TEN YEARS AFTER

De mayor quiero ser como ellos o incluso la mitad

Diez años son precisamente los que llevan Ten Years After sin contar con Alvin Lee en su formación y unos meses después de su muerte, sus compañeros de grupo siguen de gira aunque parezca increíble.

A pesar de que el setenta y cinco por ciento del grupo tiene setenta años, esta no es la típica gira en la que el grupo se junta para hacer el paripé y sacar unos dineros. Siguen dándolo todo. Es impresionante ver a Leon Lyons al bajo, con el mismo pelo (solo que ahora es blanco) y los mismos movimientos que en esos video en blanco y negro de principios de los setenta. O a Ric Lee repitiendo ese clásico solo de batería en El Hobbit con la misma intensidad. Chick Churchill a los teclados más de lo mismo y como “nuevo” guitarrista Joe Gooch, que le ha tocado la difícil misión de ser comparado concierto tras concierto con el mencionado Alvin Lee al que suple a la perfección. Evidentemente tiene otro estilo, se luce menos y tiene menos protagonismo. No hace el número del mástil del micrófono, o lo de tocar con las baquetas o ponerse a hacer filigranas a base de tapping, quizás ya no sean tiempos para hacer eso, pero consigue un sonido limpio, a pesar de la distorsión, elegante y preciso, aparte de parecer tener dos guitarristas en muchos momentos. Desde luego que es un “sustituto” de lujo.

Concierto de hora y media, intenso, con un repertorio similar al de su disco en directo Road Works. Lleno de clásicos como I’m coming On, Love Like a Man o como no I’m going home. Casualmente una de las más aplaudidas fue una de nueva creación Angry Words de su último disco Evolution junto a 50,000 Miles (sobre la que bromeó Leon Lyons diciendo que era un tema hecho en los 60, 50 o 40, no recordaba bien) y una muy larga versión de I can’t keep from crying con recordatorio a los “compañeros” de Woodstock desaparecidos como Hendrix o Joan Baez. Realizaron una versión larguísima, que en un principio me llevo a pensar que estaba bajando el ritmo del concierto para ir cogiendo fuerza a base de enlazar riffs de grupos como Cream, Hendrix, Deep Purple y terminar con un maravilloso solo de guitarra. De lo mejor de la noche.

Para terminar una aceleradísima I’m going home de diez minutos y un bis cortito Choo Choo Mamma que dejo la sonrisa en la boca a todos los asistentes.

Una vez terminado el concierto no tardaron en salir para saludar al público, firmar discos y hacerse fotos, todo un detalle que tuvieron estos músicos que han pasado por todo, han estado en todas y son un leyenda del rock and roll. No como otros que no son nada, no han demostrado nada y se piensan que van concediendo dádivas a los “pesaditos” de los fans.

Desde luego que no hay nada como el tiempo para poner a cada uno en su lugar.

Set List: I’m coming on / King of the blues / Hear me calling / Angry words / Big black 45 / 50,000 Miles breath my brain / The hobbit / Love like a mind / I’d love to change the world / Good morning little schoolgirl (Sonny Boy Williamson) / I can’t keep from crying (The Blues project) / I’m going home/ (Bis) Choo Choo Mamma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.