THE BLACK LIPS WAU Y LOS ARRRGHS

Oleada de entusiasmo en el dancefloor

Respetablemente puntuales y con medio aforo en la sala arrancaron Wau y los Arrrghs Dentro del panorama iberico, aciago en lo musical genericamente y anodino dentro de aquello del garaje, el grupo de Juan Wau supone algo que no diremos que es aire fresco pero si un nuevo aliento, sucio, resacoso, un poco mefitico y por momentos sangriento, si quieren, pero plenamente disfrutable en definitiva. Con dos trabajos ya en el mercado y un publico fiel a sus pies tenian el pasado jueves una mision mas compleja de lo aparente. Su publico y el de los Black Lips, pese a que pareceria lo natural, no estan tan cercanos como deberian, esperemos estar en proceso de correccion. Juanito Wau es una bestia parda del escenario y sus aledanos, desde el inicio se convulsiona como victima de una corea, entre espasmos lanza las gafas donde Cristo pego las tres voces y, que sepamos, ya no las recupera, salta, invade la platea, se arrastra, se golpea hasta que rompe la sangre atrezzo suponemos y deseamos pero no solo es eso. La banda es solvente con creces, las canciones son mas que buenas, tomando el camino de en medio entre canciones propias y excelentes versiones. Con toda la actitud sonaron Its great, La cueva, Piedras, Copa, raya, paliza o su version del Demolicion de Los Saicos que conto con la aparicion estelar del mismisimo Erwin Flores al que Juanito cedio el ensangrentado micro para pasar a saltar sin control entre las primeras filas del publico. Oigan, estuvo muy bien. Con el publico convencido de antebrazo y bien caldeado, los Black Lips solo podian arrasar y eso hicieron. Los de Atlanta tiraron, pese a su juventud, de repertorio pese a que teoricamente la visita era para presentar su ultimo disco, 200 million thousand. En poquito mas de una hora y cuarto despacharon el asunto y, creanme, asi es como deben ser las cosas. Existe una evidente equivocacion entre critica y publico acerca de la duracion de los conciertos, senores, hay que evitar como la peste el minimo riesgo de caer en el abrasamiento. Les decia que la presentacion de su ultimo disco quedo un tanto sepultada por la recuperacion de temas de mas solera como O Katrina, Dirty hands, Sea of blasphemy o Time of the scab, para deleite del respetable. Eso no nos tiene que hacer olvidar que su ultimo disco es de excelsior. No habra sido por su Indian tour, mas bien por haber escuchado con insistencia a The Brian Jonestown Massacre, que en su ultimo trabajo los ecos neopsicodelicos han cobrado un peso mayor para nuestro placer. Las criticas les han achacado una perdida de ira juvenil en beneficio de algo mas cerebral sea lo que sea eso. Mejor. Quiero decir, los de Atlanta se desenvuelven de maravilla en ese terreno del garage punk adolescente cerraron con Jack The Ripper y Too much monkey business pero el agotamiento de ese terreno llega o llegara, y esa nueva veta abierta puede darles mucho de si, puede llevarles,llevarnos a placenteras fronteras y aventuras psicosensoriales. Dentro de un par de años los criticos diran que ellos decian que este disco no era una obra menor, y mentiran. El publico. Esta es una gran noticia, la expectacion generada por los de Atlanta hace tiempo que no se veia, un publico con una media de edad en la veintena ya servidor ni recuerda cuando fue la ultima vez, si los Black Lips han recuperado este entusiasmo por la musica y de entusiasmo habia punados tenemos que estar mas que contentos. Ya saldran los criticos y connoisseurs diciendo que ellos ya los conocian cuando sacaron su primer single y que ahora que se han vendido ya no van a sus conciertos, pueden reirseles en los morros y saltar, disfrutar, volar, lanzar cerveza al aire e invadir el escenario como hicieron. Ustedes tienen razon. Los Black Lips son versatiles en escena, intensos y capaces de hacerte volar, a empujones, a patadas o levitando, que es como nos gustan mas. Subiendo. Hasta el techo del garaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.