U.F.O. – THE BULLETMONKS

Siguen vivos, pese a todo y lo demuestran en Barcelona

Aun a fuerza de que la expresion este muy manida, no puedo evitar usarla. en el marco incomparable de la sala Apolo, cuna y estandarte historico de lo que fue la noche barcelonesa, se reunio la fiel horda de fieles valga la redundancia de esa atipica banda que a todos nos gusta tanto. Valga decir que el guateque comenzo con unos esforzados BULLETMONKS, una banda alemana de reciente creacion que a decir verdad sonaba bastante bien. Con la casi una hora de que dispusieron arrancaron aplausos con mas de un tema, que es bastante para una banda telonera. Estan bastante bien, una banda simpatica. Para el plato fuerte la sala aumento en densidad de poblacion, aunque la cosa quedo lejos del aforo maximo. Con un sonido muy bueno, a la diez menos cuarto comenzaron los UFO con Saving me, de The visitor 2009, su ultimo trabajo, seguida de la excelente When daylight goes to town, del excelente album You are here 2004, ambas composiciones de la epoca Vinnie Moore. Siguieron tres numeros ya del esperado repertorio del directo Strangers in the night 1979, hace treinta años. Mother Mary, Im a loser y This kids, que hicieron entrar en calor a los que aun no lo habian hecho. Tras un inesperado Cherry del album Obsession de 1978 y la brillante Baby blue del album You are here, los pocos que no se habian entregado ya del todo lo hicieron con la siempre garantizada Only you can rock me. Pasado el ecuador del concierto, tras Aint no baby del album Obsession, la banda se concentro en el contenido del album Strangers in the night, como ya esperabamos todos. Love to love siempre maravillosa, Lights out de lo mejor de la noche y Too hot to handle. Aqui PHIL MOGG anuncio un cambio en el setlist, de forma que encadenaron Doctor doctor y Shoot shoot, con el consiguiente delirio de la concurrencia. Terminado el concierto, salieron a los bises con Rock bottom, que consistio en el esperado divertimento entre VINNIE MOORE y PAUL RAYMOND, que alargaron el tema hasta los trece minutos y pico con el intensisimo solo que todos queriamos escuchar. El que suscribe, personalmente, solo echo en falta Self-made man, el primer tema del album Walk on water 1995, que creo que es una de las mas brillantes composiciones de la banda. El balance es francamente positivo. el recuerdo que tenia de PHIL MOGG de su pasada visita de 1996 es de una voz mucho mas gastada, me gusto mas de lo que esperaba. ANDY PARKER a la bateria no me parece mejor que el JASON BONHAM que paso por la banda en los noventa, pero es miembro fundador de la banda y eso siempre es un punto a favor. En el bajo, BARRY SPARKS sustituye con correccion al bajista fundador de la banda, pero hay que decir que se echan de menos las posturitas y el carisma de PETE WAY, apartado momentaneamente de la formacion a causa de una enfermedad hepatica. De PAUL RAYMOND no se puede decir mas que parece que sea la mitad de la banda, hay que ver lo imprescindible que es este musico para el sonido de UFO, en teclados y guitarras. Y respecto a VINNIE MOORE, en honor a la verdad hay que decir que es una bendicion que sea el quien esta ahi, sobre todo viendo que las alternativas previas que sufrimos en la decada de los ochenta CHAPMAN, CARTER, ATOMIC TOMMY M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.