ENTREVISTA NIÑOS MUTANTES

Unos clásicos del indie nacional

Unos minutos antes del pistoletazo de salida de la gira de presentación de ‘Las noches de insomnio’ (tal cual, una larga prueba de sonido nos dejó el tiempo justo para esta entrevista) JACKSTER cazó a lazo a ANDRÉS LÓPEZ, guitarra y miembro fijo de la banda en sus dos últimos discos, para que nos pusiera al día en el universo de NIÑOS MUTANTES y nos hablara sobre su recién publicado último trabajo. Este fue el resultado.

‘Las Noches de insomnio’ es el primer disco fuera de Astro, y además también el primero es que hacéis las funciones de producción vosotros mismos. Muchos cambios a estas alturas de la película, ¿no?

Lo de Astro era una relación muy larga, de toda la vida, y la decisión del cambio ha ido fraguándose poco a poco. A Roberto Niciesa le debemos todo, pero las cosas se fueron deteriorando a nivel profesional. De hecho él ha tirado por otros derroteros y a nosotros nos apetecía mucho hacer esto. Nos apetecía mucho formar parte de la producción ya que en este disco teníamos ganas de que desde la primera nota que diéramos hasta que la persona tiene el disco en sus manos toda la responsabilidad fuera nuestra. Cualquier letra que esté mal puesta en el disco es cosa nuestra.

La portada, también tiene círculos y niños como el primer disco. ¿Es un guiño al pasado o surgió así por la diseñadora?

Ha salido así la portada y también la música. Hemos vuelto a recuperar los inicios, aunque no de una manera consciente.

El disco os ha salido algo más reflexivo, que no maduro, que el anterior. ‘Todo es el momento’ era un poco más alegre, y este parece un poco más introspectivo. ¿Es correcta esta apreciación?

Las letras en el otro eran muy crudas aunque instrumentalmente sonaban más divertidas. Este es mucho más reflexivo, por las cosas que hemos vivido, sobre todo Alberto que es el letrista. En realidad todo el mundo nos lo dice que ha salido de la manera que comentas. Un disco cuando lo pares es como un niño, por mucho que tengas ecografías en 3D y le veas en foto, hasta que no nace no lo ves en realidad.

De hecho habéis introducido nuevos sonidos como en “Las chicas en bikini” con las trompetas o en “Días complicados”, introduciendo frases de la película ‘La muerte tenía un precio’.

Todo ha sido fruto de la grabación, no estaba nada premeditado. “Las chicas en bikini” fue la última que se compuso. Había canciones que tenían un año y en ese periodo de tiempo escuchas cosas diferentes que te acaban influenciando. Cuando ya teníamos el disco casi terminado hecho, últimamente estábamos oyendo mucho a Calexico, porque el técnico de sonido que teníamos, venía de Tucson de grabar con Amparanoia y nos puso a todos la cabeza como un bombo. Obviamente cuando ya lo teníamos todo grabado nos dimos cuenta de que le pegaban unas trompetas.

En cuanto a “Días complicados” nos salió la vena del Western, porque me compré un ukelele pequeñito y lo metimos. Suena un poco a taberna de Almería. Como había una parte muy larga de desarrollo instrumental le pedimos al batería de 091, Tacho, que está metido en el mundo del cine, que nos buscara una frase que pegara, y la verdad es que ha quedado muy bien el trabajo realizado en postproducción.

El disco, con ese regreso al pasado que has comentado, es curiosamente el menos deudor de ese pasado. En el momento actual de la música, en el que el pasado parece que es el presente, vosotros miráis de cara al futuro.

Hemos aprendido a tocar, básicamente (risas). A todo el mundo le esta recordando el disco al gamberrismo de los orígenes porque ha sido muy cruda la grabación, todo en directo. No podemos hacer lo mismo que en el primer disco porque eso sería horroroso. Recogemos lo mejor de aquello, pero mirando al futuro con la idea de desarrollar otros caminos en los que no nos hemos metido hasta ahora como el uso del ukelele o del piano.

