MILEY CYRUS

Espectáculo a falta de canciones

Conocida es mi querencia por ver este tipo de conciertos. Prejuicios cero, siempre. Bien es cierto que en 2010 en el Rock In Rio se vio la metamorfosis de Hannah Montana para convertirse en MILEY CYRUS, una adolescente con un alto componente sexual sobre el escenario. En los cuatro años transcurridos desde dicha actuación, esa tendencia ha crecido y uno esperaba más gente “mayor” en el concierto, pero siguió habiendo mucho menor acompañado de “adulto responsable” para acceder al recinto. Está claro que la hija de Billy Ray “Achy Breaky Heart” Cyrus quiere jugar en la liga de las Madonna, Kylie, Lady Gaga o Beyoncé, pero aún le queda mucho camino por recorrer.

La falta de canciones que tiene en la actualidad la otrora “niña Disney” es manifiesta. En las casi dos horas de actuación, apenas hubo momentos de coreo masivo en un recinto, que se llenó en la mitad de su capacidad y prácticamente se concentraron en la parte final del concierto, siendo incontestables “We Can’t Stop” y “Wrecking Ball”. Para paliar este déficit, potenció la parte teatral del espectáculo. Entró en un tobogán con forma de su famosa lengua, se cambió de vestido en al menos diez ocasiones, se hizo acompañar por una docena de bailarines y mostraba o escondía a su banda de músicos según lo requería la ocasión.

Hasta recurrió a las consabidas versiones, con dispares resultados. Muy pobre “Lucy In The Sky With Diamonds”, algo más entonadas “Summertime Sadness” y “Jolene”, estas dos encuadradas en un miniset “country”. Quizás el momento más divertido aconteció durante “Adore You” en la que animó el público a que mostraran a la cámara sus besos apasionados, dando lugar a una mayoría de comportamientos lésbicos entre sus seguidoras más acérrimas, aunque es justo decir que hubo de todo.

Su traje de billetes de dólar mientras salía tumbada hacia arriba a cuatro patas durante “Love Money Party” fue lo más comentado en los asientos cercanos al mío, pero su vestuario daría para una crónica completa al respecto, algo que se me escapa debido a mis pobres conocimientos sobe moda. No se puede decir que no sudara la camiseta para que los que habían pagado cerca de noventa euros de media no se fueran satisfechos, pero cuando cerró el telón con “Party In The U.S.A” no pudimos dejar de pensar que Miley debe rodearse de mejores compositores a partir de ahora para lograr un éxito musical y no a base de escándalos. Eso sí, su imagen cabalgando un perrito caliente durante “Someone Else” dudo que se me borre en una larga temporada. Seguiremos informando en futuras giras.

Setlist: SMS (Bangerz)/4×4/Love Money Party/My Darlin’/Maybe You’re Right/FU/Do My Thang/#GETITRIGHT/Can’t Be Tamed/Adore You/Lucy in the Sky With Diamonds (The Beatles cover)/Drive/Rooting for My Baby/Summertime Sadness (Lana Del Rey cover)/Jolene (Dolly Parton cover)/23/On My Own/Someone Else/We Can’t Stop/Wrecking Ball/Party in the U.S.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.