TRANSATLANTIC

SupercalifragilisticoKaleidoscopio

SupercalifragilisticoKaleidoscopio.

Me he “inventado” esta palabra para poder definir lo vivido ayer. Si hace un año nos dejaron con la boca abierta, han vuelto a repetirlo y esta vez nos la han desencajado. El plato fuerte el año pasado fueron Flower Kings y Neal Morse y al final pudimos disfrutar de un “mini” concierto de Transatlantic. Esta vez vinieron a por todas y tras casi tres horas de concierto demostraron ser uno de los grupos punteros y que marcan tendencias dentro del rock progresivo.

Acompañados de unas proyecciones muy efectivas y bien compaginadas con la música, apareció el cuarteto estrella formado por Neal Morse a los teclados, Pete Trewavas al bajo, esta vez sí que vino, Roine Stolt a la guitarra y Mike Portnoy a la batería. En esta gira les acompaña Ted Leonard, habitual colaborador de Neal Morse, que toca la guitarra, el piano, percusiones y además canta bien, quizás el que mejor de los cinco.

transatlantic 01 copyNos presentaron su disco Kaleidoscope, el mejor para mi gusto de los publicados, porque tanto Into the blue, con el que abrieron concierto, como Kaleidoscope, con el que cerraron, son dos temas dignos de entrar entre los mejores de la historia del rock progresivo. Momentos apoteósicos en el primer tema con proyecciones de fuego junto con las cinco voces sonando a la vez y los  brillantes solos de Roine Stolt, que a pesar de no estar en las habituales listas de mejores guitarristas, debería estarlo, tanto por su estilo como por su carisma a la hora de componer e interpretar. My new world, como avanzó Portnoy, compuesta hace quince años, nos permitió viajar virtualmente en su nave-dirigible por el cielo y las nubes.

En Shine, Morse deja los teclados para coger la acústica e interpretar un gran tema. Tras gran parte de su obra más reconocida hasta el momento, Whirlwind y ese apoteósico final con Is it really Happened? a continuación Portnoy, que hace las veces de showman y lleva un poco la batuta del grupo, apareció mechero en mano para indicar que llegaba otra balada We all need some light, introducida por un dueto de guitarras con Stolt y Morse.

Llegaba otro gran tema de su nuevo disco Black as the sky, que gustó mucho y el momento estelar de la noche, los treinta minutos de Kaleidoscope. Temazo sin igual, que recuerda por momentos a Kansas, Camel, Yes, Jethro Tull pero que al final suena a Transatlantic. Muy complejo en ejecución por sus continuos cambios de ritmo, paradas, arranques y un sinfín de artificios musicales, que como no terminaron con artificios pirotécnicos virtuales.

transatlantic 02 copyNos dejaron un bis de los suyos, de los de casi media hora, con All of the above, que ya pudimos disfrutar también en su anterior visita.

El éxito de Transatlantic reside en que han sido capaces de combinar la maestría de cuatro músicos que lideran sus bandas pero que cuando se juntan no intentan demostrar quién es más o mejor que el resto. Si bien Portnoy destaca un poco sobre todos, por su extrovertida forma de ser, que conecta más con el público y en el grupo es el que marca los finales y cambios ya que para eso es el batería y aunque esté temporalmente cojo (tenía un pie vendado) sigue siendo uno de los mejores sino el mejor batería del mundo.

Gran gira esta de Kaleidoscope 2014, perfectamente acompañada por los audiovisuales, muy bien sincronizados, con la batería de Portnoy en primera fila y de lado, todo un espectáculo verle tocar de pie, de lado, enfrente y continuamente regalando baquetas y dirigiéndose al público. Trewavas y Stolt como si nada, haciendo verdaderas locuras con sus instrumentos sin inmutarse, Neal Morse, con dos teclados, cantando y pasándoselo mejor que todos los presentes, la sonrisa nunca se va de su cara y el invitado para la gira Ted Leonard, otro músico que logra brillar y llamar la atención a pesar de querer ocultarse en un discreto segundo plano.

El público a la altura de las circunstancias, silencioso, respetuoso, colaborador, se nota que fue a escuchar música y estaban más pendientes del escenario que de sacar fotos, grabar la actuación o estar jugueteando con el móvil, como me pasó hace poco en la misma sala con otro grupo. Y es que estos conciertos son para disfrutar con los cinco sentidos.

Set List: Into the blue / My new world / Shine / Whirlwind Medley (Overture / Rose colored glasses / Evermore / Is it really happening? / Dancing wiht Eternal Glory) / Guitar duet / We all need some light / Black as the sky / Kaleidoscope / Bis: All of the above (Full Moon Rising / October Wind)

 

2 pensamientos sobre “TRANSATLANTIC

  1. Hola Julio,
    de verdad que me interesa mucho saber cual es esa distracción. Encantado de que me corrijas o discrepes si has encontrado algo que no te parece correcto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.