SOLD MY SOUL – Sold my soul

Sorprendente álbum de debut

Declaración de principios donde las haya, desde Wroclavia, Polonia, manda Sold my Soul su carta de presentación, de cara a llamar la atención del público de aquí sobre su próxima gira. Esta desconocida (aquí) banda, capitaneada por el sorprendente guitarrista Smok Smoczkiewicz, rescata, para bien, ese sonido setentero tan auténtico, del que fueron los máximos exponentes Free, Bad Company o gente así, sobre todo a causa de la voz de Lukasz Lyczkowski, que apunta todos sus esfuerzos en parecerse a Paul Rodgers más que a ningún otro. También son muy familiares, claro, con el rock sureño de los setenta (Molly Hatchet, Lynyrd Skynyrd….)

El resultado, gracias también a la sección rítmica que completa la formación, compuesta por Waldemar Kolcz en el bajo y Czarek Majewski en la batería, es un hard rock muy purista, que por lo visto ha granjeado a la banda un buen número de seguidores en su tierra, amén de, por lo visto, algún premio.

No hay muchas bandas en Europa occidental (The Brew y pocos más) que tiren hacia el rock clásico con tanto descaro, y en verdad se agradece, porque la modernidad, de tan generalizada, acaba haciéndose monótona.

Esta perla consta de doce temazos de ritmos y melodías variadísimos, todos en inglés menos tres, en polaco. De verdad imprescindible, esta banda combina solos de guitarra y bajo con florituras vocales qualité, y con un sonido global mucho mejor que bueno. Unas muestras: Dream of yesterday, inmejorable apertura para el disco, Special, Teraz albo nigdy (Ahora o nunca), o unas versiones no incluidas en el disco: All right now de Free o Simple man de los Skynyrd. Es una barbaridad de banda que seguro que en directo suena como pocos. Se puede comprar el disco a través de la web de la banda. Imprescindible, repito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.