CREAMFIELDS ANDALUCiA 2010

No siempre menos es mas

Para comenzar esta cronica de la septima edicion del festival Creamfields Andalucia, no voy a comentar como fueron las actuaciones de tal o cual artista, eso vendra despues. La primera idea que me viene a la cabeza es el progresivo declive que ha sufrido tras siete años este festival, que un servidor ha vivido en primera persona en todas sus ediciones, y que se ha visto acrecentada tras el cambio de manos que sufrio su organizacion en 2009. Las razones de este bajon Pasamos de un recinto de primer nivel a un corral de vacas. Si, esta es la sensacion que me quedo tras visitar el recinto de este año. Iluminacion nula, practicamente ningun lugar donde sentarse, una supuesta zona de descanso de risa, medio recinto encharcado. El recinto de un festival es algo mas que un espacio acotado con vallas. Ademas los escenarios no han mejorado en nada al recinto. Si podemos aprobar el escenario principal, la carpa era de autentica pena. Pasamos de una espectacular carpa de circo con pantallas, leds y todo tipo de luces en ediciones anteriores, a una carpa cutre en la que los focos los podias contar con los dedos de una mano y por no tener no tenia ni una misera pantalla. Lo dicho, muy triste. Los otros dos escenarios restantes, si se pueden llamar asi no eran mas que mini carpas para alojar al dj, ni mas, ni menos. El otro aspecto que ha caido en picado es la composicion del cartel. Este año se volvia a los cuatro escenarios tras el recorte que sufrio el festival el año pasado, a cambio de completar dos de los escenarios con artistas menores, que no estan a la altura de lo que este festival nos tenia acostumbrados, reduciendo la oferta a uno o dos artistas a lo sumo, interesantes que poder ver a cada hora. Aclarados los aspectos generales, paso a desmenuzar las actuaciones que pude presenciar en esta edicion de 2010. BLOODY BEETROOTS. A las nueve de la noche, en el escenario principal abria fuego el duo italiano con sus habituales mascaras de Spiderman, una sesion arrolladora de techno rock que paso como un huracan, y que fue una de las mas energicas y mejores actuaciones del festival. VITALIC. Al bueno de Pascal Arbez le tocaba seguir la marcha en el escenario principal y presentar su ultimo trabajo. Esperaba esta actuacion tras presenciar en tres ediciones anteriores el mismo y calcado show. Primera parte para despachar los nuevos temas y segunda parte para los clasicos, que fueron los que consiguieron levantar a los alli presentes, todo ello aderezado por una de las mejores puestas en escena de todo el festival. 2 MANY DJS. Si tenemos en cuenta que la mitad de la espectacularidad de sus actuaciones se basa en las proyecciones dedicadas a cada cancion y que en esta ocasion no las hubo, nos encontramos con un show cojo. Eso si, repleto de remezclas imposibles, de clasicos del rock y de todo lo que nos tienen acostumbrados, que por consiguiente volvieron locos a los alli presentes. CROOKERS. Un poco de electro house bien fresquito no venia mal despues de botar y botar con 2 Many DJs. Aclamados y disfrutados fueron sus dos hits Day N Nite y Knobbers. DAVID GUETTA. Fue el encargado de poner cierre al festival a las 7,30 de la manana, con el sol como protagonista. El frances tiro de su repertorio mas comercial con temas de su ultimo disco, combinados con algun clasico de siempre, que fueron capaces de sacar las ultimas energias a todo el publico que se congregaba en el escenario, que eran la gran mayoria de las 23.000 personas que acudieron al festival.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.