LEE PERRY AND THE WHITEBELLY RATS

The Upsetter y Chanel N

“Soy un artista, un músico, un mago, un escritor, un cantante; soy todo. Me llamo Lee y vengo de la jungla africana. Soy un hombre que viene de algún otro lugar, pero mi origen es África, trasladado a Jamaica a través de la reencarnación, renacido en Jamaica..”

Así se define Lee ‘Scratch’ Perry o como le llamaban en sus comienzos “Little” Perry, aludiendo a su estatura. Genio y leyenda en vida desde sus grabaciones en el “Black Ark” de Jamaica al que el mismo prendió fuego destruyéndolo por completo como remedio purificador del paso a otra etapa de su intensa vida; así podría liberarse de la tensión y frustración al que estaba sometido en aquella época. Su actual guarida creativa está en Zurich; el “White Ark”; y esta vez Perry lo tiene cerrado con candado, lejos de los “rude boys” como él los llama, es decir, vetado a trepas que le den la chapa.

A sus setenta y tres años, doce toneladas de grabaciones de estudio como compositor, productor, cantante y un sello propio ( “Upsetter Label”), es suyo el trono del reggae y el dub. Muchos sentarían a Marley, pero la historia y las discográficas, siempre capitalistas, le dan la razón a los muertos, es más rentable.

Un lujazo poder disfrutar de Perry, y un lleno absoluto le agradecía su presencia fumando marihuana para que se sintiese como en casa. El paraíso de los olores se terminaba de dibujar con las veinte varillas de incienso que atufaban a las primeras filas y que Perry apagó (cuando se dio cuenta del “blancazo” de algunos) con un frasco de Chanel nº 5, rematando así al personal. Colocón.

Los Whitebelly Rats le acompañaban en su nueva aventura; tres blanquitos (rapados) que a duras penas te hacían vibrar. Perry haciendo casi karaoke-dub, una vez más el Itunes como instrumento y un Perry que no se entendía con nosotros. Un predicador ante una audiencia sorda. Atrás quedan los verdaderos sonidos delirantes y los grandes colaboradores del Upsetter que engrandecían aún mas si cabe, la genialidad de este personaje irrepetible. La disolución de todo lo que el creó convertido en un producto embotellado y sin especial gracia.

Un concierto al que había que asistir para dar calor a quien dio calor.
¿Quién soy yo, humilde mortal, para juzgar a semejante icono? Nos queda muy grande para comprenderlo.

Intro – Inspector G.- Blackboard – Secret Lab- Perry Salad – Kiss Champion – Panic – Pussy Man – Psychiatrist- Roastfish // Pum Pum – Purity Rock – Waap – Devil Dead.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.