REPORTAJE: EL RETORNO DEL JORDI

Skywalker, en solitario, por fin de vuelta

Corrían los años 90 del siglo pasado cuando el joven Skywalker llevó a cabo sus hazañas al frente de los legendarios BUENAS NOCHES ROSE. Jóvenes y descarados, con unas canciones realmente frescas y enérgicas, incontestables. Su debut supuso uno de los mejores discos de rock grabados en castellano. Viéndoles tocar sobre un escenario se disfrutaba de algo increíble, puro rock and roll; pero destacaba entre todos la desbordante personalidad del cantante, un tipo que parecía estar completamente desfasado, que pasaba de susurrar imágenes inquietantes y hermosas a echar las tripas rabiando, escupiendo auténticas barbaridades con absoluto desgarro, aportando esa emoción necesaria e inconfundible al interpretar aquellos temas tan personales con su peculiar voz. Como muchos de los más grandes, ángel y demonio a la vez; todo un personaje. El caso es que, después del segundo álbum, Jordi dejó el grupo y desapareció de escena, sin más. Doce años después, vuelve con su propio disco: “CORAZÓN DE PADRE ATÓMICO”, ahí queda eso.

BNR fueron algo muy grande: sólo dos discos (bueno, eso contigo en el grupo, más un tercero tras tu marcha) pero se os sigue recordando – y echando de menos. Se os homenajeó en conciertos-tributo, os han salido imitadores, ahora hay en marcha un disco de versiones… Aunque aquella historia es ya para vosotros parte del pasado, os quedará para siempre. ¿De qué estas más orgulloso y qué recuerdas con más cariño?

JS: Tengo un montón de buenos recuerdos, recuerdo los ensayos improvisando como si estuviéramos tocando en directo, el rollo entre nosotros, el colegueo… Recuerdo cuando empezábamos a ser un grupo que la gente quería ver, a llenar garitos pequeños hasta la bandera, Al Lab, Siroco…recuerdo las performances sorpresa que surgían en aquellos directos, la magia con el público. luego te sentías el rey del mundo por unas horas. Recuerdo las primeras salidas fuera de Madríd con la furgoneta, sitios ,garitos, gente maja de aquí y de allá. Valladolid, Coruña, Cabezón de la sal…No sé, casi todo son buenos recuerdos, esa es mi adolescencia y mi juventud, en el rocanrrolismo desde los catorce años, es una parte muy importante e intensa en mi vida.

Si no me falla mucho la cabeza, la última vez que ti vi sobre un escenario fue casi por sorpresa, en la sala Heineken (que por entonces todavía debía llamarse Arena) con unos Pereza que comenzaban su andadura, haciendo un homenaje a Leño junto a Salida Nula y otros amigos…

JS: Joder! estuviste ahí? Creo que yo vivía en las Alpujarras, Ruben estaba empezando con Pereza y me invitó a cantar un tema en un homenaje a Leño, hicimos Sodoma y Chabola, estuvo guai, pero creo que fuera se oía fatal. Ruben y yo siempre hemos estado en contacto, me acuerdo de los principios de Pereza, a lo mejor no se acuerda ni él ,pero barajaron el hecho de llamarse “DEJA VÚ” a mi ese nombre me molaba, me acuerdo de la ilusión de Ruben de estar tocando con Leiva y Tuli, con quien se entendía de puta madre y me decía: Estoy cantando tío! me encanta el primer disco de Pereza, es pura ilusión burbujo rubeniana.

Ya había pasado un tiempo de tu marcha de BNR (de hecho, estos ya ni siquiera existían) y me comentaban que andabas perdido por Almería con tu chica, que habías cambiado de historia radicalmente y que la música había pasado a un segundo plano en tu vida. Me venía a la cabeza la historia de “Campanilla”, pero en vez de sufrir pesadillas en la Tierra de las Hadas, al aparecer acabaste abrazando tus sueños en el Alma del Mundo…

JS: Pues sí. Parece que el hecho de cambiar tan radicalmente de sendero hizo hablar de ello. Dejé muchas cosas aparentemente importantes por hallar las esencialmente importantes, eso está bien. Cuando tomas ese tipo de decisiones no sabes si aciertas o te equivocas, yo solo seguí mi corazón y a una chica, lo pasé mal al principio por el hecho de dejar amigos, lo que conoces ,una carrera…pero por dentro sentía que jamás perdería lo que no se puede perder. La gente que te importa y a quien le importas te respetan y te quieren por lo que eres, así que a un amigo no hay absolutamente nada que reprocharle si va en busca de su propia felicidad, por el camino que sea. Eso ha sido mi más grande alegría, tener, aunque lejos en la distancia, muy cerca en el corazón a ciertas personas que siempre estarán ahí y saberlo.

