MADRID INQUIETA: MACEO PARKER

Más sabe el diablo por viejo, que por diablo

El primer ciclo Madrid Inquieta arrancó en la capital con la actuación del gran saxofonista MACEO PARKER, maestro de maestros y colaborador de James Brown y George Clinton en sus épocas más deslumbrantes. Resulta increíble ver la energía que muestra el músico de Carolina del Norte recién cumplidos los 71 años. Y es que en las dos horas y cuarto de actuación, apenas se retira unos minutos para dejar lucimiento a cada uno de los siete músicos que le acompañan en esta gira:Dennis Rollins (trombón), Will Boulware (teclados), Bruno Speight (guitarra eléctrica), Rodney “Skeet” Curtis (bajo), Marcus Parker (batería), Martha High (voz y coros) y  Darliene Parker (voz y coros). Y es que para seguir el ritmo de Maceo hay que ser muy bueno en lo tuyo, y todos los miembros de su banda respondieron.

 

Una sala casi llena en su capacidad de pista (la planta de arriba estuvo cerrada) disfrutó y bailó los ritmos funk, soul y jazz que se mezclaban en todo momento para convertir el resultado en alguno único. Hubo momentos de recuerdo al citado James Brown (“Make it Funky”), momentos para todos los públicos con clásicos de la talla de “Stand By Me” (Ben E. King) o “Let’s Get It On” (Marvin Gaye), pero sobre todo un repaso a su dilatada carrera con temas por todos conocidos como “Off The Hook”, “Gimme Some More” o “Pass The Peas”, que sirvió de perfecto epílogo.

 

De todas maneras, más allá del repertorio elegido, lo que sí se pudo comprobar es la plena vigencia de un estilo, la magnética presencia de Maceo sobre las tablas, con gafas o sin ellas, con el saxofón o con la flauta, bailando o incitando al baile y es que el “groove” que destile se nota que le viene de serie. Es cierto que hay ocasiones en el que temas tan largos y desarrollos tan extensos pueden cansar en el oyente, pero sólo echando un vistazo a lo que discurre sobre el escenario, esos pensamientos desaparecen pronto. Yo quiero llegar a los setenta años siendo capaz de bailar y dirigir a una audiencia como lo hace él. De hecho, firmaría poder hacerlo con sesenta o incluso con cincuenta. La pasión por la música se ve en sus ojos y se siente con los sonidos que emanan de su saxofón.

 

Espero que podamos verle en más ocasiones en este mismo estado de forma y desde Solo-Rock deseamos que tanto el ciclo Madrid Inquieta como el Festival Cultura Inquieta del próximo mes de Julio en Getafe sean un éxito que consiga dinamizar la menguante propuesta en vivo que sufre la capital en los últimos tiempos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.