KISS – IMPERIAL STATE ELECTRIC

Fiesta del rock en Madrid

Pues si, trece años han transcurrido desde la ultima visita de Kiss a la capital. El primer digito en el casillero de mi edad tenia dos numeros menos. Alli consegui la primera pua la de Paul Stanley de mi coleccion. Eran otros tiempos e incluso otra banda con Peter Criss y Ace Frehley, pero las sensaciones siguen siendo las mismas. Con las entradas agotadas desde hacia tiempo, en los alrededores del Palacio de los Deportes existia esa sensacion de dia grande. La gente no corrio a entrar en el recinto, quizas porque la apertura de puerta fue madrugadora para un dia de diario o bien porque su unico interes era el de los cabezas de cartel. Una lastima para quien tomara dicha decision ya que se perdio un buen concierto de IMPERIAL STATE ELECTRIC, el nuevo proyecto de Nicke Royale Andersson ex Hellacopters, con un poso de rock clasico, pero sin perder las senas de identidad de su antigua banda. Dispusieron de un buen sonido y del tiempo suficiente como para despachar once canciones, que abrieron con el I Dont Know What I Want de los Rapsberries. Con un primer disco sin editar aun de manera de oficial, dieron un repaso por varios de sus cortes, como A Holiday From My Vacation, Deja Vu, en el que contaron con un vocalista invitado o I Got All Day Long. De todas maneras, el punto algido llego con la aparicion por sorpresa de Dregen Backyard Babies para tocarse un par de temas a la guitarra, Throwing Stones y el Wail Baby, Wail de Little Richard. Hubo magia por unos minutos. Cerraron su set con un Lee Anne que confirmo las buenas sensaciones de toda la actuacion. Y mientras se preparaba el show de la banda mas caliente del mundo, la gente entro en el recinto, que se acabo llenando hasta los topes. A las nueve en punto, y tras un curioso video de presentacion por las pantallas usando el Google Earth para volar desde el espacio exterior hasta el Palacio y el tradicional speaker diciendo aquello de. You Wanted The Best, You Got The Best. The Hottest Band In The World. KISS aparecieron los cuatro musicos subidos en una plataforma. De ella bajaron sus tres hachas, mientras que la bateria de Eric Singer se quedo en las alturas, dando comienzo a la actuacion al ritmo de Modern Day Delilah, el mismo tema que abre Sonic Boom, el disco que da nombre a su gira. Las explosiones y las llamaradas incinales nos acompanarian a ratos durante el resto de la noche. Paul Stanley se erigio rapidamente en el portavoz del grupo, abusando en exceso de cliches hispanos como fraseos de varias canciones entre ellas un imposible Cucurrucucu Paloma y el Guantanamera, juegos de canticos con el publico e introducciones a temas innecesariamente largas. Aun asi, el publico se lo perdono y al acabar el segundo tema, Cold Gin, ya se escucharon los tradicionales Oe, Oe, Oe. El publico, buena parte de ellos convenientemente pintados como la banda, formaba una marea humana en la pista digna de verse desde las alturas. El repertorio tiene ligeras pero importantes variaciones con respecto al que nos presentaron hace dos años en la gira Alive 35 introduciendo otro par de temas nuevos Say Yeah y Im An Animal, que encajaron a la perfeccion entre clasicos de la talla de Firehouse o Deuce. Paul y Gene se repartieron a partes iguales el repertorio de voces, dejando incluso lucimiento a Tommy Thayer en Shock Me que desemboco en un solo de guitarra y bateria y a Eric Singer en Black Diamond, poco antes de los bises. Pudimos disfrutar de temas no tan obvios como Crazy Crazy Nights o Calling Dr. Love para luego rematar la jugada con una coleccion de clasicos a la altura de pocas bandas. El solo de bajo, acompanado del numerito de la sangre y el vuelo en vertical de Gene Simmons, nos condujo a I Love It Loud. Tras esta, Love Gun con pequeno solo de Paul con el clasico riff del Whole Lotta Love, el antes mencionado Black Diamond y la siempre efectiva Detroit Rock City, cerraron la primera hora y media de actuacion. Para los bises una primera sorpresa como fue la de coger los instrumentos acusticos y tomar de nuevo Eric Singer el microfono para cantar Beth, algo inexplicable para muchos y en los que me vino el recuerdo de Peter Criss, lanzando rosas al publico mientras la cantaba con la musica de sus entonces companeros enlatada, hace casi una decada y media. Tras la entrega a Paul de una bandera espanola y el jugueteo con las frases iniciales de Forever, llego uno de los mejores momentos con un Lick It Up pletorico, en el que introdujeron riffs del Wont Get Fooled Again de los Who. Tras el coreo masivo de Shout It Out Loud llego el ultimo gran artificio escenico de la noche, con Paul Stanley volando hasta una plataforma en la mesa de sonido para interpretar I Was Made For Lovin You. El remate final vino con la version del clasico de Argent, God Gave Rock N Roll To You II, con Gene y Paul cantando a medias y la esperada guinda, con el confeti llenado todo el Palacio de los Deportes mientras quince mil gargantas se desganitaban a ritmo de Rock And Roll All Nite. Dos horas y cuarto que los chavales que asistieron acompanados de sus padres recordaran toda su vida mientras que a los mas maduros nos valio para regresar a casa con una sonrisa y pensar que catorce años no son nada. Setlist KISS. Modern Day Delilah,Cold Gin,Let Me Go, Rock N Roll,Firehouse,Say Yeah,Deuce,Crazy Crazy Nights,Calling Dr. Love,Shock Me,Im An Animal,100.000 Years,I Love It Loud,Love Gun,Black Diamond,Detroit Rock City,bis Beth,Forever-Lick It Up,Shout It Out Loud,I Was Made For Lovin You,God Gave Rock N Roll To You II,Rock And Roll All Nite

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.