MIKEL ERENTXUN y LAS MALAS INFLUENCIAS

Un concierto mucho mas rockero de lo esperado

El donostiarra Mikel Erentxun regreso a tierras burgalesas sin su guitarra. Por prescripcion medica, el instrumento que le ha acompanado durante mas de veinte años se tuvo que quedar en la furgoneta. A ultima hora, hizo un giro de guion inesperado y cambio el repertorio del concierto a un tono mucho mas rockero que el que nos deparaba con la presentacion de su nuevo disco Detalle del miedo. Quizas el espacio Cultural Caja de Burgos no era el mas apropiado para hacerle un buen recibimiento, pero no pudo competir con Pimpinela, que se quedo esa noche con la sala de moda de la ciudad. Aun asi, hubo quien prefirio escuchar a Mikel Erentxun en un auditorio casi lleno. Si todos esperabamos un concierto tranquilo y melodico, cual fue nuestra sorpresa cuando irrumpio en el escenario un Mikel Erentxun refugiado en su chaqueta de cuero. Primera pista de lo que iba a ofrecernos. Volvia el chico malo de sus comienzos. Tirando de discografia, Mikel y su banda comenzaron con un buen repaso del segundo disco en solitario del cantante. Observatorio y De espaldas a mi El abrazo del Erizo, 1995, fueron las dos canciones elegidas para empezar a calentar al publico. La voz de Duncan Dhu brincaba por todo el escenario. Las Malas Influencias no lo fueron tanto, y se amoldaron perfectamente a los albumes de Mikel Erentxun. Un trio rockero compuesto por Mikel Artieda en el bajo, Rufo Urbina a la bateria y Ruben Caballero unido a su guitarra. El ultimo acababa de ser padre ese mismo dia, y no encontro un modo mejor de celebrarlo que tocando con sus colegas sobre el escenario. No fue hasta la mitad del concierto, cuando el protagonista de la noche explico que las cosas no estaban planeadas asi, y que realmente, todo tendria que haber sonado como su siguiente cancion, Estampida Detalle del Miedo, 2010. Un tema pausado y melodico, que le permitio al publico tomar un respiro. Habia pasado casi una hora de concierto y acaban de tocar el primer tema propio del album que se presentaba. Aunque miraba de reojo a la guitarra de Ruben, Mikel se aguanto las ganas de tocar y siguio soltando toda la adrenalina que podia mientras chocaba el tacon de sus botas contra el suelo del teatro. Canciones que eran himnos para los presentes, como A un minuto de ti El abrazo del Erizo, 1995 o A pleno sol Acrobatas, 1997, hicieron que el publico no se sintiera decepcionado por el cambio de rumbo del concierto. Con un ojo puesto en el marcador del partido que se jugaba la Real contra el Espanyol, el forofo txuriurdin continuo el concierto alternando temas de sus discos en solitarios con las pistas de Detalle del Miedo. Tres puntos para la Real Sociedad con una victoria muy justita pero necesaria, hicieron que Mikel saltara a los bises con mucha mas fuerza. El publico tampoco aguanto mas, despues de dos horas de concierto y casi una veintena de canciones, abandonaron sus butacas y se arremolinaron frente al escenario, tratando de bailar y saltar en un lugar que no estaba preparado mas que para un concierto tranquilo, de los de estar sentado. Pero ya todo daba igual, Mikel Erentxun Las Malas Influencias nos habian regalado un conciertazo, y habia que despedirles como se merecian. Aunque echamos de menos alguna cancion del ultimo album, como angela, el publico quedo encantado una vez mas con la visita de un Mikel Erentxun mucho mas cercano que en otras apariciones. Un concierto familiar, donde todos pareciamos conocernos y haber crecido con las canciones del donostiarra, que acabo con un hasta la proxima, porque volveremos a vernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.