THE DRUMS + BARBOTT

Pop en estado puro

The Drums han vivido en primera mano lo que es tocar el cielo e ir bajando poco a poco hacia la tierra. Su primera visita a Madrid fue en la misma sala Arena hace cuatro años, con un disco que les aupó a los primeros puestos de popularidad dentro del mundo “indie” en buena medida gracias a “Let’s Go Surfing”. Con su segundo disco, ‘Portamento’, fueron perdiendo fuelle, hasta tal punto que dejaron en grupo la mitad de sus miembros para quedarse reducidos a dúo, Jonny Pierce (voz) y Jacob Graham (sintetizadores). Ahora en compañía de otros tres músicos para las actuaciones en vivo, regresaron a su punto de partida en la capital, para presentar ‘Encyclopedia’, su tercer larga duración.

He de reconocer que estaba equivocado puesto que pensé que el concierto iba a ser un pinchazo de público, en buena medida por la pobre entrada con la que contaron los voluntariosos teloneros BARBOTT. Tuvieron su media hora, trataron de empatizar y al menos no provocaron bostezos entre la muchachada que había “madrugado” para acercarse a la sala de la calle Princesa.

En cuestión de pocos minutos, la sala se llenó y cuando salieron THE DRUMS, aquello estaba a reventar. Y en los primeros compases se pudo adivinar lo que iba a acontecer. Un sonido pluscuamperfecto y la magnética presencia escénica de Jonny con su sempiterna chaqueta roja (creo que es la misma de hace cuatro años, comparando las fotos) iban a ser los catalizadores de una experiencia pop total. Todas las canciones tuvieron su importancia. No sólo se volvió la sala loca con las antiguas “Me And The Moon” y “Book Of Stories”, sino que también se bailó al hilo de los movimientos compulsivos del cantante en temas menos obvios como “Kiss Me Again” o “Face Of God”.

Siendo Jonny Pierce de una escuela diferente a la de Samuel T. Herring (Future Islands), es imposible que no se mueva tu cuerpo siguiendo sus contoneos y sus juegos con el micrófono. Parco en palabras, pero plano en intensidad, llevó al público de su mano durante los noventa minutos de concierto hasta llevarles a un bis prácticamente insuperable donde lanzaron seguidas “Forever And Ever Amen” (¿su mejor canción?) y la citada “Let’s Go Surfing”. Nos ofrecieron otro par de temas extra, pero los de Brooklyn ya habían llegado, visto y vencido. Una grata sorpresa que me llevé, cuando esperaba toparme con la cuesta abajo sin frenos del grupo. Aquí hay futuro.

Setlist THE DRUMS: Bell Laboratories/Let Me/Me and the Moon/Days/I Can’t Pretend/Kiss Me Again/Book of Stories/Best Friend/Money/U.S. National Park/Book of Revelation/Face of God/I Need a Doctor/I Hope Time Doesn’t Change Him/How It Ended//(bis) Forever and Ever Amen/Let’s Go Surfing/Saddest Summer/Down by the Water

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.