REPORTAJE: “MAÑANA PUEDE SER PEOR”

Analizamos a fondo el trabajo de PERFECT SMILE

Escuchar el primer disco de una banda nueva siempre es muy apetecible, y más si te prometen que tiene un estilo novedoso y distinto a lo que estamos acostumbrados dentro del heavy metal, sobre todo en nuestro país. Y esa es la oportunidad que nos dio la banda madrileña PERFECT SMILE al invitarnos a una primera escucha de su álbum Mañana Puede Ser Peor.

La cita era en los New Life Studios (en la academia Bohemian Bocanegra Rhapsody Music), dentro del propio estudio donde se grabó el disco. Allí nos esperaban casi todos los miembros de la banda y también los productores del disco, José Garrido (conocido como guitarrista y ahora también cantante de la banda ARWEN) y Daniel Melián (exbajista de EBONY ARK), con los que pudimos conversar antes de empezar la escucha para ponernos en antecedentes.

La grabación y mezcla del disco se hizo entre julio y agosto de 2010. Según nos comentaban José y Daniel, su labor de producción no consistió tanto en cambiar detalles de composición ni estructuras sino más bien en intentar conservar la personalísima idea que tenía la banda y hacer recomendaciones para que lo que querían conseguir sonara lo mejor posible.

El trabajo de grabación ha sido impecable y se ha conseguido un sonido sin nada que envidiar a producciones de fuera (algo a lo que ya nos tienen acostumbrados los New Life Studios), con baterías grabadas acústicamente y que suenan de lujo, varios tratamientos a las guitarras para conseguir distintos efectos, todo un abanico de sonidos de teclado… En esta escucha por desgracia no pudimos comprobar exactamente cómo sonará el disco terminado porque se acababa de enviar a masterizar a los afamados estudios Finnvox de Mika Jussila, pero sí hacernos una idea bastante cercana gracias a una mezcla de una calidad excelente.

El disco, una vez terminado (y con la portada y libreto diseñado por el batería de la banda, Juan Palacios) se moverá por discográficas por si hay interés en distribuirlo aunque el plan inicial es la autoedición y distribución, usando canales digitales (iTunes, Spotify…) y tal vez una pequeña tirada de discos físicos.

Con estos datos claros, vamos a lo importante: ¿A qué suena este Mañana Puede Ser Peor?

Conceptualmente PERFECT SMILE ha pretendido con su música recoger de algún modo el estilo de una banda sueca no demasiado conocida por aquí llamada ACT, que se caracterizan por una complejidad compositiva, pero al mismo tiempo con perspectiva comercial y contagiando diversión y buen rollo, con melodías y letras pegadizas y alegres. De hecho, el nombre de la banda, Perfect Smile, viene de la letra de la canción Mr. Landlord de ACT. Eso sí, a pesar de tomarlos como referencia, para nada PERFECT SMILE se pueden considerar una copia española de ACT, ni mucho menos, ya que toman otros estilos e influencias muy distintos a partir de los que trabajar, y en general suenan mucho más duros.

Cada tema de PERFECT SMILE cambia durante su desarrollo, y en cada parte se pueden reconocer elementos que denotan un variado catálogo de influencias. Tienen una base de rock sinfónico y AOR, al que se añade mucho heavy metal de raíces europeas, melódico, muy cercano al power metal optimista y con voces de tesituras agudas que perfeccionaron los primeros HELOWEEN; también metal progresivo moderno, complejo, con constantes cambios de ritmo, y zonas centrales instrumentales con demostraciones de virtuosismo, cuyos mayores estandartes son DREAM THEATER y SYMPHONY X. Y sobre esta base, en cada canción se incluyen en distinto grado toques de pop, de folk, de jazz, orquestaciones clásicas, detalles de sintetizadores y música electrónica, melodías graciosas, y una cierta actitud teatral.

Las letras de los temas, escritas en castellano, cuentan historias curiosas, siempre con un punto de humor negro o socarrón y con varias lecturas.

Tras estos apuntes generales, vamos a comentar ya en concreto los 10 temas que incluye Mañana Puede Ser Peor. 5 de las canciones han sido compuestas para formar parte de este álbum y 5 llevan más de 2 años dentro del repertorio de la banda en directo (prácticamente desde que la actual formación del grupo se estabilizó y empezaron a trabajar juntos) y ya formaron parte de su maqueta “Sonríe” (autoproducida y grabada con medios más modestos en el 2008) aunque para esta regrabación tuvieron una lógica revisión para rejuvenecerlas y perfeccionarlas. No hay ningún tema totalmente instrumental, ninguna intro (tal vez escondida al final del disco habrá una outro) y ninguna balada pura.

