THE DREAM SYNDICATE + LAREDO

Y que sean treinta años más

No me preguntéis dónde andaba cuando THE DREAM SYNDICATE se reunieron hace un par de años para celebrar el 30 aniversario de ‘The Days of Wine and Roses’. Seguramente en algún otro concierto. El caso es que recordaba las buenas crónicas de aquel paso por nuestro país y cuando anunciaron su regreso para festejar en esta ocasión el también trigésimo cumpleaños de ‘Medicine Show’ si me conjuré para no perdérmelo.

 

Podemos discutir sobre si se trata de una reunión legítima o no, puesto que a fin de cuentas sólo se encuentra el cincuenta por ciento de la formación original, Steve Wynn (voz y guitarra) y Dennis Duck (batería), pero lo que si tengo claro es que tanto Mark Walton (bajo), que si formó parte de la banda en los ochenta, como Jason Victor (guitarra) habitual acompañante de Wynn en su carrera con los Miracle 3, hicieron que no se echara de menos a los ausentes más que por los más puristas. El concierto fue un auténtico torbellino de rock and roll y como tal fue perfecto el detalle de acabar en el bis con “Rock And Roll”, homenaje a su idolatrado Lou Reed.

 

Pero hasta llegar a ese punto de la actuación, vivimos un auténtico recital de poderío y volumen durante ochenta minutos. Además, de manera muy acertada no se trató de un recorrido exacto por el disco que daba título a la gira, sino un compendio de los mejores temas de su disco de debut (enormes “When You Smile” como inicio de actuación y “Days Of Wine And Roses” en la parte final de la misma) junto con los temas que si esperábamos escuchar como “Daddy’s Girl” o “Burn”. El show a las seis cuerdas de Jason Victor es de los que se recuerda y la complicidad de los cuatro músicos tras pasó el escenario para cautivar por completo a una sala, que si no estaba llena, si mostró una entrada a la altura de las circunstancias.

 

Si me tengo que quedar con un solo momento lo hago con el prodigio de “John Coltrane Stereo Blues”, que fue la que dio la clave de lo vivido durante la noche: una celebración de la música en letras mayúsculas. Va a ser una de las actuaciones más recordadas del año sin lugar a dudas.

 

Antes que ellos, LAREDO ofrecieron una correcta actuación con la que entrar en calor, cuando aún había muchos huecos en la sala. Su música encajó con el aroma de la velada y en temas como “Otra vez” o “Luces y oscuridad” se pudo apreciar que hay calidad en el cuarteto como para no perderles la pista.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.