NACHO VEGAS – MARK EITZEL – FRANZ NICOLAY

Vegas incontestable

El festival I Know I´m Just A Singer-Songwriter (But I Like It) nos brindó la oportunidad de escuchar a varios artistas de diversa índole que solo tenían en común el hecho de cantar cuasi desnudos (musicalmente por supuesto) ante la audiencia. Por lo tanto el quid de la cuestión residía en como el talento de los integrantes de la jornada del festival libraría ese enfrentamiento cara a cara.

Pues Franz Nicolay supo, con la única ayuda de su acústica, entretener al personal. El hecho de que sea integrante de una de las bandas amigas del Boss, The Hold Steady, se notó al imprimir un carácter épico a muchas de las composiciones y eso se agradeció bastante.

Luego, acompañado por un piano, Mark Eitzel logro mantener callado al público con un estilo personal y emotivo que llegaba a los presentes muy claramente ya que el susodicho, digamos, se abría las venas en el escenario para ofrecérnoslas. Curioso cuanto menos escuchar a Mr. Eitzel.

Para definir la actuación de Nacho Vegas voy a hacer una cosa que me parece bastante honesta, ya que un servidor ha hablado muchísimas veces de él y de sus conciertos y éste solo se diferenció en otros en el mínimo acompañamiento que llevaba Vegas. Por lo tanto, como yo no soy Cervantes ni ganaré nunca el premio Nobel de literatura me ha pasado una cosa: Se me han acabado los adjetivos. Por ello les voy a intentar explicar lo que me pareció, citando frases que ya escribí en su día sobre este Gigante de la música contemporánea española.

Empezar diciendo lo evidente, “Sencillamente, saber vestir el traje, es decir, dotar del suficiente buen gusto a unas canciones que respetan al público y no lo toman por tonto como hacen otros “cantautores neo –folk” (por favor un respeto al folk que ya somos mayorcitos)”

Para continuar intentando definir su estilo, “El espacio que queda entre emisor y receptor se reduce a veces al hilo de luz que puede desprender una vela en mitad de la noche. Se cuentan con los dedos de una mano aquellos que logran tal hazaña (Dentro de nuestras fronteras no hace falta ni ponerse a contar, sólo hay dos: Corcobado y él”.

“El estatismo que ejerce Nacho Vegas en el escenario no constituye ningún problema pues como cualquier contador de historias él se reduce a un segundo plano, lo importante aquí es lo que se cuenta no el que lo cuenta”.

“Aunque llegue a hablar la mayoría de las veces en primera persona, esa humildad aparece en forma de desnudez casi obscena narrándonos con todo lujo de detalles que tan cerca se está de tocar el cielo como el infierno”.

Para acabar expresando lo mismo, “Nuevos planes, idénticas estrategias” se erigió como himno y para sorpresa de un servidor fue tocada “Miss Carrusel”, la versión de Townes Van Zandt. Sólo puedo decir que si gracias a esa versión un Indie se mete en Google y pone el nombre de Townes Van Zandt, sólo por eso, Nacho Vegas ya merece ser considerado como un grande”.

Sencillamente, si a uno se le acaban los calificativos positivos para describir a alguien, es que estamos ante una figura clave dentro de la tradición musical española. Sin comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.