, casi sin poder moverse y realmente cansado. No queremos ser pesimistas pero, a ese nivel, podría ser una de sus últimas giras. Aun así hay que reconocer la constancia de la banda que, apenas se ha dado una tregua desde 1981, y esto hace que estas carencias se vean suplidas por la empatía que provocan en España.

Conforme avanzaba el concierto de los de São Paulo, el público entraba en calor cantando letras de temas míticos como “Farsa Nacionalista”. No faltaron tampoco algunos más actuales, como “Grande Bosta”. Este tándem de épocas, hacía percibir un evidente cambio en el estilo, que ha ido evolucionando a lo largo de su trayectoria; no lo han hecho, en cambio, sus letras reivindicativas. Con el riff que da comienzo a su tema “Pensamentos de Trincheira”, de la década más punk de la banda, el actual bajista Juninho, y el guitarra Jão, que lleva en la banda desde sus inicios, daban un respiro al mítico vocalista.

Al acabar el show vimos a su batería desmontar su kit prácticamente sin ayuda y es que el punk no hace rico a casi nadie. También se les vio paseando por la zona del merchandising, mientras tocaban Brujería, y haciéndose fotos con sus fieles seguidores.

BRUJERIA

Tras una pausa en la que la gente aprovechó para hidratarse, se daba paso al plato principal. Juan Brujo y sus secuaces entraron con ganas de hacer lo que más les motiva a la hora de subir a un escenario, y todo ello con un sonido que nos recordó mucho a FEAR FACTORY. Hubo tiempo para todo y, como cabía esperar, hicieron un recorrido completo por su trayectoria, comenzando la velada con “Cuiden a los niños”, de su disco “Brujerizmo” sacado en el año 2000, al que seguían “La ley del Plomo” y “El Desmadre”, el grindcore se adueñaba de los presentes, y provocó un desorden generalizado en la sala Copérnico.

La interpretación de “Consejos Narcos”, conllevaba la colaboración de alguna fémina, tuvieron que implorar en varias ocasiones dicha cooperación porque ninguna de las congregadas, parecía mostrar entusiasmo por subir al escenario con los Mexicanos enmascarados, que finalmente consiguieron una compinche, la cual, sostuvo un cartel con dos caras opuestas, una afirmativa y otra negativa, que iba volteando a lo largo de la actuación del tema.

Al final del show, los gringos dejaban claro que “No aceptan imitaciones”, y la guinda la ponían con un imprescindible de su más polémico material, “Matando Güeros” y la mítica “Marihuana” con la música de “Los del Río” mientras que la gente subía al escenario a hacerse fotos con parte de la banda. Gran cartel y gran concierto para una fría noche madrileña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.