CATHEDRAL / THE GATES OF SLUMBER

El maximo exponente del doom metal

Noche de metal extremo en Barcelona. Con una inmerecidamente baja audiencia se presentaron en la ciudad condal los ingleses CATHEDRAL, acompanados por la banda americana THE GATES OF SLUMBER. Unas doscientas personas incondicionales del genero en general y de Cathedral en particular, para acelerar la sordera progresiva que nos va a acontecer como nos prodiguemos en conciertos de estos. Cathedral reaparecio en los escenarios hace un par de anos, tras casi tres años sin noticias de ningun tipo sobre ellos, lo que olia a retirada. Este año han publicado un doble CD y han vuelto a salir de gira. Abrio el trio que forma THE GATES OF SLUMBER con su cortisimo setlist de media horita pelada y sin bises, en el que presentaron temas sobre todo de su ultimo album, Hymns of blood and thunder, de 2009 tienen cinco albumes mas, aparte de EPs y colaboraciones varias, publican discos en vinilo y por lo que se ve les va la grabacion puramente analogica, toda una curiosidad. Su sonido es muy potente, y aunque la voz de KARL SIMON no mata, es un muy buen guitarrista. Eso si, entre los cien kilos largos, la pedazo de barba y los tatuajes, nadie le llevara la contraria jamas. En el bajo, un esforzado JASON McCASH ex BIRTHRIGHT, dando a la banda la solidez necesaria al ser solo tres. Eso si. otro quintal metrico y pico para el, otra pedazo de barba que pa que, y muchos mas tatuajes y que tatuajes, este tio si que daba miedo de verdad. En la bateria, la nueva adquisicion de la banda , J. COOL CLYDE PARADIS ex SOURVEIN, que pesa menos kilos pero que tiene una barba igual o mejor que la de sus compadres. Con esas pintas, mas parecian las puertas de la pesadilla que las del sueno. Suenan bastante bien, y la verdad es que podrian haber estado mas rato. Una lastima. Tras media hora de intermedio salio al escenario la banda inglesa CATHEDRAL, que con las sensacionales Funeral of dreams de su ultimo trabajo The guessing game de 2010 y Enter the worms de The ethereal mirror, de 1993 mostro a la audiencia con que tipo de personas nos las habiamos de haber. Tras Upon Azraels wings del penultimo album, The garden of unearthly delights, de 2005 y Midnight mountain aplaudidisima, del EP Statik majik de 1994 vino lo mejor de la noche. Cosmic funeral tambien de Statik majik y Carnival bizarre, la suite que da titulo a su album de 1995, alargada hacia el cuarto de hora y practicamente empalmada con Night of the seagulls, tambien del album The carnival bizarre. Hasta aqui, mas o menos se habia sobrepasado la mitad del concierto, y la verdad es que el suelo temblaba, y no me habria extranado que se hubiese abierto una brecha para que saliera Satan. Que barbaridad de volumen, y sin embargo, se oia bastante bien. Los caminos de Belial tambien son insondables. En la segunda parte del concierto el ritmo fue in crescendo, tras el impass mas tetrico de los tres temas anteriores. siguieron Corpsecycle del penultimo album, The casket chasers del ultimo y Ebony tears del primero, el excelente Forest of equilibrium de 1991 antes de cerrar el setlist con la absolutamente impresionante y mucho mas en directo Ride, del album Ethereal mirror. Hasta aqui, una hora y cuarto del metal mas contundente que se puede pillar hoy en dia. BRIAN DIXON es un excelente bateria, que imprime a la banda esos ritmos tan variados, y sobre todo, esos cambios de ritmo inverosimiles, y el bajista LEO SMEE conduce unas lineas de bajo muy completas. Ambos estan en la banda desde 1994, lo que los hace ser miembros de toda la vida, junto a GARY JENNINGS ex ACID REIGN, en la banda desde los inicios en 1989, que es un guitarrista grande aunque se luzca poco alguna virtud tendra eso, pero los solos que hizo estuvieron muy bien y LEE DORRIAN ex NAPALM DEATH, que no es moco de pavo, y fundador de CATHEDRAL, que tiene un innegable magnetismo personal. en el escenario va mudando su cara de poseso a cadaver y lego otra vez a poseso, mientras simula estrangulamientos y ahorcamientos a destajo. Es genial. En el cuarto de hora siguiente quemaron los bises. Vampire sun y Hopkins the witchfinder general, ambas de The carnaval bizarre, en version alargada. Esta claro cual es su disco favorito. En definitiva, que el doom metal no ha muerto la muerte muerta no muere, hombre, no. Los incondicionales que asistimos al concierto aplaudimos mucho y con ganas, pero es que la verdad es que vale que el volumen estaba muy alto, pero nadie podra negar que en vez de ruido, ahi lo que hubo fue musica en abundancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.