RAGE + LION TWIN

30 aniversario inolvidable

Hablar de RAGE es hacerlo de una de las bandas más queridas y respetables de la historia del Heavy Metal. Con treinta años a sus espaldas y una colección de discos fantástica, si por algo han destacado los germanos a lo largo de tanto tiempo es por la extrema calidad de sus shows en directo. Independientemente de épocas y de formaciones, RAGE son un valor seguro y era de imaginar que el concierto de celebración del treinta aniversario no iba a ser una excepción. Repaso a toda su carrera en una pequeña sala, en la que contarían con la cercanía de los fieles fans de la banda, que no han dejado de demostrarles la calidez con la que se acoge a los germanos desde que hace unos años decidieran incorporar a España con profusión en sus giras.

Como aperitivo y banda encargada de abrir la sesión se presentaba en España Lion Twin, grupo germano con profundas raíces en el heavy metal clásico alemán, si bien con un toque más melódico, al que se acopla excelentemente la voz de su vocalista, Li.

LionTwin01

Aparecían en el escenario cuando apenas pasaban unos minutos de las 19:30 de la tarde, hora que sigue siendo excesivamente temprana en nuestra ciudad para un concierto de rock y que lleva a que la banda telonera se enfrente a muy poco público. Aun así Li no se arredró y dirigiéndose permanentemente a la audiencia en un correcto español mantuvo la necesaria tensión y los ojos puestos sobre un grupo que ha cuajado un buen disco y que ahora están presentando de la mano de sus amigos de RAGE.

Su descarga comenzaba con “Tristan & Isolde”, en la que la voz de Li ya se refleja cargada de matices, agresiva pero con un punto de delicadeza que la aleja de tantas otras cantantes que se centran en una única línea vocal. De la mano de Li, Jan, guitarrista solista cargado con una inmensa guitarra con forma de estrella, mantuvo el protagonismo de unas guitarras afiladas durante todo el concierto.

“Eco Warrior” lleva a Lion Twin a emular el sonido germano que tantos éxitos ha ofrecido a las bandas de su país y Li, con la voz ya caliente, comenzó a alcanzar tonos auténticamente sorprendentes.  “Far away” con sus toques folk de la mano de Jan y con un ritmo machacón que se empasta perfectamente a un toque vocal algo más suave acabó por convencer al público que ya en esos momentos disfrutaba de lleno con una banda que se estaba dejando la piel en el escenario.

Li presentaba “When the Lights Go on” como “la balada”, uno de los temas que les han valido el apelativo de banda de “pop-metal” en Alemania. Tema melódico pero que no desentona en el set de la banda, aunque mucho más interesante es la reivindicativa “Occupy!”, auténtico pelotazo interpretado por Li sin parar de hacer headbanging. Con “Nothung” se recupera la versión más melódica del grupo, especialmente en un complicado estribillo que pese a su dificultad a la hora de ser cantado hizo que no desentonara con la versión que ofrecen en el disco.

El concierto llegaba a su final con “Ready to Rock”, el tema con el que abren su trabajo “Nashville”, vacilona canción y sobre todo con “Day of Anger”, canción en la que han contado con la colaboración de UDO, tanto en el disco como en la grabación de su vídeo clip. Obviamente el pequeño cantante no estuvo en Copérnico, pero aun así no desmereció en absoluto la interpretación que hicieron del tema.

Casi una hora después de comenzar su show y con la sala ya mostrando una buena entrada se despedían dejando un muy buen sabor de boca.

Era el momento de los protagonistas de la noche. RAGE es una de las bandas más admiradas por su trayectoria pero también por su sencillez y cercanía al público en todo tipo de situaciones. Da igual que se trate de un concierto en un festival o en una sala pequeña, Peavy, Victor y André se comportan como músicos deseosos del contacto con sus fans y en todo momento disfrutan con el apoyo que se les hace sentir.

El concierto empezaría con un breve set acústico en el que, sin pretender sustituir sus fastuosos conciertos con una orquesta sinfónica, invitaron a tres músicos españoles para tocar el chelo, los teclados así como la percusión y hacer una presentación más que correcta de “Into the Light”, “Feel my Pain”, “Turn the Page” y “Empty Hollow”. Comenzar con el set acústico evitó que la parte eléctrica del show se viera lastrada por un parón y también ayudó a que la voz, siempre cálida de Peavy, entrase perfectamente en el concierto. Mención especial para los invitados, ilusionados en formar parte de una mini Lingua Mortis Orchestra, que cumplieron muy bien con su papel de generar un ambiente de complejidad a las composiciones que conformaron el inicio del concierto.

