WICKED WANDA + PARAELISSA

Algunas sorpresillas y buena música

Aún no había tenido oportunidad de ver a Paraelissa en directo y me apetecía mucho, sobre todo a raíz de su nueva canción “No me jodas” que ha salido acompañada de un magnífico videoclip.

El grupo organizaba el concierto, acompañados en principio de dos bandas, más, pero que por diferentes problemas, no pudieron tocar ninguna de ellas. Así que tras una rápida búsqueda de grupos, los que tocaron con ellos fueron Wicked Wanda. Pero como venía gente de lejos a ver a Paraelissa, éstos tocaron primero, para facilitar la vuelta a casa en transporte.

Así que, ante un público tampoco demasiado numeroso, Paraelissa arrancaron su directo, que estaba siendo grabado en audio y video por la gente de Jellyfish, (autores del videoclip), para su posterior edición.

La banda ofreció un concierto muy sólido, muy guitarrero, con fuerza y actitud y muchas ganas. Me gustó mucho la manera de cantar de José Carrasco su vocalista y su puesta en escena. Su voz varía mucho de registros y se mueve muy bien en los tonos medios y tiene una voz melosa y envolvente, pero con garra. Que me disculpen la comparación, pero había momentos en que me traía pequeños recuerdos del Bunbury rockero de la época de Héroes del Silencio. Pero con mucha más capacidad.

PARAELISSA 6

Me gustaron muchísimo los dos guitarristas, Julián Rubio y Francisco J.L, que estuvieron magníficos, alternándose en los solos y tomando momentos de protagonismo los dos, en muchas ocasiones. Muy posturitas ambos, con chulería y saber estar, pero además dos fieras tocando. (Uno de ellos con una preciosa guitarra de siete cuerdas, que sonaba de lujo).

El batería y el bajista, (Raúl Torrijos y Jorge Pesado), muy potentes y precisos poniendo una sólida estructura rítmica sobre las que destacaban luego las guitarras a su antojo.

Paraelissa cuenta con un primer disco, y están preparando ya el segundo y repartieron al cincuenta por cien el repertorio, tocando seis canciones del disco y seis nuevas. Y me llama mucho la atención, la diferencia compositiva que se nota entre unas y otras. Las primeras bastante más rockeros y las nuevas con un toque mucho más Heavy y duro, y más rabiosas en general. Me gustaría destacar lo bien que sonó las sala en todo momento, y del repertorio del grupo, me gustaron especialmente “No me jodas”, canción protesta contra nuestra situación social y política actual, “Billy” tema dedicado al famoso bandido “Billy “El Niño” y el potente final con “Todo me quema”.

Uno de los guitarristas del grupo, es el “pipa”, habitual de Mago de Öz y me pareció todo un detallazo, ver en la sala al mismísimo Tus di Fellatio, apoyando al grupo de su colega. Detalles así honran al músico y animan a la banda.

Set-list: Intro / Tu ventana / Jardín secreto / Cantan las sirenas / Paraíso / Caminaré o reventaré / He pecado de ignorante / Amigo mío / No me jodas / Perder la fe / Billy / Sombras del silencio / Todo me quema

 

De la banda que actuaba a continuación Wicked Wanda, no conocía más que el nombre. Y me sorprendieron muy gratamente. Al ver el aspecto tan normal y sencillo de los músicos al subir al escenario, podríamos no esperar gran cosa. Pero en cuanto empezaron a tocar, me gustaron mucho y les cogí mucha simpatía. Una banda rockera, desenfadada, macarrilla, con sonido casi de garaje y con unas influencias de lo más variadas.

Wicked Wanda está formado por Pierre Patán a la voz, John Tones al bajo y coros, Raúl Fuzz a la guitarra y coros y Kiko a la batería.

Kiko es un tío enorme, que desde el primer momento en que empezó a tocar, me pareció brutal la pegada que tiene. Un gran baterista, sencillo pero llamativo por su fuerza y precisión. Y Pierre me encantó con su voz grave y rasgada, pero con unos agudos que sacaba de vez en cuando geniales. Un vocalista con mucha fuerza y muchos registros, que además supo animar al escaso público de la sala.

Esta es una cuestión que cada vez está ocurriendo con más frecuencia y que me gustaría denunciar, ya que nunca lo he entendido. La gente paga su entrada por ver dos o más grupos, y van sólo a ver a sus colegas. Y mientras están tocando los demás grupos, abandonan la sala para salir a la calle a fumar y charlar. Me parece que esto desluce mucho los conciertos, ya que disminuye el público de la sala, y me parece una falta de respeto por las demás bandas que se dejan la piel y el esfuerzo en los escenarios.

WICKED WANDA 5

En fin. Que Wicked Wanda ofrecieron un concierto muy divertido, con varias versiones muy bien interpretadas. Entre sus temas propios, me gustó mucho el titulado “La granja”, que emula en estilo y composición al mítico “La grange” de ZZ Top. Para esta canción contaron con la colaboración de David Scarpa a la armónica, que lo hizo de lujo. Se hicieron además una versión de The Doors, un par de Siniestro Total, y remataron con una de Motorhead para acabar on potencia el concierto.

Un buen amigo de la banda estaba entre el público y se subió a cantar con ellos el “Bailaré sobre tu tumba”. Y se trataba ni más ni menos que del director de cine Nacho Vigalondo, que me sorprendió por lo bien que canta. Se lo pasó en grande entre el público bailando pogos, saltando y cantando.

Set-list: Raya / Ídem / Pet Sematery / Dosmil y pico / LA granja / Me gusta como andas / Trapitos / Bestia bestia  / Todo por la napia / Gaybar / Ana Frank Castle / T.N.T. / Hija de puta / Bailaré sobre tu tumba / Ayatollah / Ace of spades.

Así que un buen descubrimiento el de estas dos bandas tan dispares, que dieron buenos conciertos cada una en su estilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.