LA JR

Los gijonenses confirman con su directo que son una de las bandas mas interesantes del pais

En casi todo lo que se ha escrito sobre La Jr se puede leer la palabra inclasificable. Efectivamente lo son, aunque verlos tocar debajo del neon de Jazz Circulo resulte bastante revelador del momento en el que estan ahora mismo. Con su ultimo disco, 17 animales Acuarela, 2008, su discurso se asienta cada vez mas, aunque no sabemos por cuanto tiempo, en la improvisacion y en un free jazz contenido y casi atmosferico. Asociados habitualmente a la escena indie nacional, ellos mismos bromeaban sobre el asunto de las etiquetas cuando Rabel Martinez del Pozo guitarra y voz, ironico, introducia a la banda con la dicotomia de presentarse o no a si mismo. las bandas de jazz no lo hacen, las independientes, si. La actuacion, por su parte, fue a base de largos temas, cuatro en concreto, con amplio desarrollo y una base fundamentalmente instrumental para la ocasion se hacian acompanar de saxo baritono, quedando la voz aparcada casi por completo. La cohesion de la banda es ejemplar y, de alguna forma, a diferencia de otros ejercicios de improvisacion que por momentos podian venir a la cabeza las game pieces de John Zorn o ciertas referencias de Fred Frith, bajo toda las capas y variaciones siempre solia latir el germen de una melodia. Asi, el discurso jazzistico del arranque melodico como punto de partida para la improvisacion, aqui se articulaba precisamente a la inversa, siendo la melodia reconocible, el magnifico Mi a mi del Dos casas Acuarela, 2007, el punto de aterrizaje con el que culminaron el concierto, si exceptuamos el bis de 20 segundos. Mencion especial para Frank Rudow, que dejaba bien claro que es uno de los baterias mas atipicos y llenos de recursos que podamos escuchar por estos lares. En definitiva, un concierto excelente, lleno de buen gusto y una delicadeza ejemplar para combinar el ruido, con pausas y silencios llenos de una intensidad casi masticable. Es una suerte, no solo que exista una banda como esta, sino que cada paso que da para reinventarse sume un acierto a su expediente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.