BRUCE SPRINGSTEEN – Wrecking Ball

El enfado del Boss con la clase política

Bruce Springsteen está enfadado con la clase política de Estados Unidos, a la que considera “fracasada”, según afirmó en una entrevista: “Soy un padre de familia de 62 años de Nueva Jersey, que no comprende cómo las cosas pueden funcionar tan mal en mi país. Estoy furioso, mucho incluso. Las personas en Estados Unidos deben subirse las mangas y hacer algo contra las operaciones de guerra sin sentido, la crisis económica y la injusticia social”. 

Esa es su declaración de principios para su decimoséptimo disco de estudio que rápidamente ha tenido excelentes criticas y muy buenas ventas, siendo su decimo trabajo en alcanzar el numero uno en su país. El álbum es una denuncia absoluta a la avaricia y corrupción proveniente de Wall Street y un fiel reflejo de las consecuencias que han llevado al sufrimiento económico de innumerables personas. 

Todo este disco conceptual de carga social se ve reflejado en sus once nuevas canciones producidas por el mismo músico junto a Ron Aniello y el productor ejecutivo Jon Landau. Si “The Rising” fue su respuesta a los sucesos del 11-S, “Wrecking Ball” es su álbum sobre el llamado “Ocuppy Movement”. En el disco colaboraron casi todos los miembros de la E Street Band (Clemons, Van Zandt, Weinberg, Scialfa) junto a otros miembros de la Seeger Sessions Band y otros participantes de lujo como Tom Morello y Matt Chamberlain.

Para muchos es considerado el álbum mas enfadado del “Boss” criticando duramente la situación económica y política de su país, como ya puede verse en el primer single y tema que abre el disco: “We take care of our own”, que nos transporta a su etapa de “Born in the USA”. 

Otras canciones que reflejan absolutamente esta idea pueden escucharse en la misma “Wrecking Ball” que da nombre al disco y que esta dedicada al demolido “Giants Stadium” de New Jersey, pero en sus letras podemos encontrar unas hermosas metáforas como un desafío moral a la situación económica con una alta dosis de ganas de poder luchar contra la adversidad de las situaciones difíciles. “Death To My Hometown” es una directa critica a la misma Wall Street a quienes apunta directamente como la culpable de la actual crisis económica que afecta a todo el planeta. También hay momentos para experimentos musicales como “Rocky ground” que tiene matices de otros discos de Bruce, unido a sonidos góspel y referencias bíblicas fusionado con las voces raperas de Michelle Moore. 

Lo más anecdótico del disco es que incluye los últimos registros del gran saxofonista de la E Street Band, Clarence Clemons antes de su lamentable fallecimiento en Junio de 2011. Podemos escuchar su talentosa magia sonora en «Wrecking Ball» y en especial en el hermoso tema «Land of Hope and Dreams», que fue grabada durante las sesiones de “The Rising” y que nunca llego a ser publicada. Usando a un tren como metáfora la canción ayuda a mantener esa llama de esperanza en todo momento. Este tema también incluye extractos de la canción “People Get Ready” de Curtis Mayfied.

En resumen: El “Boss” como todo un mesías del rock, ha vuelto a traernos esperanza en tan difíciles momentos.

Tracklist:

1) We take care of our own
2) Easy money
3) Shackled and drawn
4) Jack of all trades
5) Death to my hometown
6) This depression
7) Wrecking ball
8 ) You’ve got It
9) Rocky Ground
10) Land of hope and dreams
11) We Are Alive
Bonus tracks “Special Edition”:
12) Swallowed Up (In the Belly of the Whale)
13) American Land

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.