MONSTER MAGNET

Wyndorf nos hace volver a creer

Seamos sinceros. Mastermind, aun recuperando algo poquito de la esencia de los primeros discos de la banda, no invitaba al optimismo. Esto, en realidad, tampoco era algo grave ya que, de su anterior trabajo 4 way diablo no tocaron ni un solo tema en su ultima visita. Creanme que no hacia falta. Y en estas estabamos cuando va Mundell y dice hasta luego a la banda que le dio todo, justo antes de salir a girar por Europa. Sus razones tendra el Rapunzel del space rock pero, la verdad, no eran buenas noticias para los fans de la banda, ni mucho menos. El espectador medio que iba a ver a Monster Magnet tenia dudas mas que razonadas para pensarselo dos veces. Pues les digo una cosa, aquel que dudo, debe ir al infierno y consumirse en las llamas que Belcebu le tenga preparado, pues se perdio el concierto del año. En la pantalla, se proyectan dos series de imagenes solapadas, una remite a una especie de mapa intravenoso donde las celulas se van desplazando de un lado a otro, la otra procede de alguna pelicula brasilena de serie b. Sale la banda. Empieza a sonar Nod scene y todos estamos expectantes hasta que los pies de los dos guitarras hacen brillar la luz roja de sus pedales. Llevamos menos de tres minutos de concierto, pero debajo de esas luces hipnoticas el espectador medio de Monster Magnet ya sabe que va a vivir algo fuera de lo comun. Son unicos. Es mas que space rock, mas que hard rock, van mas alla. Son intensidad, agresividad, tienen un control del tempo fuera de lugar deberia ser estudiado su tratamiento de la espera y la respuesta, por que nunca se ha visto nada igual. Luego se marcan Tractor y Dopes to infinity y, para entonces, el sustituto de Mundell ya no es el sustituto de Mundell, si no una pieza mas en esa maquina de titanicas proporciones que es Monster Magnet. Con una utilizacion de los elementos abrumadora hay algunas bandas que deberian aprender a utilizar las luces para sus espectaculos, porque, no es esto un espectaculo. Wyndorf ha encontrado una funcion nueva, ya que gracias a una maquina situada a su espalda, engrandece la esfera sonica con senales electricas distorsionadas que, anadido al ventilador que le movia el pelo, le convertian en una especie de enviado de Satanas. Flaco, gordo, te va a patear el culo igual. Pues si, fueron tocados temas del ultimo trabajo. Hallucination bomb y Dig that hole sonaron mejor que nunca, y dieron paso a una ristra de clasicos, Medicine, Look to your orb for the warning, Dinosaur vacuum, la version de The right stuff y el cierre con Space lord, y toda la audiencia gritando, Motherfucker. Despues, salieron a tocarse otros dos temitas del ultimo, Gods and punks y Bored with sorcery, para acabar con dos apoteosicos clasicos, Crop circle y Powertrip. Sono como un tiro la Heineken cal y arena, como ustedes saben. En fin, que les voy a contar que no sepan ya de Monster Magnet. Quien realmente conoce a la banda sabe lo que hay, sabe que Wyndorf cuando esta fino, no tiene rival. Pues asi fue. Quien esta en disposicion de negar que Wyndorf es el amo y senor del universo Si lo pensais, no lo digais, no avergonceis a vuestros padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.