SKUNK D.F. – 20 Aniversario 1994-2014

Cal y arena del nu metal local

Pues veinte años de trayectoria lleva esta banda madrileña que nació y vive para explorar el nu metal, estilo que desde inicios de aquella época pegaba fuerte, por encima de cualquier otro estilo (demonios, si hasta Metallica se quiso acercar en 2003, tarde y mal, al sonido ese con St. Anger, ese gran fiasco; ¿dónde iban?).

Más alla de la moda en sí, lo cierto es que Skunk D.F. ha hecho lo posible por hacerse su hueco en el mundillo, con mejor o peor fortuna, con la dinámica de publicar discos contados pero bien trabajados, un total de siete álbumes de estudio en veinte años. No es mucho material, pero suficiente para justificar un disco recopilatorio, éste, y una gira conmemorativa del evento.

Por estricta votación popular han sido elegidos los veinte temas que componen este disco, a los que se añade uno inédito, y además la banda se compromete a que ese será el setlist de la gira subsiguiente, cosa que está muy bien.

El disco contiene un poco de todo, porque nunca llueve a gusto de todos y es que la gran virtud de la democracia es su principal defecto: si dejas votar a todo el mundo,  estás dejando votar a cualquiera, así que prepárate para el resultado (y si no, mira cómo le va a España). O sea, que aquí hay temas buenos, no tan buenos y flojos, porque hay gente que no sé dónde tiene el gusto, pero ya me callo, que porque no lo tengan donde yo no tiene por qué ser malo. En fin, que yo no habría hecho la misma lista.

Total, que lo que sí es este disco es un exhaustivo repaso de la vida de esta banda, con temas para mí prescindibles, como La vida es ahora, Musa, Mantis, Cirkus o Lucha interior; otros temas son mejores, como Supernova, Decreto ley, Muerte y destrucción; o mucho mejores, como Estrella de la muerte, Anestesia, En 5 minutos, El crisol, con ese toque tan gótico, o el que quizás es el mejor tema, El cuarto oscuro, perfecta recreación de la angustia que describe, en una línea nu metal más purista. Qué letra tan buena.

El tema inédito, Algo grande, no mata, pero tampoco sobra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.