SID GRIFFIN + MARCO WAGNER

La sombra de Sid Griffin es alargada

Hay cosas que no entiendo, y una de ellas es que a veces te encuentras los conciertos abarrotados de gente y con todas las entradas vendidas con músicos no muy conocidos y en otras ocasiones es todo lo contrario, músicos de referencia y no mucho público. Algo así pasó el otro día. Yo me esperaba las habituales colas a la entrada de la Siroco, y sin embargo no se llenó. ¿Por qué? No lo sé, pero es una pena porque fue un concierto estupendo.

Marco Wagner_01

El primero en salir fue Marco R. Wagner, que la verdad, yo no le conocía, aunque ya es todo un veterano y muy viajado músico. Resultó un cantante bien campechano, que nos estuvo contando sus andanzas por España, su viaje desde EE. UU. y que nos enseñó unas cuantas buenas canciones todas ellas en inglés. Vino solo con su guitarra y varias armónicas. Su último disco se llama “My old Spain” y tiene aires de músico de carretera con estilo folk americano.

Sid Griffin venía también en formato acústico. El día anterior había actuado en Barcelona y al siguiente lo haría en Ávila. Este tipo de conciertos suelen alcanzar una intensidad muy alta por la cercanía y la atención, eso sí, se pierde la adrenalina de los decibelios a tope. Sid Griffin empezó pidiendo silencio: “estamos en una biblioteca”, antes de arrancarse con sus canciones, vestido de blanco y con tirantes, sentado en una silla y sin apenas moverse. Utilizó dos guitarras, pero sobre todo la de 12 cuerdas, con ésa acompañó la mayoría de las canciones. También tiró de armónica, claro. Ahora que me acuerdo, la que no utilizó fue una preciosa mandolina que tenía ahí preparada.

Sid Griffin_03

Han pasado unos cuantos años desde que Sid Griffin empezó en esto del rock. Estuvo con los Unclaimed y sobre todo después con los Long Ryders, grupo fundamental de que se llamó en aquellos años “Nuevo rock americano”, y que hoy se engloba en “Americana”. Este año cumple 60 tacos. Este tipo de músicos parece que se han apartado del mundo musical y desaparecieron poco a poco. En su caso sí y no. Él ahora vive en Londres, pero sigue ligado a la música. Toca con los Coal Porters, también en solitario y de vez en cuando con los Ryders. Pero también se dedica a escribir y es locutor de radio. Estuvo a primeros de diciembre por aquí de gira con los Long Ryders y reventó la taquilla, y como decía, sin embargo ahora dos meses después no ocurre lo mismo. Da igual. El caso es que estuvo muy simpático y ni mucho menos pareció molesto o apático porque la sala no estuviese abarrotada. La verdad es que no paró de hablar y de contar historias. También aprovechó para hacer un poco de propaganda de cd, dvd o el libro “Million dollar bash” que ha escrito sobre Bob Dylan, que gustoso se encargaría de firmar después del concierto. ¡Espero que pronto haya una traducción al castellano!

Sid Griffin_09

El repertorio no fue corto y aunque algunas canciones sonaron un tanto melancólicas, en parte por tocarlas en acústico, o simplemente porque son más tranquilas, otras sonaron tremendas. Para mí escuchar “Gunslinger man”, “I want you bad” o “Ivory tower” fue realmente emocionante.

Hizo una cosa que me gustó. Normalmente los músicos que traen un nuevo disco bajo el brazo, presentan primero las nuevas canciones y luego van tirando de las más conocidas, y así el concierto suele ir subiendo en interés por el público, para terminar con las que todo el mundo conoce y corean como locos. Sin embargo, él lo hizo al revés. Estuvo más de la mitad del tiempo con canciones antiguas, y en la última fase del concierto pasó al nuevo disco. Una opción arriesgada, pero que en este caso fue un acierto, porque ya había conseguido enganchar a la gente, todos estaban muy atentos y los nuevos temas sonaron genial. Para ello hizo subir al escenario a Pepe, que se hizo con el contrabajo de acompañamiento. Del nuevo disco, una canción que me encanta es la de “Elvis Presley calls his mother after the Ed Sullivan show”, o la de “Ode to Bobbie Gentry”. También leyó (o recitó) un largo texto (o poema) puesto en pie y casi entre el público. Según dijo (y en varias ocasiones) España era uno de los últimos países donde se vivía el rock. Lo dijo convencido, no para ganarse al respetable, como se suele hacer. Pues nada, si él lo dice, será cierto.

Bueno, este nuevo disco suyo, el primero en solitario en una década, se titula “The trick is to breathe”, es decir: “el secreto es respirar”. ¿Qué más se puede añadir?

Lista de canciones:

Marco R. Wagner: All I need / My old Spain / I hard your voice / Still on / R. Cohen / Tohellyouride /  What’s love / What’s it all a lot / My worst good / Play me a life.

 

Sid Griffin: John Riley / Oh, didn’t they crucify my Lord / Tell me you still sing / You tore me down / Lost in this world without you / Tell it to the judge on Sunday / Ivory tower / Jimmy Reed / I tell her all the time / Feel awhole lot better / The angels rejoiced in heaven last / Nigth / Gunslinger man / I want you bad / Windy city / And she rides / Ode to Bobbie Gentry / Circle bar / We’ve run out of road / Elvis Presley calls his mother after Ed Sullivan show / Everywhere / Get together / Blue yodel No 12 & 35 / Capturing the flag.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.