POR LA INVESTIGACIÓN EN LA CURA DEL ELA

Todo va a salir bien

Jornada musical y reivindicativa la vivida el sábado 31 de Enero con el macro concierto solidario celebrado con motivo del fomento por la investigación de la cura del ELA.

Gran iniciativa impulsada por el futbolista Carlos Matallanas y secundada por gran cantidad de patrocinadores y artistas, con bastante repercusión en prensa y cuyo objetivo principal era recaudar fondos y concienciar a los responsables políticos que la única forma de luchar contra esta enfermedad es investigando para lo cual hace falta dinero. Este mensaje fue repetido constantemente tanto por el presentador Ángel Carmona (Hoy empieza todo de Radio 3), el agitador social por excelencia Gran Wyoming y casi todos los artistas que intervinieron. Mediante proyecciones, intervenciones de responsables directos de en la investigación y el propio Carlos, que portando unas pizarras insufló energía y esperanza a todos (la parte más emotiva sin duda alguna), se fue acercando al público presenta la realidad de esta enfermedad que puede afectar a cualquiera y que a día de hoy es lamentablemente mortal.

Así que los interesados ya sabéis, si queréis contribuir económicamente lo podéis hacer aquí.

En lo que corresponde a la música, casi cuatro horas de concierto. La prensa entró con el concierto empezado, así que nos perdimos al primer artista. Luego fueron saliendo con bastante agilidad y fluidez una veintena de grupos que en la mayoría de los casos estuvo secundada por la banda formada por José Nortes y Toni Brunet a la guitarra, Candy Caramelo al bajo, Marcelo Novati a la batería, Miguel Ángel Ejido al saxo y Raúl Marques a la trompeta. Todos ellos con el sobre esfuerzo de preparar bastantes temas de otros artistas e interpretarlos con mestría. Vaya por delante pues mi reconocimiento a la banda.

Intervenciones de dos temas, que en algunos casos fueron de sus últimos trabajos y en otros sus temas más clásicos.

ELA 25 Ultima Experiencia y WyomingRodrigo Mercado, Rubén Pozo (que en principo no estaba en cartel y me imagino sustituyó a Kutxi de Marea que al final no intervino) y Lichis hicieron sus intervenciones y fueron calentando al personal. Rulo y la Contrabanda levantaron los primero gritos sobre todo de las féminas de primera fila y subieron las revoluciones. Sôber comenzaron tranquilos pero al final acabaron dando botes y moviéndose como lagartijas agitando al personal bastante.

Gran Wyoming echando una bronca de esas merecidas a nuestros políticos presentó a Siniestro Total, muy elegantes ellos, que aparte de reivindicar la iniciativa del concierto también lo hicieron con el nombre de la sala, para ellos siempre Palacio de los Deportes. Cayeron Miña terra galega y la más que acertada para la ocasión ¿Quienes somos, de dónde venimos, a dónde vamos?

El Pirata presentó a unos de los mejores de la noche, Burning, con un Johnny muy participativo y que consiguió levantar a todos. Los clásicos Que hace una chica y Mueve tus caderas son irresistibles. Llegamos a la mitad del concierto y Última Experiencia, con sus elegantes trajes rojos dieron paso a la nota simpática de la noche, Gran Gwyoming vestido al más puro estilo Angus entró a ritmo de AC/DC e interpretó Miss Robinson y Should stay o shoul I go haciendo botar hasta a las gradas.

Miguel Campello dejó constancia de sus habilidades coreográficas y su arte, la nota folk la pusieron Luis Delgado y Cuco Pérez, que a golpe de acordeón y zanfoña acercaron las jotas segovianas al respetable. Y es que no solo de rock vive el hombre.

José Ignacio Lapido y Quique González la liaron bien. Grandiosa su actuación con las dos bandas juntas, con y un Victor Sánchez sobresaliente, la gran sorpresa de la noche, sonaron de maravilla. Mucho poderío junto en el escenario.

Amaral interpretó dos temas y presentaron a Ramón Arroyo (Secretos) para hacer uno más juntos. A continuación el descaro de Los Enemigos y paso a los platos fuertes.

ELA 45 Miguel RiosCarlos Tarque de Mc Clan, demostró una vez más ser uno de los mejores vocalistas de este país, por capacidad, poderío, forma de moverse y de animar a los músicos y al público. Este tipo es como Tom Jones en hispano. Pero no sabemos venderlo, como nos pasa con tantas otras cosas. Si lo pillaran en otros países le teníamos hasta en la sopa. Un crack.

Víctor Manuel, que sigue despertando sentimientos y encogiendo el alma con sus dos clásicos Soy un corazón y Sólo pienso en ti, presentó a su amigo Miguel Ríos. Más de lo mismo. Genial, que vamos a contar de Miguel, que treinta y tres años después toque Bienvenidos en otro Pabellón, con siete mil personas y que coree el tema el público de sesenta y tantos y los de menos de veinte pues ya dice bastante. A ver quién consigue esto. Energía y derroche de ganas por doquier.

ELA 50 RosendoY como colofón final, el jefe, nuestro jefe, Rosendo. Merecedor de cerrar el concierto tanto por sus galones como por su implicación en el proyecto (así como el resto, que no se me mosquee nadie). Masculino singular y como no, Agradecido.

Fin de concierto y todo el mundo pidiendo otra, me imagino que Maneras de vivir o una actuación final conjunta. Pero es que entre el primer y último artista hubo casi cuatro horas.

Genial la organización, genial la iniciativa y esperemos que el principio de algo que se repita al menos una vez al año. Y si las intervenciones son conjuntas entre artistas mejor que mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.