SUPERTRAMP

Con todo, falto algo

Esta nueva de los reyes del pop de los 70 vino precedida por el insistente rumor de la posible y deseable reunion entre ROGER HODGSON, la voz emblematica de los exitos insignia de la banda, y RICK DAVIES, unico miembro fundador que queda en la banda, alrededor del cual se ha construido este nuevo intento. Eso si, practicamente con los mismos musicos. Teniendo en cuenta que, ademas, se habia caido de la formacion para la gira MARK HART, el esforzado imitador de Hodgson en la ultima etapa de la banda, la reunion parecia inminente. Por motivos que no estan muy claros, la reunion no ha podido ser, parece que porque Davies no estaba tan por la labor como Hodgson. Otros rumores mencionan el acuerdo entre ambas partes de que Davies pudiera usar el nombre SUPERTRAMP siempre que no interpretara temas de Hodgson. Al final, ni lo uno ni lo otro. ni Roger Hodgson, ni monografico de Rick Davies. A causa de todo esto, el concierto resulto ser una version mas o menos mejorada del de ocho años atras, que tuvo momentos muy tediosos sin ir mas lejos, abriendo con la interminable Its a hard world. Menos mal que tomaron nota. Para acompanar a RICK DAVIES al piano, estan los historicos de la banda BOB SIEBENBERG a la bateria y JOHN ANTHONY HELLIWELL en los vientos. Para cantar las de Roger Hodgson esta JESSE SIEBENBERG, que ademas toca guitarras y teclados, y ademas estan los musicos mas o menos habituales de las ultimas etapas de la banda CLIFF HUGO bajo, CARL VERHEYEN guitarra y LEE THORNBURG trompeta. Comenzaron con un cuarto de hora de retraso sobre el horario previsto, abriendo con You started laughing, que fue seguida por las excelentes Gone Hollywood y Put on your old brown shoes. Tras Aint nobody but me pararon para saludar y a continuacion empalmaron Breakfast in America, Cannonball, Poor boy y From now on, momento en el que el publico, bastante frio hasta entonces, revento por fin con una ovacion como Dios manda. Gustando ya francamente a la gente, sorprendieron con Give a little bit, que es un tema muy Hodgson, o sea, muy alejado de las expectativas del respetable. Dicho sea de paso, con una excelente interpretacion de JESSE SIEBENBERG, que tiene una voz muy similar a Roger Hodgson, de hecho estaba en su banda, pero que ademas es hijo de BOB SIEBENBERG, el bateria de SUPERTRAMP huy, huy, huuuy, estos lios de familia. A continuacion, interpretaron Downstream, romantica pero lenta, Rudy, siempre increible con el video ese del tren, Its raining again, completamente inesperada, tambien por ser tan representativa de Roger Hodgson, y Another mans woman, quizas la mejor composicion de la banda, alargada hasta los diez minutos con un solo de piano cuyo climax estropeo un poco el final, porque apago la melodia de guitarra con que acaba el tema. Lastima, pero es que en ese momento sonaban tantas cosas ahi arriba que no se distinguia nada. Ya de cara al final de la noche, se lanzaron con Take the long way home, sensacional como siempre, Bloody well right, The logical song, cuya aparicion aqui no era tan logica, y Goodbye stranger, que fue un excelente final de concierto. Hasta aqui, una hora y cuarenta minutos. Salieron a los bises con School, que es otro de los grandes temas de la banda, que siguieron ya sin ningun tapujo con Dreamer, muy aplaudida. Ya solo quedaba cerrar el chiringuito como siempre, con Crime of the century, excelente. En resumen, dos horas y cinco minutos de SUPERTRAMP como si nada, con un sonido impecable y unas luces correctas. Digo lo de las luces porque fue uno de los aspectos mas criticados de la gira de ocho años antes. Tambien en esto han tomado nota. Algun defecto Claro que si. no estaba Roger Hodgson.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.