DEWOLFF – IV

La confirmación de un gran grupo

Sí, IV, como el mítico álbum de los Zeppelin. Con un par. Y es que este trío formado en el sur de Holanda en el 2007 por los hermanos Pablo y Luka Van de Piel y Robin Piso han escuchado mucho blues, rock y psicodelia.

A pesar de su juventud se mueven perfectamente en estos terrenos. Ya de entrada el tema que abre, Vodoo Mademoiselle engancha desde el principio, luego dos más con riffs y secuencias similares a muchas canciones de los mencionados Led Zeppelin.  Crumbling Heart, con esa intro/riff al teclado que has escuchado en mil temas de los setenta, pero que resulta muy efectivo, para luego transformarse en un rock-blues. The Only Thornless rose, con esos violines al más puro estilo E.L.O. Muchas cosas buenas juntas.

Llega una segunda parte del disco, con un tema largo, A mind slip, desarrollado en seis partes con una duración de algo más de veinte minutos. De nuevo grandes influencias de grandes grupos, cada uno encontrará unas referencias, pero se respira Jethro Tull, Beatles, Camel, Doors… en resumen todos los grandes. Consiguen un tema psicodélico, tranquilo y que hace que se mantenga  la atención durante toda su extensa duración. La virtud de DeWolff es saber aunar todas estas fuentes y mezclarlas en un estilo único. La voz, bastante efectiva, con subidas y bajadas de tono siempre bien acompañadas por los colchones que hace el teclado.

El por qué nos ha llegado ahora este disco con seis meses de retraso es debido a que estarán de gira por nuestro país y aparte están empezando a sonar y hacerse hueco en muchos medios, sin duda alguna debido a su calidad a la hora de interpretar este tipo de música.

Imaginad como es la ascensión que hasta han creado unas Converse y una Harley Davison diseñadas por y para el grupo. No perderse a este grupo en febrero, tienen muy buena pinta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.