METROROCK 2008

15000 personas apoyan una programacion eclectica

Uno de los festivales damnificados ante la masiva propuesta veraniega ha sido el Metrorock. Decimos lo de damnificado porque ha tenido que cambiar las fechas para llevarlo a mediados de septiembre, como colofon veraniego, y para muchos jovenes, como fiesta fin de examenes. Ademas, estrenaba ubicacion, en los campos de Rugby de la Ciudad Universitaria madrilena y mezclaba a partes iguales propuestas mediaticas del pop-rock en espanol Calamaro, Melendi, Elbicho, Los Delinquentes, Siniestro Total con las bandas electronicas del escenario que conmemoraba el veinticinco aniversario del sello PIAS Stereo MCs, The Whip, Alexander Kowalski, Felix Da Housecat. Para resumir, una edicion a priori muy extrana, pero que conto con un amplio respaldo de publico, rondando las quince mil personas, que se agolparon mayoritariamente en el escenario grande, sobretodo con Andres Calamaro, gran triunfador de esta edicion. La tarde-noche tuvo muy buen tiempo y eso animo a que la gente empezara pronto la fiesta. Nosotros nos unimos cerca de las seis, cuando subian al area PiAS los murcianos SECOND, que dispusieron de media hora para intentar animar a los que se acercaron a las primeras filas, con el sol aun dando de lleno en sus cabezas. La verdad es que se lo curraron y sin llegar a resultar sobresalientes si que lograron ofrecer algun tema notable. En el escenario Metrorock se empezo a acumular un retraso cercano a la media hora que nos rompio un poco los esquemas que traiamos de antemano, escuchamos algo de EL TiO CALAMBRES, pero no nos dijo mucho, asi que seguimos en el area PiAS para ver a THE WHIP, un grupo de Manchester que seguramente de mucho que hablar en los proximos meses. Con una mezcla de electronica y rock bailable, desde luego hicieron que la gente saltara a una hora atipica las siete de la tarde. Con temazos como Blackout o Divebomb, pero sobre todo el grandioso Trash, con el que cerraron su concierto, se mostraron como la revelacion del festival. Vuelven en diciembre a la capital 16, Sala Caracol. Poco podemos decir de ELBICHO, salvo que parece que la gente lo disfruto, a tenor de la aglomeracion de publico, y que en ningun caso es un artista de nuestra predileccion. Es evidente que tiene su publico, pero desde luego no es nuestro negociado. DORIAN fueron los siguientes en aparecer por el segundo escenario, que poco a poco fue cogiendo color. Es cierto que es un grupo que se odia o se ama, sobre todo por la figura de su cantante Mark, pero tratando de ser justos, hicieron un concierto correcto con temas como El futuro no es de nadie, A cualquier otra parte o Te echamos de menos. Mucho mas divertidos y entretenidos posiblemente los que mas en toda la noche resultaron SINIESTRO TOTAL. Sustentados en una bateria de clasicos incontestables Mi chica Boomerang, Ay, Dolores, Camino de la cama, Bailare sobre tu tumba, Mina terra galega y Cuanta puta y yo que viejo entre otras y una actitud acida provocadora de su lider Julian Hernandez impagables varios de sus monologos entre tema y tema superaron algun que otro problema de sonido para dar una sesion de rock de vieja escuela. El punto algido del area PiAS lo pusieron STEREO MCS. Los ingleses demostraron ser un valor seguro en directo y al ritmo que marcaba su cantante Rob B., bien secundado por dos coristas hubieran logrado resucitar a un muerto. Connected, Deep, Down And Dirty, City Lights o Step It Up fueron algunos de los clasicos que sonaron junto a temas de su reciente disco, Double Bubble y que hicieron de la hora de actuacion uno de los puntos algidos del festival. En cuanto a MELENDIpues nada, que se ha quitado las rastas, pero sin ellas, su musica suena igual de insulsa. Preferimos ocupar el tiempo en descansar en la comoda zona chill-out a la espera del artista mas esperado de la noche. ANDReS CALAMARO regresaba a Madrid, una de sus ciudades mas queridas, embarcado en la gira de presentacion de La lengua popular y que tenia en la capital su penultima parada por la peninsula. Fue el concierto que mayor numero de gente congrego, haciendo justicia a su condicion de cabeza de cartel y el artista le dio a la gente lo que pedia, un concierto de dos horas con lo mejor de su discografia en solitario y varias perlas de Los Rodriguez. Comenzo con El Salmon y termino con la inevitable Paloma. Entre medias hubo tiempo para A los Ojos, Estadio Azteca, invitar a Jaime Urrutia a cantar Te quiero igual y Cuatro rosas, Loco,Corte de huracan, El dia de la mujer mundial con un trozo de I Shot The Sheriff y un final perfecto con Flaca y Alta Suciedad. No esperaba que se prodigara en bises por aquello de estar en un festival, pero esta claro que el se lo tomo como un concierto mas de su gira y disfrutamos de lo lindo con Sin documentos, Canal 69 y la ya mencionada Paloma. La comparacion futbolistica del titular de esta cronica es una descripcion perfecta de lo vivido. Sobresaliente. Tan buen sabor de boca nos dejo, que ni quisimos esperar a Los Delinquentes, ni dejarnos caer por la electronica que ofrecieron Feliz Da Housecat y Two Pias Djs como fin de fiesta. En resumen, un festival con buenas actuaciones, con una organizacion aceptable aunque los mayores puntos negros fueron los pocos puntos de compra de tickets de comida y bebida que originaron interminables colas y en un recinto y unas fechas, que tal vez sean las mejores para la subsistencia de un festival que aun debe definir que tipo de propuesta musical quiere ofrecer para no dar los vaivenes que han regido los ultimos años. Adios, verano. Hola, otono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.