1 El Acto Final
Primer tema que compuso la banda. Podría ser un buen tema para conocerles porque es más sencillo en estructura, más directo y más accesible para un público rockero, sobre todo por esos teclados hammond del solo.

2 Payaso
Más moderno, con sintetizadores, doble bombo, y algo más duro. La letra y el título del tema se adueñan de la música cuando al final la canción se cierra con unos toques de música circense. Es el tema que más me ha recordado al trabajo de Nacho en su anterior etapa como cantante de Arwen, en especial me recordó al tema Touch The Sky.

3 Cuentacuentos
Otro de los temas que estaban en la maqueta y que se ha mantenido bastante fiel a la versión anterior. Es uno de los más fáciles de escuchar y el más pegadizo, hasta el punto de ser el que usan para abrir los conciertos. Arranca casi como un medio tiempo, y en la estrofa y el estribillo tiene unos coros con guiños a los Beach Boys en coros y palmas, para ir acelerando y añadiéndole doble bombo. En el solo se incluyen teclados muy trabajados con sonidos de sintetizadores analógicos.

4 El Rey del momento
Arranca con teclados que recuerdan al Jump de VAN HALEN o algo parecido dentro del heavy de los ochenta. Juega claramente con toques de vals para arrancar la estrofa pero en general es un tema rápido y power metal, por la voz altísima.

5 Amargo Despertar
Tema de guitarras pesadas pero con una base orquestal mucho más presente que en otros temas, sobre todo la sección de cuerda, y un intermedio inspirado en el reggae antes de entrar en un solo rápido, propio del heavy progresivo.

6 Por el cielo
Como el anterior, también incluido en la maqueta. Sonidos de teclado circense para acompañar la guitarra y una letra que también habla de una historia de personajes de circo, en una canción rápida y heavy, con una zona instrumental central complicada, buscando el más difícil todavía.

7 Murphy
Un tema nuevo, con una letra divertida sobre las leyes de Murphy, en el que se incluye la frase que da nombre al álbum. Musicalmente tiene una estrofa a medio tiempo, un puente muy rápido, pesado y un estribillo muy cantable.

8 Pétalos de rosa
El tema más pesado del disco con diferencia. Se buscó conscientemente sonar distinto al resto de canciones, para acercarlo más a un tema de heavy progresivo del estilo de SYMPHONY X. Para ello se usó una guitarra tenor, doblada, ya en el arranque y teclados con sintetizadores modernos. La letra es más seria y en general es el tema que suena más serio, que menos tiene que ver con ACT e incluso es de los menos “fáciles” de escuchar si te gustan el resto de los temas del disco pero no te va el progresivo.

9 Pedazos de ambición
Nos avisaron varias veces de que era el tema “raro”, con muchos cambios de ritmo y una estructura impredecible. Al final no es para tanto y resulta ser un tema que no entra a la primera pero bastante entretenido si te gusta ese tipo de música más progresiva.

10 E.P.C.
El último es el tema más épico y el más largo. Empieza con un colchón de orquesta y una guitarra por encima para llegar a una zona más esperable dentro del estilo Perfect, sobre todo cuando a estas alturas ya has escuchado el resto de temas y te has hecho una idea de lo común en ellos. Tras el estribillo encontramos una parte instrumental puramente progresiva. La portada del álbum está inspirada en la letra de esta canción, en la que un hombre no puede entrar en el cielo y le tientan para que entre en el infierno.

Como resumen, decir que hablar de algo nuevo dentro de la música es arriesgado a estas alturas en que todo parece ya inventado, así que en el caso de Perfect Smile hay que ser cautelosos al hablar de lo novedoso de su estilo, pero sí es cierto que siempre con la base musical del rock y del heavy hay que reconocer que es una banda que ha conseguido ampliar fronteras, y hacer algo que no se había hecho aún en este país.

Falta saber si hay suficiente público para su propuesta. Porque: ¿a quién puede gustar este grupo, o en particular este álbum? Esta claro que no va a gustar a heavies clásicos ni a gente que solo escuche un género de metal, sino más bien a gente con gustos variados, con tendencia al AOR, al heavy progresivo, al rock sinfónico, o al heavy metal más power (por estar más acostumbrados y receptivos a las voces de tesituras agudas) y con mucho sentido del humor. Y también a los que les gusten muchos estilos musicales, para poder recoger muchos de los guiños y referencias que los músicos de esta banda han incluido en el álbum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.