ENRIQUE BUNBURY

Excelente concierto

La esperada gira del nuevo disco del aragonés llamado“Palosanto” al fin hacia su parada por España, pero que lamentablemente se vio reducida a la mitad de presentaciones con la cancelación de los primeros cuatro conciertos debido a la operación urgente del desprendimiento de retina del guitarrista Jordi Mena. En su reemplazo en algunos recintos estuvo su discípulo Dani “Patillas” Baraldes haciendo las respectivas funciones dentro de la banda de acompañamiento de Enrique, Los Santos Inocentes.

El Palacio madrileño a medida que se acercaba la hora del concierto fue llenando su capacidad, y a las 21:50 se fueron las luces y empezaron a sonar los primeros acordes de la introducción del “Vals Nº 2” de Shostakovich mientras presenciábamos la proyección de un platillo volante surcando el espacio y acercándose a la tierra. Los Santos Inocentes fueron tomando posición en sus respectivos instrumentos y Enrique hace su aparición a través de un haz de luz como si “descendiera” del platillo volante.

Bunbury 4

“Despierta”, el primer single del disco y el tema encargado de abrir esta gira dio el vamos a un concierto cargado de sus respectivas proyecciones, en lo que se convertiría en una larga noche fantástica con un publico madrileño completamente entregado a la música del aragonés.  La velada continuó con otro clásico del repertorio,  “El club de los imposibles” con una iluminación expresamente centrada en tonos de verdes colores.

“Los inmortales”, con Enrique colgándose la guitarra por primera vez durante el concierto, sonó alucinante. Es una de las mejores canciones del nuevo disco y las proyecciones de ondas de sonido que acompañan a la canción le dieron mayor relieve. El regreso al pasado volvió para rescatar “Contracorriente” de aquel debut que fue “Radical sonora”, con un cantante totalmente inspirado y haciendo suyo su entrega ante el micrófono, y con pasión animando al publico a hacer los coros.

“Enrique, Enrique”, corea la gente y el maño se detiene unos instantes para interpretar  la ácida “Hijo de cortes” en donde el teclista Jorge Rebenaque tuvo una participación especial ejecutando un solo.  “Ódiame” de Julio Jaramillo fue la siguiente canción del repertorio y la única que entro del disco “Licenciado Cantinas”, y si bien cuenta con sus fieles admiradores, tal vez esta canción sea el punto mas flojo del repertorio.

La noche avanza y Bunbury sigue presentando el nuevo disco con otro de los singles del nuevo trabajo, “Mas alto que nosotros solo el cielo” que contó con proyecciones de fondo preparadas para la canción que hicieron que fuera mejor apreciada también, sobre todo al final que muestra uno de los famosos “círculos en los pastizales ingleses” que tanto dieron que hablar en la ciencia paranormal.

Bunbury 16

Bunbury vuelve a coger la guitarra acústica para interpretar “Por que las cosas cambian” en donde al final se junta con sus dos guitarristas (Álvaro Suite y Jordi Mena) para estar los tres al unísono en el centro del escenario.  La furia sonora de “Destrucción masiva” cae en Madrid con unas proyecciones de imágenes de bancos y muchísimas multinacionales que critica el cantante, y no deja títere con cabeza. Una canción directa y sin miramientos contra las grandes empresas.

Una roja iluminación es el escenario de fondo para “El extranjero” de la primera época de su trabajo en solitario con un excelente acompañamiento de su batería Ramón Gacías y del bajista Robert Castellanos. El guiño a Héroes Del silencio cae con “Deshacer el mundo” del disco “Avalancha” acompañado por imágenes de archivo de marchas militares manifestaciones de varias naciones del planeta. Casi al final de la canción es el momento de lucimiento para que el guitarrista Álvaro Suite entregue su solo. Un rescate del pasado glorioso de los Héroes con proyecciones perfectamente bien conseguidas que van perfectamente bien con la letra de la canción.

Otro instante clave fue la presentación de la banda, que tuvo su momento mas emotivo cuando se presento a Jordi Mena que vuelve en gloria y majestad a Los Santos Inocentes, y cuyo nombre fue coreado por todo el respetable. Con “El rescate”, Enrique una vez más con guitarra en mano hace que el publico cante toda la letra de esta hermosa canción del disco “el viaje…”, en donde la iluminación juega un papel fundamental. Lo mismo ocurriría  sin cambios para la interpretación de “Los habitantes”, misma iluminación y entrega del conjunto. Cae otra canción interpretada al micrófono del nuevo disco con  la hermosa balada “Salvavidas”, adornada con unas luces blancas y un fondo azul que hacen el escenario idóneo para esta bella canción de la nueva placa.

Volvemos a las proyecciones, esta vez con imágenes surrealistas de humo y un acertado juego de luces para “El hombre delgado que no flaqueara jamás”. Enrique con guitarra en mano dándolo todo junto con su banda. “Hay muy poca gente” destaca por una tenue luminosidad amarilla y con proyecciones de rostros de fondo. Baja el ritmo con una intima luz azul para el clásico de Jeannette, “Frente a frente”.

Con “Que tengas suertecita” Enrique abandona nuevamente la guitarra para lanzarse a cantar y desplazarse por el escenario y cantar junto con todo el respetable. En “de todo el mundo” se sienta en el borde del escenario, para cantar con toda voz y desgarro, para luego levantarse y entregar lo mejor de si. Humo y luces rojas van acordes con la canción.

“Si”, aquella potente composición de Andrea Punti incluida en “Flamingos” fue otro de los puntos fuertes de la noche, con todo el recinto cantando los coros de la canción. Otra vez las luces hacen resaltar la escenografía y propuesta del aragonés. Luego viene otro gran momento escénico con una intima versión más pasiva del clásico “Lady Blue” que marca una vez más el regreso de las proyecciones, en este caso el OVNI que al finalizar la canción se “lleva” a Enrique, finalizando la primera parte de la noche.

Bunbury 13

El regreso de Bunbury al escenario fue empezando con el primer invitado especial de la velada con Iván Ferreiro con quien interpreto una sólida versión de “El cambio y la celebración” con el símbolo “iluminatti” de fondo en la pantalla gigante. Con “Infinito” Enrique se ajusta su sombrero vaquero y con una entrega de más imágenes surrealistas la canción es recibida con total devoción por los fans de toda la vida del cantante.

El tercer bis de la noche empieza con un nuevo invitado al escenario, con Quique González con quien interpreta (nuevamente con su guitarra acústica) una potente versión de “Bujías para el dolor”. Una vez mas solo frente a su publico entrega una tranquila versión de la desgarradora “Sácame de aquí” para dar paso al cierre definitivo de la noche con el ya clásico “El viento a favor” que termina con una potente explosión que lanzo pedazos de papel plateado por todo el recinto.

Han sido dos horas y media potentes e intensas. Uno de los mejores shows de Enrique Bunbury y que cuenta con el aliciente agregado que este concierto fue registrado para un futuro lanzamiento en formato DVD y Blu Ray.

SET LIST:  Despierta / El club de los imposibles / Los inmortales / Contracorriente / Hijo de Cortes / Ódiame / Mas alto que nosotros solo el cielo / Porque las cosas cambian / Destrucción masiva / El extranjero / Deshacer el mundo / El rescate/ Los habitantes / Salvavidas / El hombre delgado que no flaqueara jamás / Hay muy poca gente / Frente a frente / Que tengas suertecita / De todo el mundo / Si / Lady Blue / El cambio y la celebración / Infinito / Bujías para el dolor / Sácame de aquí / El viento a favor

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.