ARCTIC MONKEYS + THE STRYPES

Los mejores de su generación

El concierto de la temporada en Madrid, por capacidad de convocatoria, era sin duda el de Arctic Monkeys. Tras su triunfal paso en esta pasada edición del FIB, tenían que refrendar que el Palacio de los Deportes es ya su hábitat natural en la capital, tal y como mostraron hace casi dos años. A las ocho de la tarde había colas enormes a la espera de la apertura de puertas, con lo que hicimos un poco de tiempo en un bar cercano para apurar nuestra entrada hasta el arranque del grupo telonero.

thestrypes02

Alex Turner y los suyos, tienen buen ojo eligiendo a sus compañeros de escenario. El año pasado fue su colega Miles Kane el elegido, y en esta ocasión, le tocaba el turno a los irlandeses THE STRYPES, un cuarteto de adolescentes que no podrían entrar por cuestiones de edad en cualquier sala madrileña a mostrar los temas de su disco de debut, ‘Snapshot’. Ese hecho ya habla de cómo están las cosas para la cultura en nuestro país. Hubiera sido una pena que no hubieran rendido cuentas, porque el grupo tiene una frescura que asusta, precisamente por recurrir a los clásicos de los años sesenta, dándoles un toque más sucio y garajero. Es evidente que aún tienen que aprender a desenvolverse en grandes escenarios, pero los cuarenta minutos de los que disfrutaron fueron realmente vigorosos y revitalizantes. Ross Farrelly tiene algo y resulta creíble tanto en las interpretaciones de temas propios (“Mystery Man”, “Blue Collar Jane” o “She’s So Fine”) como en las versiones elegidas (“You Can’t Just Judge a Book by The Cover” o “Rollin’ And Tumblin’ entre otras). Están preparados para grandes cosas si son capaces de mirar la evolución del grupo para el que abrían esa noche. Un concierto perfecto, tocando el disco de cabo a rabo, lo exigible a un grupo novel que quiere pegar una patada en la puerta y demostrar que han venido para quedarse.

Setlist THE STRYPES: Mystery Man/What the People Don’t See/She’s So Fine/I’m a Hog for You, Baby (The Coasters cover)/I Can Tell/Angel Eyes/Ooh Poo Pah Doo (Jessie Hill cover)/Perfect Storm/What a Shame/Hometown Girls/Blue Collar Jane/You Can’t Judge a Book by the Cover (Bo Diddley cover)/Heart of the City (Nick Lowe cover)/Rollin’ and Tumblin’ (Hambone Willie Newbern cover)

Así que con las pilas convenientemente cargadas y con el Palacio a reventar (en gradas desde luego, en pista decían que estaban agotadas pero se estuvo muy amplio, seguramente aún consecuencia de la tragedia del Madrid Arena) les llegó el turno a los de Sheffield, ARCTIC MONKEYS. Alex Turner ha ahondado en el look Richard Hawley y lo ha llevado al extremo para parecerse a un joven Roy Orbison gracias a la chaqueta blanca con la que apareció. Sus compañeros no le iban a la zaga, dejando al batería Matt Helders aparte, en ese cambio de indumentaria que deja a las claras que la adolescencia ha pasado para ellos, no así para la gran mayoría de sus seguidores. Quizás por eso hubo momentos en los que el público se quedó parado, como sin entender lo que ocurría sobre el escenario. Los cuatro músicos (a los que en varios momentos se les sumaron dos extras) han decidido que el camino emprendido en ‘Suck It And See’ y continuado en ‘AM’ es lo que les motiva, y así son capaces de cambiar el tempo de las canciones más antiguas para adaptarlo a su estilo actual.

 

Por eso los momentos más animados vinieron de la mano de clásicos (y ojo, que hablamos de temas con menos de una década de vida, pero que merecen ese apelativo) como “Brainstorm”, “Teddy Picker”, “I Bet You Look Good on the Dancefloor” o “Flourescent Adolescent”, pero sin lugar a dudas los más disfrutables para el oído fueron los medios tiempos más recientes, desde el inaugural “Do I Wanna Know?” hasta el colofón con “R U Mine?”. Entre medias pudimos comprobar el crecimiento de Alex como frontman, capaz de dejar su guitarra y abrazarse al micrófono para deleite de los seguidores de primeras filas.

 

¿Mejor momento de la noche? La aparición de los falsetes en “One For The Road” y a continuación, su metamorfosis durante “arcticmonkeys07Arabella” donde no se sabía si eran ellos o Black Sabbath quienes estaban sobre el escenario, sobre todo con el pequeño trozo de “War Pigs” con el que la rematan. Un manual de versatilidad y de que todo lo que prueban, les funciona. Son los mejores, lo saben y lo demuestran. Eso sí, siguen con el mismo problema que siempre les ponemos. Si no cambian de actitud con respecto a la duración de sus actuaciones, van a quedar mejor como grupo de festivales que como grupo con gira propia. Ochenta minutos no es algo defendible con el bagaje discográfico que llevan ya acumulado a sus espaldas. Insuficiente en tiempo, aunque deslumbrante en cada minuto de la actuación. Si es que hasta el “Mardy Bum” acústico que les acercó peligrosamente al “Don’t Look Back In Anger” de Oasis les quedó bien.

En definitiva, prueba superada en lo musical con sobresaliente, pero sólo aprobada raspada en la duración del espectáculo. En cualquier caso, tanto si asististe como si te lo perdiste, aquí, gracias a Spanish Taper, puedes comprobar por ti mismo lo que vivimos en el Palacio. Alex, no seáis tan vaguetes, por Dios.

 

Setlist ARCTIC MONKEYS: Do I Wanna Know?/Brianstorm/Dancing Shoes/Don’t Sit Down ‘Cause I’ve Moved Your Chair/Teddy Picker/Crying Lightning/Fireside/Reckless Serenade/Old Yellow Bricks/One for the Road/Arabella/I Want It All/I Bet You Look Good on the Dancefloor/Cornerstone/Piledriver Waltz/Why’d You Only Call Me When You’re High?/Fluorescent Adolescent/I Wanna Be Yours//(bis) Snap Out of It/Mardy Bum/R U Mine?

 

Fotos cortesía de Alfredo Rodríguez [Musicazul]

1 pensamiento sobre “ARCTIC MONKEYS + THE STRYPES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.