TANGERINE DREAM

Puristas de su propio sonido personal 40 años despues

El que va a ver a una banda historica de estas y no siente al entrar un cosquilleo en la boca del estomago debe estar muerto, sobre todo si no la has visto actuar nunca. Es un momento magico. cuando tenias quince años habrias matado por verlos actuar y jamas pasaban a menos de ochocientos kilometros de tu casa, y ahora tienes la oportunidad dorada. En ese momento, te dice un aguafiestas que no queda casi nadie de los originales y que los que quedan tienen alzheimer y artritis en los dedos y respondes, resumiendo veinticinco años de espera. me da igual, nen, tengo que ir. Es cierto tambien que, tema sentimental aparte, estos conciertos suelen decepcionar, puesto que los miembros no suelen estar a la altura que tuvieron en su dia. Pero a mi me daba igual, tenia que ir. Asi y todo, el tema tenia truco. como ya sabra la mayoria de los lectores, y al que no lo sepa ya se lo digo yo, TANGERINE DREAM es una de esas bandas que a principios de los 70 decidio que el adjetivo progresivo debia aplicarse a un sonido de conjunto que recrease un estado de animo a base de largas piezas instrumentales creadas ante todo con sintetizadores, donde el virtuosismo individual y el de conjunto casi siempre quedaba supeditado al sonido de bloque de los temas aqui, y para complementar la influencia de este tipo de musica en la mente humana, se podria incluir un canto alegorico a la politoxicomania, pero yo no lo voy a hacer, evidentemente. Asi, y aunque en alguna entrevista alguno de sus miembros reniega de la denominacion musica electronica, yo diria sin tapujos que de eso es exactamente de lo que ha sido TANGERINE DREAM un grupo franquicia. O sea, unas cuantas personas que actuan sentadas ante unas baterias de sintetizadores moviendose cero o como mucho, cero coma. La noche prometia. actuando en esas condiciones te da igual lo viejos que sean Al final la cosa no fue asi, sino que fue mejor. Los miembros permanentes de la banda son dos. THORSTEN QUAESCHNING a los teclados, que pasa por ser una bestia del sonido digital este que se lleva ahora en la banda desde 2005, y el alma mater de la banda, un envejecidisimo y flaco EDGAR FROESE, a los teclados y esporadicas guitarras unico miembro fundador en activo. A base de pregrabaciones ya podrian actuar ellos solos, pero menos mal que premian a la audiencia con la presencia de BERNHARD BEIBL a las guitarras y violin y las bellisimas IRIS CAMAA a la percusion y LINDA SPA en los saxos, flauta y teclados. Destacable el traje de reina del sado de esta ultima. Madre de dios. La primera parte del concierto fue, creo, una mirada al pasado de la banda, con reminiscencias Zeit 1972, Phaedra 1974 o Stratosfear 1976, todo ello completamente actualizado. El sonido era brillante sin ser impecable, y lo que en su dia eran Moogs y otros sintetizadores monofonicos hoy son ordenadores y sintetizadores digitales. Incluso el panel con mil controles hoy era una pantalla de un simulador. Durante todo el concierto se proyectaron videos e imagenes en una gran pantalla, haciendo referencia a aspectos industriales de la vida, tala indiscriminada de bosques, multitudes urbanas, fuerzas naturales o viajes espaciales, por ejemplo. Ademas, el show de luces fue sensacional cosa que efectivamente, se esperaba. La segunda parte quizas fue un poco mas lenta, y de cara al final la cosa se acelero sensiblemente. Durante todo el concierto, IRIS CAMAA descargo su energia moderadamente, es decir que no se alejo de los ritmos que exigia la musica en si, aunque ya le daban suficiente trabajo. THORSTEN QUAESCHNING no se movio de su sitio, y BERNHARD BEIBL se dedico a rellenar con la guitarra, con las excepciones de los solos de violin o de guitarra espanola, y sobre todo los tres o cuatro solos de guitarra electrica, que ya los quisiera para si algun virtuoso de esos que corren pos ahi. En los bises, EDGAR FROESE tambien se colgo una guitarra y obsequio a la audiencia con un solo que, despues de todo, no estuvo mal. Luego llego el grand finale, donde LINDA SPA dejo su sello personal con la flauta travesera, porque durante la velada habia quedado patente que es capaz de mucho mas. En definitiva, una banda con pinta de banda que nos obsequio con dos horas cincuenta y cinco de autentico espectaculo TANGERINE DREAM, durante los cuales, como ya se veia venir, nadie se exhibio trajecitos ya citados aparte. luces tremendas, videos, musica compacta de esa de los setenta. Que bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.