Disco: STRATOVARIUS – Polaris

Reedición con CD en directo

Reedición del penúltimo trabajo de esta banda finlandesa, que incluye como atractivo bonus un CD con setenta y cinco minutos en directo, que nunca vienen mal.

El álbum de estudio está muy lejos de los títulos emblemáticos de la banda, aparecidos durante la segunda mitad de los 90, aunque contiene algunos temas brillantes, como “Emancipation suite”, “Higher we go” o “Forever is today”, con un perfecto sonido marca de la casa. Otras piezas están bastante bien también, como las baladitas “Winter skies” y “When mountains fall” o “Deep unknown”, que abre el disco, aunque también hay algunos temas mediocres como los medios tiempos “Falling star” y “King of nothing”, o “Somehow precious”.

El peso de la estructura de la banda, sin ningún miembro fundador desde 1995, recae ahora sobre TIMO KOTIPELTO, siempre con esa supervoz a punto desde 1994, el sueco JENS JOHANSSON (que se incorporó a la banda en 1995 tras trabajar con YNGWIE J. MALMSTEEN y con DIO, amén de una sorprendente lista de interesantes colaboraciones) en los teclados, y el alemán JÖRG MICHAEL (ex RUNNING WILD) a la batería, que han estado presentes en los mejores momentos de la banda. En el bajo está LAURI PORRA (ex SINERGY, y colaborador de Kotipelto en un disco de este último) y en la guitarra, MATIAS KUPIAINEN. Ambos muy correctos, pero la verdad es que perdiendo a TIMO TOLKKI, STRATOVARIUS ha perdido algo más que un guitarrista: el sonido de la banda ha perdido mucho de su identidad, y se me hace que ahora suena más como la mayoría, y eso sin meterme con la línea descendente que la creatividad de la banda describe desde hace varios años, y de la que las nuevas incorporaciones no tienen culpa, desde luego.

El CD en directo contiene momentos de la gira de presentación de “Polaris”, y combina temas suyos (“Deep unknown”, “Winter skies”, “Forever is today”, “King of nothing” y “Higher we go”) con piezas históricas de la banda, extraídas de sus álbumes importantes: desde “Speed of light” y “Father time”, de “Episode” (1996) hasta “Hunting high and low”, “A million light years away” y “Phoenix” de “Infinite” (2000), pasando por “Kiss of Judas” de “Visions” (1997) y “Destiny” y “SOS” de “Destiny” (1998). Los álbumes de la década de los dos miles, ni tocarlos, y los primeros de la banda, por descontado, tampoco.

Intriga un poco ver lo que van a hacer a partir de ahora con los últimos cambios en la formación. Veremos el siguiente álbum.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.