THE VEILS – BASIA BULAT

Concierto centrado en su segunda etapa

Finn Andrews es un chaval especial. De casta le viene al galgo, se suele decir. Hijo de Barry Andrews, teclista de los pioneros de la New Wave XTC, lleva la musica en sus venas desde muy joven. Y asi, con apenas diecinueve años fue reclutado por el sello Rouge Trade, y en esas grabo con su banda su primer disco, The Runaway Found, una de las mejores joyas ocultas de lo que va de milenio. Por aquel entonces, visito por primera vez la capital, en noviembre de 2003, abriendo para Suede en un lejano Wintercase. Cuando iban a regresar en su primera gira como cabezas, precisamente en el Moby Dick, la manana del dia programado para su concierto estallaron cuatro bombas que dejaron ciento noventa y dos muertos y cientos de heridos, con la consiguiente suspension del concierto. Meses despues disolvio a su banda para volver con fuerzas renovadas en 2006, con su segundo disco, Nux Vomica, no tan brillante, pero que volvio a presentar como telonero de Ed Harcourt en la sala Caracol. Por fin, con su tercer disco caliente, Sun Gangs, se presentaba como cabeza de gira, y precisamente en la sala que debio verles de esa guisa cinco años atras. Pero efectivamente, las cosas han cambiado mucho en este tiempo. El centro de atencion de THE VEILS es Finn. Lo sabe y lo explota, dejando a sus musicos hacer el trabajo sucio, con el que cumplen. Como podiamos esperar a priori, la actuacion estuvo centrada en sus dos ultimos discos comenzando con la potente Three Sisters y acabando en el bis con la no menos intensa, Nux Vomica. La gente parecio disfrutar mas de las canciones mas antiguas como Advise Young Mothers To Be, Jesus To The Jugular o Calliope, pero tampoco se quedo tibia antes las nuevas, donde destacaron Sit Down By The Fire, The House She Lived In y The Letter. Finn conto con su telonera BASIA BULAT como corista en un par de temas una pena perdernos su corta actuacion, porque la chica tiene una voz muy bonita y se gano al publico pidiendoles tequila y preguntando constantemente si lo estabamos pasando bien. En el primer tema de los bises, Finn salio con su acustica y pregunto al publico peticiones, recibiendo como respuesta temas del The Runaway Found, y aunque comento que es un disco que le trajo muy mala suerte, se arranco con The Tide That Left And Never Came Back, no sin antes tardar minuto y medio en lograr el silencio de la sala. Una pena que no se extendiera parecia con ganas y en la gira ha tocado Lavinia, pero le debieron de decir que habia que terminar pronto mas y que salieran sus companeros para tocar la citada Nux Vomica, que cerro la actuacion que se hizo corta, porque lo fue apenas sesenta y cinco minutos. Son buenos, pero nos quedamos con ganas de mas. Tendra que ser en una proxima ocasion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.