CLUB RESERVA 1925: EVAN DANDO + SARAH JOHNSTON

Ecos “grunge” a ritmo punk rock

Hacía tiempo que no veíamos a Evan Dando por la capital. De hecho no recuerdo haberlo visto en solitario, aunque a uno le empieza a fallar la memoria con la edad. De la mano del Club Reserva 1925 rindió visita a la sala Clamores, con su particular configuración con mesas y sillas.

Sarah Johnston (1) copyAntes que él tuvo el turno de presentarse ante el público SARAH JOHNSTON, cantautora de voz frágil y composiciones interesantes, que no logró conectar con una audiencia más interesada en ponerse al día sobre sus asuntos que en prestar atención al músico sobre el escenario. Una pena, sus canciones no parecían malas, tal vez con falta de garra, pero no se merecía el desprecio mayoritario de la sala.

Apenas unos minutos después de dejar el escenario, apareció EVAN DANDO, con su camisa de cuadros roja y negra y su pelo rubio desaliñado, como si no hubieran pasado dos décadas por su cuerpo. Armado con su guitarra eléctrica (luego también probaría con la acústica durante un tiempo) y con muy poca interacción con sus seguidores, se dispuso a “irse quitando” tema tras tema sin pausas más que para alguna afinación.

Resulto curioso ver canciones tan desnudas de cualquier artificio como “It’s About Time”, “The Great Big No” o “Down About It” tocadas de manera tan acelerada, como si de un tema de los Ramones se tratara. Y el caso es que esa inmediatez, funcionó. Fue capaz de despacharse casi treinta temas en una hora y media y se nos hizo corto. Cantó un tema con su telonera, hizo un amago de retiro, con rápido regreso, y pudo dejar la sensación de que no disfruta con su repertorio para tocarlo en esa forma atropellada, pensando más en acabar que en comenzar, pero es que el amigo Evan no ha sido nunca la alegría de la huerta.

Prefiero quedarme con la imagen de una sala coreando “It’s a Shame About Ray”, “My Drug Buddy” o “Into Your Arms”, que es igual de objetiva (o subjetiva) que la anteriormente planteada. Genio y figura hasta la sepultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.