Pero si RAGE se ha ganado un hueco en el corazón de los fans del Heavy Metal es por la intensidad de sus conciertos, mucho más allá de experimentos acústicos. Y así iba a ser desde el momento en el que, ya completamente enchufados, sonara la melodía que abre “Carved in Stone”. Los músicos tomaban su sitio en el pequeño escenario de la Sala Copérnico y se lanzaban a acometer una actuación sencillamente impresionante.

Rage06

Peavy Wagner, en su inmensa humanidad, cada vez más grande y al mismo tiempo con aspecto bonachón no deja de mantener su garganta en buena forma. Sus canciones se han convertido en himnos y el acompañamiento visual de Victor Smolski hace las delicias de cualquiera que disfrute con una guitarra tocada a velocidad estratosférica. Por si fuera poco, André Hilgers ha tenido la difícil tarea de hacer olvidar a Mike Terrana, aunque con él la banda suena más a banda. Terrana acababa teniendo tanto protagonismo en el sonido del grupo que se perdía en ocasiones esa sensación de banda compacta.

“Sent by the Devil”, “War of Worlds” y “Great Old Ones” iban a ser los tres cañonazos que continuaran al comienzo del grupo. Para dejarnos sin sentido en minutos. Auténtica apisonadora sónica y tralla sin contemplaciones. El público saltaba y gritaba sin para elevando el concierto, ya desde los primeros compases, a la categoría de memorable.

Los temas fueron cayendo, hit tras hit y la temperatura cada vez subió más. Pero nadie dio muestras de querer moverse salvo para saltar y acompañar a un grupo en estado de gracia. “Down” y “Unity” funcionaron fantásticamente, como es habitual y la banda tuvo el detalle de afrontar en directo “The Missing Link” por primera vez en su historia. Los juegos entre el grupo y el público se solapaban con grandes interpretaciones como en el caso de “Straight to Hell” y ese toque casi funky de su riff mezclado con las palabras “One More” que una y otra vez nos hacía repetir Peavy.

“Don´t Fear the Winter” convirtió la sala en un auténtico horno y por si la catarsis no había llegado todavía esta se produjo con “Higher tan the Sky” coreada una y otra vez y con la que incluso se llegaron a atrever a jugar con guiños a “Another Brick in the Wall” y su solo inconfundible e incluso con el riff de “Eye of the Tiger” de Survivor. “Set this World on Fire” y “Soundchaser” acababan de poner un epílogo excelente a un concierto simplemente perfecto. La banda sonriente sobre las tablas, emocionados ante los “oé, oé” insistentes de un público que no quería que la magia se acabara y todos nosotros ilusionados ante la certeza de haber acudido a algo casi irrepetible. Grandes, gigantes siempre, RAGE.

Setlist Lion Twin:

  1. Tristan & Isolde
  2. Eco Warrior
  3. Far Away
  4. When The Lights Go On
  5. Occupy
  6. Notung
  7. Ready To Rock
  8. Day Of Anger

Setlist RAGE

(Acústico)

  1. Into the Light
  2. Feel My Pain
  3. Turn the Page
  4. Empty Hollow

(Eléctrico)

  1. Intro
  2. Carved In Stone
  3. Sent By The Devil
  4. War Of Worlds
  5. Great Old Ones
  6. Enough Is Enough
  7. Invisible Horizons
  8. Down
  9. Solo de guitarra + Unity
  10. The Missing Link
  11. Forever Dead
  12. Straight To Hell
  13. Don’t Fear the Winter
  14. Higher Than the Sky
  15. Set This World on Fire
  16. Soundchaser

 

2 pensamientos sobre “RAGE + LION TWIN

  1. Bonita crítica, però me gustaría aclarar un par de datos. Resulta que los dos músicos que colaboraron en el acústico, la chelista y el teclista, son miembros de Lingua Mortis Orchestra y el percusionista es en realidad Felix, baterista de Lion Twin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.