BUCKCHERRY + SKID ROW + BUFFALO SUMMERS

Buenísimos momentos

Posiblemente una de las giras más atractivas que pasan por Madrid este año. Por desgracia debido a los apretados horarios, no me fue posible ver a la banda Buffalo Summers que abrían esa tarde/noche. Pero la gente que llegó a verles, me comentaron que les habían gustado mucho y que habían hecho un buen concierto.

Entramos prácticamente cuando estaban comenzando los Skid Row y como era de esperar nos encontramos con la sala llena hasta los topes. Me gustaría pedir disculpas a los seguidores habituales de la web por las pobres fotos subidas. Y es que no sé de quién sería la genial idea, pero colocaron a los fotógrafos en un altillo en el fondo de la sala, prácticamente al lado de la salida. Y si no se avisa previamente, los que no nos llevamos teleobjetivo, no pudimos hacer nuestro trabajo como nos hubiese gustado.

Skid Row salieron a por todas desde el principio y dieron un muy buen concierto, con verdaderos momentos mágicos, al recordar viejos himnos clásicos de la banda, que aunque estemos hartos de oírlos en disco, cuando se ven en directo, te llegan directamente a la fibra más honda y te llenan de energías, recuerdos y que nos pusieron literalmente la carne de gallina, como fue el caso de “Monkey business” o la preciosa “I remember you”.

La banda está en perfecta forma, aunque me encontré con unos Sjid Row bastante envejecidos físicamente. Pero se marcaron un muy buen concierto en todo momento, con los dos guitarristas Hill y Sabo sonando muy compenetrados, el bajista Bolan estupendo con muy buenas maneras, incluso cantándose él mismo un tema entero potente como fue el “Psycho therapy”, con una voz profunda y llena de fuerza. Un baterista muy contundente como es Rib Hammersmith y el cantante Johnny Solinger estuvo francamente bien. Mucha imagen, muy buena voz y sobre todo mucha energía por parte de todo el grupo y unas canciones que nos llevaron en un viaje al pasado, y nos trajeron grandes recuerdos.

La gente se lo pasó en grande cantando y coreando todas las canciones, y con especial intensidad las de los primeros discos como “18 & life”, o el gran final con “Slave tio the grind” y “youth gone wild”. No nos defraudaron, aunque incomprensiblemente, cuando ya llevaban al menos cinco temas, el sonido se capó de repente, dejando el escenario prácticamente inaudible y tardando al menos tres canciones en solucionar el problema.

Set-list: Let´s go / Big guns / Makin a mess / Piece of me / 18 & life / Thick is the skin / Riot act / Darkened room / Kings of demolition / Psycho Therapy / I remember you / Monkey bussines / Slave to the grind / youth gone wild

SKID ROWY si bien la banda dejó el pabellón bien alto, antes de comenzar el siguiente grupo, estábamos pensando que Buckcherry se los iban a comer. Y aunque a la salida del concierto hubo mucha diversidad de opiniones, pensamos que efectivamente Buckcherry fueron los triunfadores de la noche.

Con una energía arrolladora desde el primer momento, el grupo salió repartiendo cera, con ese rollo tan macarra que llevan, esas canciones tan marchosas y vacilonas y comenzando además con uno de sus mejores temas como es “Lit up”.

Lo de Josh Todd es digno de ver en directo y espectacular. Es todo un showman, con una manera muy atractiva de desenvolverse en el escenario, atrayendo nuestras miradas en el ochenta por ciento del concierto. Es un grandísimo cantante, con esa peculiar voz rasgada y rota y con esos hipnotizantes movimientos que sabe manejar a la perfección.

La banda estuvo sublime, empezando por el batería Xavier Muriel, que lucía un melenón al viento del ventilador y que se mantuvo impecable en toda su actuación Tanto tocando como físicamente. Que parecía que ni se despeinaba ni sudaba. Los dos guitarristas espectaculares cada uno en su faceta. Keith Nelson mucho más elegante y estático haciendo la mayor parte de los solos y Stevie D. mucho más alocado, sin parar de correr y moverse, con un cubilete lleno de púas en su pie de micro, que no paraba de lanzar al público y mucho más macarra. Y un bajista que apenas se movió un palmo de terreno, pero sobrio, contundente y muy bueno en su papel.

SKID ROW 2Un gran concierto de la banda, aunque quizá no fue el mejor que les he visto. Me gustó especialmente el momento muy ensayado de la presentación de los músicos, con solos de cada uno de ellos y un largo momento instrumental genial. Me gustaron mucho los temas que se tocaron. Quizá deslució un poco el bis final, con dos canciones que dejaron un poco más fría a la gente, como fue la versión de Icona Pop “I don´t care (I love it)” al que cambiaron la letra por “Say fuck it”, pero que igualmente no convenció. Y tampoco lo hizo la otra canción con la que cerraron de “2 drunk to funk”, quizá menos movida para cerrar un concierto. Pero aún así, nos gustó muchísimo su show y en especial el gran Josh Todd que lo hizo muy, pero que muy bien.

Set-list: Lit up / Rescue me / All night long / Imminent bailout / Everything / Sorry / Dirty mind / Next 2 you / Sunshine / Gluttony / Water / Carrousel / Crazy bitch / Say fuck it / 2 drunk to funk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.