“Las noches de insomnio”, la canción, me recuerda mucho al “Promises” de The Cranberries ¿os habíais dado cuenta?

La verdad es que no ha sido premeditado, pero no eres el primero que nos lo dices, por lo que cuando gente de diversa procedencia te comenta lo mismo, es que es así.

“Quiéreme como soy”, con la introducción de los teclados le da una onda muy bailable como una extensión de “Te favorece tanto estar callada”, de vuestro anterior disco.

En esa canción y en “Los segundos”, la que cierra el disco, nos metimos en el estudio con las ideas claras, pero nos dimos un mes de descanso para no sabernos las canciones de pies a cabeza, y allí decidimos lo de meterle el sintetizador.

Juan Alberto tenía envidia de Nani y Miguel y ha escrito su nana particular, “Mi niño no quiere dormir”, porque en el anterior disco había canciones sobre sus hijos.

No sólo esa, “Mar y cielo” también lo es. Es lógico, antes le tocó a Daniela, a Miguelito y Marcelo tener sus canciones y cuando venga el mío, ya veré por donde me sale la vena compositora.

Después de todo este tiempo, habéis hecho casi de todo, seis discos, singles, ep’s, disco de versiones ¿no os habéis planteado grabar un disco o DVD en directo, que es uno de vuestros puntos fuertes?

Nos gustaría hacer algo de rarezas en dvd, pero un disco en directo a parte de que nos impone respeto, siempre nos ha sonado un poco a concierto de despedida como los de Nacha Pop, Los Enemigos, etc. No lo descartamos pero nos sigue motivando más la idea de meternos en el estudio y grabar nuevas canciones.

Hablando de lo del directo de momento sólo tenéis nueve fechas anunciadas, siete propias y un par de festivales. Venís de la anterior gira de un año y medio con cincuenta conciertos ¿Os lo vais a tomar con más calma o habrá más actuaciones?

Esperamos que haya más, pero nos lo hemos planteado de manera diferente. La anterior gira fue como descargar la artillería pesada, nos apetecía y nos vino bien, pero también tuvimos la sensación de quemar algunos cartuchos innecesariamente. Sabemos dónde funciona bien la cosa y no queremos volver a meternos la paliza. Hemos estructurado la gira en cuatro zonas geográficas en donde hay demanda y haremos ciudades cerca entre sí. Hay lugares que no tendrán sitio en esta gira.

Hablando de la gira, ¿tenéis la idea de recuperar canciones que ya no tocáis tanto o sólo con todo lo que se os queda fuera de las que todo el mundo quiere oír es complicado preparar un repertorio?

Es complicado, porque a parte de todas las canciones de los siete discos somos cuatro cabezas de centollo y cada uno tiene sus preferencias. En la gira anterior teníamos en el repertorio con varias canciones antiguas, quizás “las de siempre”. Para esta gira hemos recuperado canciones del primer disco no tan evidentes y habrá quien nos tire de la oreja por los temas que se nos queden fuera. Hay singles que no vamos a tocar, porque necesitaríamos tres horas de concierto. Cada actuación es un espectáculo con muchísimas variantes. Nosotros mismos a la hora de quitar canciones nos pasa algo parecido, pero es no es sólo para nuestros fans, sino para que también disfrutemos nosotros y no nos repitamos constantemente.

¿Tenéis nervios en cada arranque de gira o la veteranía en esto es un grado?

Es lo que te decía antes, cuando tienes un niño te da miedo sacarlo la primera vez a la gente y ver lo que dicen aunque cuando grabas el disco también quieres enseñarlo, ya que le debemos todo a los fans, y aquí en Madrid tenemos el cuartel general, pero vamos los nervios siempre están ahí.

Mucha suerte y gracias por tu tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.