Sin duda, llegas pronto a la conclusión de que se vive mejor simplificando nuestra existencia, preocupándose sólo de lo realmente necesario, viviendo en contacto directo con el entorno, con la tierra. Y a esto se une el crear una familia: ser padre, eso le cambia la vida a cualquiera. Desde luego, vuestros hijos se crían viendo mundo, en un ambiente totalmente distinto al de una gran ciudad. ¿Cómo has ido viviéndolo tú, ahora que tienes ya bastante experiencia como padre? ¿Recuerdas tu infancia tan diferente a la de tus críos mientras los ves crecer?

JS: Bueno, el contacto con la naturaleza y el amor por lo salvaje lo tengo desde pequeñito, gracias a un montón de circunstancias; me he criado en países diferentes y sitios diferentes, el nexo común de todos esos sitios era el paisaje natural de cada uno de los lugares. En todos mis recuerdos de infancia están las luciérnagas y las tarántulas, los perros, las tortugas, las charcas y los renacuajos, los campos de nísperos, playas infestadas de cangrejos, vegetación, iguanas, serpientes de cascabel metidas en botellas de pepsi, terraplenes para deslizarse y las calles de tierra del pueblo de mis abuelos. Llegué a Madrid con catorce años, afortunadamente la Alameda de Osuna (tenía mucho campo y descampados). Con 19 años me fui a vivir al centro de Madrid, a los 21 años sentía un vacio y un desarraigo tan profundo que creía que me moría. Me doy cuenta de que la falta de naturaleza me destruía, creo que necesito de un contacto cotidiano con los animales, las plantas y todo esto. Mis hijos han nacido y crecido en entornos así porque es una de las cosas esenciales que creo que puedo ofrecerles para sentirse en contacto con la vida. No es ni la seguridad, ni las cosas materiales lo que nos hacen ser personas satisfechas sino el ver y sentir la vida a través de la naturaleza. Algunos creen que la verdad está en los libros o en la biblia o en la ciencia, para mi todo está en la naturaleza y en lo que podemos sentir a través de ella.

En vez de echar raíces en un lugar, las vais echando por el mundo: teniendo cerca a los que quieres, tu hogar está en cualquier sitio que te ofrezca lo necesario para vivir. En este tiempo habéis pasado por diferentes lugares de España y Francia, para regresar de vuelta a España ¡en un carro tirado por burros! Vaya experiencia, ¿cómo se os ocurre semejante idea?

JS: Mas que una ocurrencia son vivencias y experiencias que te van guiando. En Francia trabajé como burro-terapeuta tres años, conocimos a familias neo nómadas que viven en grandes roulottes tiradas por caballos, nosotros habíamos viajado mucho tiempo a pie con los burros. Con el tiempo aprendí algo de enganche con animales, vivimos en un Tipi mientras construíamos nuestro carro y me dije que lo llevaría con burros. Los roulotteros franceses se descojonaban de mi, me decían que iba a acabar yo empujando el carro; ellos tiraban con caballos grandes de tiro. Al final conseguimos hacerlo poco a poco, sudando un rato. Vivir así nos marcó profundamente. MA maison c´est le monde, la ou j´etais la ou j´irais JE SUIS DE L AME DE LA TERRE. Mi casa es el mundo, donde estuve y donde iré, SOY DEL ALMA DEL MUNDO.

Aunque te apartaste del mundo artístico (bueno, y del mundo en general, prácticamente), en todo este tiempo seguro que alguna vez pica el gusanillo… ¿has tenido alguna relación “profesional” con la música durante estos años?

JS: He tenido muchas y muy buenas relaciones con el mundo artístico. pero en Madrid no se han enterado. En Almería participaba en los conciertos de Alameda do soulna en sus primeras giras andaluzas. En Granada forme parte del uno de los grupos más cojonudos que han existido en España, EL CIRCULO TIERRA, con Beltran Melgar, dj BELL, Chris, Luis Camacho (percusionista de Amparanoia) eso duro un año y fue una experiencia musical inolvidable. En Francia conviví 8 meses con el CIRQUE CIEL, un circo músico-infantil , muchas veces tocaba con ellos. Y todo esto no existe ni en internet. Cuantos secretos guarda realmente el mundo.

El caso es que todas las vivencias se acumulan y de ahí al final acaban saliendo las canciones, claro. ¿Se han ido plasmando según te salían a lo largo del tiempo o se iban gestando, estaban ahí, pero es en un momento concreto cuando surge la idea de reunirlas y darlas forma para hacer un disco? ¿Qué ha sido lo que te ha decidido a hacerlo ahora y así?

JS: Son canciones que han ido saliendo con los años; lo que ha hecho que ahora estén grabadas en un disco son las ganas de hacerlo y el destino, que al fin y al cabo, es lo que manda.

