HERITAGE 981: SWANS + PHARMAKON

Gozo y sufrimiento auditivo

Michael Gira y sus secuaces en Swans no se prodigan mucho por la capital. Su anterior presencia hace dos años, en la accidentada última edición del Primavera Club, ya nos dejó a muchos con la boca abierta, por lo que en esta ocasión, en una sala más grande y dentro del ciclo Heritage 981 de Estrella Galicia, no es de extrañar que hubiera un lleno casi absoluto. En este tiempo han editado el abrumador ‘To Be Kind’, un disco doble que no está recomendado para amantes de la música ligera. Temas de media hora, locuras varias y la necesidad de cerca de dos horas de tu vida apartado del mundanal ruido para escucharlo como se merece.

Muchas veces resulta más sencillo vivir la experiencia en vivo que suponen SWANS. Esta vez no fue una excepción. Un exceso en todos los sentidos. Dos horas y media en la que apenas tocaron seis temas, varios de ellos inéditos. Especialmente increíble el arranque de actuación de la mano de “Frankie M”, con sus cinco minutos iniciales de un solo de gong (sí, has leído bien) dirigido por Thor Harris, en los que ya se veía que el volumen del sonido iba a ser atronador. Cometí el error de no llevar tapones y encima me sentí como mosca en miel, atrapado en la barra de la primera fila, más tiempo del que pensaba estar inicialmente (tenía que sacar las fotos que ves en la galería al acabar estas líneas) quedando completamente embobado ante los movimientos escénicos de los seis titanes durante esos “cortos” ciento cincuenta minutos.

Michael Gira impone mucho escénicamente. Es un animal de directo como pocos haya en la actualidad y las simbiosis con sus compañeros es perfecta. Me dicen que hubo zonas en donde se escuchó como una bola, yo ahí delante, además de dolor en varios momentos, pude distinguir a la perfección todos los instrumentos con sus matices y quizás eso hizo de la experiencia algo casi místico más allá de lo meramente musical. Tanto es así, que al acabar casi no recordaba los veinte minutos previos de provocación sonora de PHARMAKON, el alias de la neoyorkina Margaret Chardiet. Exhausto y medio sordo me dirigí a casa con una mezcla de dolor y euforia que duró hasta bien entrada la tarde del día siguiente. Háganme caso y vivan esta experiencia una vez en la vida. Es posible que hasta les cambie la manera en la que afrontan una actuación en directo de un artista. A mí me ha pasado.

Setlist SWANS: Frankie M/A Little God In My Hands/The Apostate/Just a Little Boy/Don’t Go/Bring the Sun-Black Hole Man

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.