PINK MARTINI

Deliciosa velada al calor de los ritmos del mundo

La promotora La Pasion Turca decidio celebrar su decimo aniversario de una manera inmejorable, abriendo las puertas del madrileno teatro Lope de Vega a esa pequena orquesta de Portland llamada Pink Martini, que venia a presentar su nuevo album, Splendor In The Grass. Un marco incomparable para una banda unica, que nos deleito con su buen gusto a la recorrer e interpretar de manera magistral las diferentes musicas del mundo. Y es que si algo caracteriza a estos 12 excepcionales interpretes es su variedad etnica, que sale a relucir en cada pieza musical, y que resulta el ingrediente esencial de su singularidad como grupo. Dirigidos en todo momento desde el piano por el pequeno e inquieto Thomas M. Lauderdale, de origenes asiaticos, y con la melodiosa voz de China Forbes al frente, durante algo mas de hora y media Pink Martini nos demostraron la enorme riqueza que subyace en la diversidad de las razas humanas, y como la musica es capaz de derribar cualquier barrera racial en pos de la armonia y la belleza. Y aunque de primeras resulta cuando menos extrano ver a un tipo de origen japones como el corista Timothy Nishimoto cantando una cancion de fogoso ritmo caribeno como Anna El Negro Zumbon, el poder de la musica te termina seduciendo mas alla del color de la piel hasta convertirse en algo magico. La barrera del idioma tampoco supone un problema cuando las palabras salen pronunciadas dulcemente de la boca de una esplendida Forbes, que lo mismo entona en frances el alegre Sympatique, como nos envuelve con ternura en portugues con la delicada Cante e Dance, o pone un punto exotico en turco con una cancion tradicional de los balcanes como Uska Dara. Y la banda se adapta a cada ritmo sin despeinarse con una increible soltura, dejandose llevar en mas de una ocasion por los ritmos latinos como consecuencia de la sangre cubana que corre por la seccion ritmica. Que Lauderdale defina esa cancion en dos partes que es And Then Youre Gone But Now Im Back como un cruce entre Schubert, Hit The Road Jack y Gloria Gaynor da una idea de por donde van los tiros, ya que no hay limites a la hora de llenar la coctelera de diversos ritmos e influencias. Hubo boleros peruanos Donde Estas Yolanda, el celebre Amado Mio de la pelicula Gilda, y la simpatica historia que cuenta Hey Eugene se llevo una sonora ovacion. Incluso pusieron a la audiencia en pie para bailar un curioso baile tipo Macarena que ellos han bautizado como Tuca Tuca. Tampoco falto el guino a Chavela Vargas, que colabora en el ultimo album del grupo, al interpretar el conocido bolero de Agustin Lara Piensa en mi que Luz Casal popularizara en nuestro pais a traves de la banda sonora de los Tacones Lejanos de Almodovar. El broche de oro lo puso el popular himno brasileno Aquarela Do Brasil, con el que nos marcamos los ultimos bailes, antes de despedir con vitores esta gran leccion de arqueologia musical. Fantastico concierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.