40 ANIVERSARIO DOMINGO J. CASAS

CELEBRANDO ENTRE AMIGOS SUS 40 AÑOS COMO FOTOGRAFO
Texto y fotos: Javi G. Espinosa
4 Marzo 2019, Galileo Galilei (Madrid)

Cuarenta años al pie del cañón, en primera línea con la cámara al hombro. Se dice pronto, pero es algo que no está al alcance de cualquiera. Sólo unos pocos pueden  presumir y estar orgullosos de semejante carrera, y más en un oficio como el de fotógrafo – no digamos ya si te dedicas sobre todo a la música. Domingo J. Casas es uno de esos pocos privilegiados que llevan toda una vida dedicándose a lo que le apasiona, que es hacer fotos. Y aunque su trabajo en estas cuatro décadas ha tocado casi todos los palos de la profesión, es la música lo que realmente le entusiasma, y por lo que casi todos le conocemos. 

No vamos a entrar a relatar una vez más los miles de conciertos que ha inmortalizado para innumerables publicaciones o los cientos de portadas y libros con sus cromos, como él dice, sino en algo aún más importante y esclarecedor: las incontables amistades que ha ido haciendo en este camino, que a día de hoy no sólo continúa sino que está lejos de llegar a su fin. Porque esto sólo es un punto y aparte, los primeros cuarenta, como ha estado diciendo Domin estos días previos a su homenaje en diferentes apariciones en los medios. Y es que entre esos amigos no sólo hay músicos y periodistas, sino gente de todos los ámbitos relacionados con ambos sectores. Y todos reunidos en esta ocasión tan especial para celebrarlo con él, cada cual como sabe y como puede, devolviéndole al menos una parte de ese cariño y ese entusiasmo que él pone en todo lo que hace, tanto en su trabajo como en ese trato natural, descarado, vacilón y generoso que siempre muestra.

Diferentes generaciones y diversos estilos se sucedieron sobre el escenario de la sala Galileo Galilei, desde el gran Micky con sus Colosos del Ritmo hasta Aviador Dro, Def Con Dos, Red House, Caskarräbias o Parachokes, pasando por Inma Serrano, Cristina Narea, Marcela Ferrari, Cecilia Blanco, J. Bulevar, Juanjo Valmorisco (PVP), Carlos Segarra (Los Rebeldes), José Manuel Casañ (Seguridad Social) y un largo etcétera. Hubo reuniones singulares como la de Pepe Bao y Judith Mateo haciendo un explosivo “Highway to Hell” o la de Geny Galo y Candy Caramelo revisando el “Elvis está vivo“, y momentos emocionantes como el de Carlos Vega cantando “El sitio de mi recreo” con fotos de su hermano Antonio proyectándose detrás.

Porque, por supuesto, en un homenaje a Domin y a su carrera no podían faltar sus fotos, que durante toda la noche se fueron sucediendo como fondo visual de las actuaciones – el fondo sonoro, para los artistas que venían solos, lo iba poniendo la fantástica banda base formada por Kacho Casal (batería) y Carlos Guardado (bajo) de Burning, junto a Lorenzo Azcona con el saxo, Basilio Martí a los teclados y la guitarra de Osvi Grecco. Todo un lujo. 

Para cerrar, la actuación de Sinvergüenza, una banda formada por iniciativa del propio Domingo con veteranos músicos de distintas formaciones, que se encargaron de pedir los últimos aplausos para el protagonista de la noche. Una velada entre amigos que fue tan entrañable como irrepetible. No merecía menos Domin, un tipo currante y humilde que no solo conoce como pocos el oficio sino que nos enseña a los demás a respetarlo y amarlo, echando una mano siempre que puede a quien lo necesite. 

Enhorabuena, y gracias por habernos hecho oír música a través de tus fotos durante estos 40 años, Domingo. Brindamos contigo por otros cuarenta. ¡Rock & Roll!

PD: Os dejamos un amplio resumen de la noche, cortesía de Bene Sotos (El Coyote):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.