MUSE

Los ingleses nunca defraudan

Palau Sant Jordi, dia M, hora M. Tras el cambio de recinto y de fecha, por fin habia llegado el momento. Aparte de volver a ver por enesima vez a Matthew Bellamy y compania, en esta ocasion, el principal aliciente era escuchar la ejecucion de The Resistance, el ultimo trabajo de Muse, en directo. Estaba claro que no iban a tocar obras maestras como Showbiz, Citizen Erased, Bliss o Butterflies Hurricanes, lo cual indica que, con cinco discos publicados, ya estan muy sobrados de repertorio y tienen que ir dejandose joyas en el tintero. Imagenes de escaleras, gente cayendose, tension, hasta que, al desaparecer el telon, se pudo ver al trio britanico en mitad de unas columnas gigantes y cuadradas. Una escenografia original que supuso el primer impacto de la noche. Uprising sirvio para comenzar a lo bruto, pegando el primer punetazo. Resistance demostro ser una cancion que gana en directo, con Dominic Howard luciendose a la bateria, y que, por otra parte, su ultimo disco es mejor de lo que se pueda valorar en una primera escucha. El publico estallo con un clasico, New Born, mientras se proyectaban luces laser de color verde. Aprovechando el subidon, continuaron con Map Of The Problematique y Supermassive Black Hole, buscando la sensibilidad ritmica y el lado mas bailongo del publico. Por su parte, MK Ultra remato este inicio arrollador, convirtiendose en un temazo con mayusculas que funciona ante las masas y que guarda la esencia mas pura de Muse. Tras Hysteria, cientos de caras se fundieron en el logo de Muse, mientras cantante, bateria y bajo se elevaban en sus respectivas plataformas para comenzar United States Of Eurasia. Matt por su parte, tocaba un piano muy curioso, en cuya tapa se encendian unas luces al ritmo de las teclas. Guiding Light y Undisclosed Desires, por su parte, fueron el unico momento flojo de la noche. Tal vez algo necesario para comprender, asimilar y valorar en su justa medida la gran primera parte del concierto. El publico volvio a despertar con Starlight y la emocionante Plug In Baby, sin duda el tema mas emblematico de la banda inglesa. Se despidieron con un final canero en Unnatural Selection, y volvieron a tocar los bises comenzando con Exogenesis. Symphony, Part 1. Overture, una cancion totalmente hipnotizadora. Con un publico entregado, interpretaron la epica y excelente Knights of Cydonia, como no podia ser de otra manera, poniendo un certero punto final a la noche. Muse es uno de esos grupos que no falla en directo, y lo volvieron a demostrar. No necesitan saltar por el escenario para llenarlo, ni necesitan mostrarse cercanos, ni tienen que recurrir a los tipicos recursos para ganarse al publico del manual para grandes conciertos. Sus geniales interpretaciones son su sello de identidad, y con eso les basta y les sobra, tal y como lo vimos en Barcelona, en una mas de sus innumerables lecciones de rock. Setlist. Uprising , Resistance , New Born , Map Of The Problematique , Supermassive Black Hole , MK Ultra , Interlude , Hysteria , Drum – Bass solo , United States Of Eurasia , Feeling Good , Guiding Light , Undisclosed Desires , Starlight , Plug In Baby , Time Is Running Out , Unnatural Selection , Bises. Exogenesis. Symphony, Part 1. Overture , Stockholm Syndrome , The Man With the Harmonica , Knights of Cydonia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.