Y entonces te vas un día a buscar a tu compi Rubén (ahora en Pereza, y antes tu socio en BNR), le pasas una maqueta y le pides que te ayude a hacer con eso un disco, a dar forma a tu regreso. Así que se presenta en tu casa con lo justo y lo grabáis en familia, los que estáis por allí con lo que tenéis a mano. Vamos, casi sin instrumentos, ni músicos si me descuido…

JS: Pues dicho en pocas palabras si, aunque el proceso es más lento. Grabé la maqueta con Mario Villoso Torralba un año antes, se la mandé a mis amigos y les gustó, ahí quedo la cosa. Por un asunto meramente casual me contactó Pablo Pinilla y hablando me preguntó que hacía y le comente que unos meses antes había grabado la maqueta. Él estaba iniciando el proyecto de su sello independiente y las cosas se encajaron a partir de ahí. Visité a Ruben al cual no veía desde hacía cuatro años con motivo de que yo andaba por Madrid un par de días; él ya tenía la maqueta desde hacia tiempo y le gustaba. Espontáneamente se me ofreció para producirme, ya que mi idea era la de grabar el disco de la misma manera que la maqueta, a mi bola y en el carromato. Así fue como en abril 2010 allí estábamos Mario, Rubén, Pitu (de Rota), nuestros cachivaches y algunos colegas mas grabando un disco.

Muchos deseábamos tu vuelta, pero pocos la esperábamos a estas alturas. Me gusta además que, pese a que quizá este disco no sea lo que muchos podían esperar de ti, parece claro que has hecho realmente lo que te ha dado la gana, lo que te pedía el cuerpo (y la cabeza, claro), sin preocuparte los prejuicios y asumiendo que no se puede dar gusto a todo el mundo, así que lo importante era dártelo a ti mismo.

JS: Si, y además de ser así, por la esencia del disco, eso se percibe. Aquí no hay mascaras, para el que le guste y para el que no, esto es Jordi Skywalker ahora y eso es lo más valioso y fácil de defender… ser uno mismo.

La primera sorpresa, bastante agradable, es reencontrarse con esa voz; la conservas más o menos como la recordaba, y eso ya es una alegría. Me imagino que de cantar no has dejado nunca, pero ¿qué diferencia notas entre cómo cantabas antes y cómo lo haces ahora? ¿Qué cambios destacarías?

JS: En los Rose la voz era más forzada, mucho más desgarrada, eso tenía su atractivo. Ahora es más limpia, para mi, más libre, pero sigo transmitiendo sentimientos sinceros a través de ella. También el hecho de cantar cosas que he escrito y pensado yo, me permite cantar con una voz más cercana a mi mismo.

En las canciones sigue habiendo mucha poesía, aunque muy distinta: más inmediata, orgánica, casi cósmica; hablas de equilibrio, hay un claro afán de integración con el entorno, se podría decir hasta que es poesía sostenible, si se quiere. Los temas de las canciones son bastante diferentes a las antiguas historias con BNR, donde se daba más rienda suelta a flipadas, fantasías y elementos oníricos: aquí se concretan mucho más en el mundo real que te rodea, a la vez que se simplifican hasta hacerse casi básicos, incluso algunos como canciones infantiles, prácticamente.

JS: Si, debe de ser mi “estilo literario”. no me considero que escriba poesía porque la poesía es un arte en sí donde hay que tener un dominio del lenguaje y ser muy leído. Mi estrategia es decir las cosas que siento y ser transparente en poder definir un sentimiento. Me gustan las cosas sencillas que dicen verdades evidentes y sencillas, tiene su toque poético, pero a lo Gloria Fuertes.

Cambia mucho también la música: aunque no deja de ser rock and roll en el sentido más amplio del término, tiras hacia ritmos más campestres, más rurales, lógicamente – de hecho, yo creo que también lo piden las historias de las canciones, y con la instrumentación usada y en el entorno que se ha gestado y se ha grabado, era lo más lógico y coherente ¿no?

JS: Si, si es que aquí no se ha rebuscado hacer nada que no hubiera o no se pudiera hacer. He utilizado mis limitaciones instrumentísticas y materiales como base para todo. Ha funcionado bien porque vivimos rodeados de complicación y lo simple es tan bello y evidente que se nos olvida su fuerza.

Se me hace difícil pensar, viéndote ahora, que esto pueda suponer un reencuentro con el mundanal ruido, reincorporándote al negocio de la música, la industria discográfica y todo este tinglado grandilocuente; más bien me parece sólo la necesidad de cantar estas canciones, para que queden ahí plasmadas y lleguen a todo el mundo. Aunque he oído que está formándose una banda para llevarlas por ahí en directo, pero todo a su ritmo y a su tiempo… ¿Podemos esperar una gira en carro – con los burros incluidos, por supuesto?

JS: SI, estamos formando un conjunto incierto para tocar con alegría y desparpajo. Lo de la gira burrera se está preparando también, una buena forma de reencontrarse con el público como esos cirquillos itinerantes del siglo pasado. Os mantendremos informados.

Bueno, Jordi, espero que todo vaya rodando por su senda y que nos podamos ver pronto por esos caminos del mundo. Suerte, y que el corazón se te siga haciendo grande. Ojala se nos haga un poquito más grande a todos.

JS: Gracias a ti, ha sido una entrevista muy interesante. Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.