FITO Y FITIPALDIS

Que mejor regalo de Navidad

Fito y su grupo han logrado que el rock roll llegue al gran publico. Esto , como es logico, tiene sus detractores, pero no se puede tener ninguna duda de lo conseguido por Fito en los ultimos tiempos. Llenar alli por donde pasa, esta al alcance de muy pocos artistas internacionales, y llenar hasta la bandera el Palacio de Deportes de Madrid tres noches consecutivas es un logro historico. Fito trata de transmitir sus sentimientos, con su musica, y eso lo ha conseguido. Entre el publico no faltaban ni las chavalitas enloquecidas, ni los padres con sus hijos, ni los pijos con jersey rosas, ni por supuesto mas de un rockero,a. No tardo lo mas minimo en meterse al publico en el bolsillo, tras la proyeccion audiovisual, primer tema Antes de que cuente 10, single tarareado y bailado por todo el publico. A partir de aqui lo esperado, exito tras exito, Un buen castigo, Por la boca vive el pez, Me equivocaria otra vez, Quiero beber hasta perder el control, Puerta cerrada, y muchos mas, dejando para el final Abrazado a la tristeza, Soldadito marinero, Corazon oxidado, y Que necesario es el Rock n Roll. Un set list muy completo, con momentos tiernos mezclados con su vena mas rockera, que al fin y al cabo es la que hace que los asistentes brinquen como locos. Se echo de menos alguna version de los ya miticos Platero, al igual que un poco mas de improvisacion, como hacia en los primeros tiempos de Fitipaldis, pero por lo menos tuvimos Deltoya de los Extremo, que para los mas mayorcetes siempre es una gozada. Pero Fito no seria lo que es, si no fuera por los grandes musicos que le acompanan sobre las tablas. Con un Carlos Raya sobresaliente, por encima de todos, brutal. Se encuentra en un estado de forma que ni Messi en el Barca. Tomando el protagonismo siempre que era necesario, dejandonos unos riffs brutales. Y que decir del montaje en general, escenario brutal, como el que lleva cualquier grupo internacional, o incluso mejor. Todas las canciones acompanadas por proyecciones en pantallas, juegos de luces, . Y sobre todo, por muy buena musica, que al fin y al cabo es lo importante. Fito nos regalo mas de 2 horitas y media de musica, algo que ya muy poca gente hace. Y esta claro que para el Madrid es especial, si la ultima gira la terminaba en este mismo recinto, esta vez Fito y Madrid volvieron a juntarse para ser esos amantes que se ven cada cierto tiempo, y siempre se lo pasan bien y descubren cosas nuevas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.