ELTON JOHN y RAY COOPER

Llego, vio y vencio

Cuando se habla de leyendas vivas en esto de la musica, es recurso facil senalar a los Stones, Paul McCartney, Springsteen e incluso, si me ponen, y segun que medios, a Van Morrison, como ejemplos consagrados de masas y longeva trayectoria que parecen no pasar de moda, pero rara es la vez que alguien se acuerda de Elton John. Quiza porque en parte ha pasado mas a ser una celebrity que un musico, o por el simple hecho de que siempre ha estado ahi, imperterrito, haciendo orfebreria pop, mientras algunos de sus coetaneos pasaban largas temporadas de ausencia que alimentaban el interes por cada nuevo regreso, el bueno de Elton parece no alcanzar el estatus de leyenda que mereceria. Y vaya si lo merece. Este hombre publico su primer disco en 1969, y desde entonces ha dejado algunas joyas insuperables que bien podrian ser etiquetadas como la cancion pop perfecta, discos majestuosos sobre todo en su etapa 70-75 y una alargada sombra que ha influenciado a varias generaciones ahi tenemos a todo un Axl Rose, que ha vivido obsesionado con su obra, o los propios Alice In Chains, con quienes ha colaborado sorprendentemente en su ultimo disco. Pues bien, la estrella, egolatra y caprichoso como el que mas, aterrizaba en Madrid en la compania de su inseparable piano y el legendario percusionista Ray Cooper, que basicamente ha tocado con cualquier gran nombre de la musica que a uno le pueda venir a la cabeza. Resulta verdaderamente impresionante comprobar como solo un hombre sentado al piano puede poner los pelos de punta a todo un estadio con una interpretacion tan sentida como la de The One, que dio inicio al concierto. Elton llena el escenario por si mismo, y los oidos de la audiencia lo agradecen cada vez que derrocha voz y sentimiento en una nueva cancion. Sixty Years On, The Greatest Discovery, The Emperors New Clothes una verdadera delicia. La gente quiere hits, y Elton se los da. I Guess Thats What They Call It The Blues o Tiny Dancer, para un servidor el momento magico por excelencia de la noche, suenan a gloria. Pero segun avanza el recital, la falta de una banda de acompanamiento, el obligado caracter estatico del musico, y la tesitura mayormente pausada del repertorio hacen que se vivan momentos algo monotonos, y se despierte algun que otro bostezo. Los efectos orquestales pregrabados y los ecos de voz que utiliza, por ejemplo, en un Rocket Man demasiado forzado en su epica para conectar con el publico, tornan la delicadeza y la dulzura de algunas canciones en ejercicios de karaoke que nada benefician a su implicita calidad compositiva. Mejor hubiera sido en muchos casos acompanarse de algun musico de apoyo, que por cache y ahorros no sera. Tras la aplaudida Your Song, que se lleva la ovacion de la noche, aparece entre sombras el susodicho Cooper, que con aspecto de Mortadelo aborda el mastodontico set de percusion. Pura ostentacion, pues repite continuamente un esquema con los mismos movimientos, bien cual ninja de la pandereta, bien como tamborilero de marcha. Aunque eso si, al menos aporta algo de movimiento a un escenario demasiado sobrio. Ambos enfilan hacia la segunda parte del show, donde se reparten los clasicos con canciones menos conocidas, dejando incluso caer alguna nueva composicion del album que el protagonista de la velada publica estos dias junto al gran Leon Rusell, The Union. Esa misma ambivalencia se respira en el publico, hay momentos de pura magia, pero tambien otros de tedio, por la excesiva repeticion del guion. Tras dos horas y media, el publico sin embargo pide mas, y Sir Elton hace la concesion de interpretar un medley de las canciones que compuso para la banda sonora de El Rey Leon Circle of Life y Can You Feel The Love Tonight, con imagenes incorporadas de la pelicula de Disney, para contentar a todos los asistentes. Casi tres horas de un genio al desnudo, quiza demasiado lineales por momentos, pero que dejaron a relucir que si de algo va sobrado Elton John, es de TALENTO, con mayusculas.

2 pensamientos sobre “ELTON JOHN y RAY COOPER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.