MATTHEW HERBERT BIG BAND

Brillante concierto del mago de los ruidos

El domingo, la Matthew Herbert Big Band ofreció el concierto que cerro su gira española presentando su ultimo disco Theres Me and Theres You. Un disco que quiere reflexionar sobre el poder, ha sido grabado en parte en el British Museum y entre otros muchos ruidos surgidos de la prominente frente del Mago, aparecen 100 personas diciendo si, un tanque de gasolina, 70 condones arrastrados por el suelo, una cerilla encendida contra las Casas del Parlamento, un clavo que se clava sobre un ataúd o 100 tarjetas de crédito cortadas por la mitad y como demonios se lleva esto a un escenario.
Pues el domingo, los que asistimos a La Riviera tres cuartos de la sala, mas o menos lo vimos. Acompañado por la Big Band. 4 trompetas, 4 trombones, 5 saxos, un piano, un contrabajo, una batería un director de orquesta y la rotunda presencia de Eska, al mas fiel estilo de gran cantante negra de jazz, con un impresionante chorro de voz para dejar sin palabras, ni respiración, que desbordo simpatía y buen rollo durante todo el concierto, apareció a la izquierda del escenario, casi desapercibido, el laboratorio sonoro de Matthew. un montón de maquinitas a las que solo este genio, este mago del ruido, es capaz de arrancar los sonidos precisos, en el momento adecuado, para acompañar a la banda de jazz que se atreve a experimentar junto a Herbert en cada concierto. Como buen concierto de presentación de su ultimo disco, tocaron prácticamente todos sus temas, comenzando por The Story, Breathe y su ‘Stop, think about it’, que tan bien representaron sobre el escenario. Pero el concierto del domingo no fue una simple reproduccion de los temas del ultimo disco, sino mas bien una autentica transformación, en la que utilizo ruidos y sonidos grabados en directo durante el concierto, que mas tarde el Genio reprodujo en distintos momentos. el publico gritando MatthewMatthew, pedazos de las canciones interpretadas por Eska, constantemente sampleada y repetida, hay que servir para eso, o algunos aplausos, pasaron a formar parte del archivo de ruidos del Maestro. Y por supuesto, la puesta en escena, haciendo referencia a los créditos de promoción del disco. Matthew mostró una singular corbata hecha con un recorte de periodico y Eska unas graciosas alas de ángel del mismo material. Ambos tocaron una canción cubiertos por un saco de tela negra, rompieron el periódico ABC en pedacitos, acto al que se unio toda la banda, a la que se vio disfrutar y divertirse durante todo el concierto, jugando con condones hinchados como globos o lanzándose trocitos de periódico durante todo el concierto. El segundo bis fue especialmente emotivo, con Matthew Herbert agradeciendo al publico estar al otro lado y escuchar su música. Mas experimental y con tiempo para el cacharreo en algunos temas y reproduciendo otros, de manera casi fiel, el concierto del domingo fue como asomarse a un gran laboratorio sonoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.