BARRICADA

Triunfaron con su coleccion de exitos

Una vez mas, Barricada volvian a Bilbao, esta vez en plenas fiestas. Los navarros son un valor seguro alla por donde van, pero, si cabe, por estas tierras gozan de un status especial. No en vano, son la banda sonora de toda una generacion y de toda una epoca. Lo primero que llamaba la atencion eran los teloneros, Ken Zazpi, el principal referente de pop en euskera, y un grupo con mucho tiron entre los adolescentes. Pero bueno, lo que en cualquier otro lugar supondria un desastre juntar, por ejemplo, a Travis con Rosendo, aqui nos tomamos el cafe con leche tan contentos. Ken Zazpi sonaron muy profesionales, como siempre. Un espectaculo suave y correcto, en el que todo el peso recae sobre el cantante Enaut Elorrieta. Es el centro de atencion, y cautiva con su voz, dulce y poderosa. Por suerte, ademas, no se excede en saltitos ni corre de aqui para alla, intentando llenar el escenario, como les ocurre a otros artistas, Chris Martin de Coldplay, sin ir mas lejos. En el concierto no faltaron sus temas insignia como Zapalduen olerkia, Ilargia o la mas reciente Noizbait, que hicieron las delicias de un publico entregado y con ganas de fiesta. Al terminar Ken Zazpi no habia tiempo que perder, y Barricada saltaron al escenario a hacer lo que mejor saben. Sono la musiquilla de circo para abrir La hora del carnaval, que se esta convirtiendo en un clasico. Estos chicos son de los que van al grano, y a sabiendas de que no podian estirar el concierto, comenzaron a hilar un exito tras otro, sin apenas parar. Y es que no resulta nada dificil para un grupo como Barricada, tan sobrado de temazos. Esta es una noche de rockanrol, Bahia de Pasaia, Rojo, Lentejuelas, Ocupacion, Todos mirando, Animal caliente, Contra la pared, Esta noche no es para andar por esas calles, Oveja negra o No hay tregua sonaron contundentes, sencillas y directas, y es que son canciones que por si solas pueden dar sentido a un concierto. Los de La Chantrea barrio conflictivo se sacaron de la manga un concierto de festival, de esos que llega a todo el mundo pero que no suele llenar del todo a los mas fans, que siempre esperan encontrarse una cancion inesperada que diferencie ese concierto del resto. Pero esta vez no era la ocasion, fue un directo de sota, caballo y rey, eso si, de oros como poco. Un concierto breve pero de los que deja buen sabor. Al fin y al cabo, la noche de rockanrol continuaba en Bilbao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.