VARIOS ARTISTAS – Celebrating Jon Lord

Homenaje de máximo nivel

Cuando Jon Lord murió de un tromboembolismo pulmonar en 2012, seguro que hacía tiempo que era consciente del importantísimo legado musical que había dejado atrás, aunque siempre proyectó una imagen de modestia que le permitió brillar junto a egos insoportables como Ritchie Blackmore o David Coverdale.

Envuelto más o menos desde 2006 en un proyecto musical benéfico de la esposa de su eterno compañero Ian Paice, de celebración anual, la sombra que su figura ha proyectado tras su muerte ha hecho que el evento sea relanzado como un emotivo homenaje a las dos vertientes de su figura: la clásica primero, muy reconocida por el gremio, aunque no tan conocida para el grueso de los fans, y la de estrella del rock después, campo en el que, com es sabido, ha sido una de las figuras más influyentes que ha habido en términos absolutos.

Grabado en el Royal Albert Hall de Londres con toda la pompa y circunstancia posibles, a la base formada por la orquesta dirigida por Paul Mann se suma un interminable elenco de estrellas que repasan la trayectoria musical de Lord. La primera mitad del concierto se centra en las piezas de corte clásico, como Fantasia, Pictured within (con Miller Anderson, de Spencer Davis Group), All those years ago (con Micky Moody y su eterna slide guitar y Steve Balsamo, sensacional vocalista que saltó a la fama a mediados de los 90 con su interpretación en el musical Jesus Christ Superstar), Sarabande (con Rick Wakeman) o Afterwards (con… ¡Jeremy Irons!).

La segunda mitad pone el foco en la trayectoria rockera de Jon Lord, con colaboraciones diversas que van desde Paul Weller (el de The Jam, sí) hasta Bernie Marsden y Phil Campbell (vocalista de Temperance Movement, no confundir con el guitarrista de Mötorhead). A destacar Soldier of fortune con Steve Balsamo (oh, Dios mío, qué nivelazo!!) y You keep on moving y Burn, con Glenn Hughes, Bruce Dickinson, Ian Paice, Don Airey, Micky Moody y Rick Wakeman. Impresionante. Los grandes ausentes fueron, sin lugar a dudas, Blackmore y Coverdale. No hay excusa.

Acaba el set el paquete completo de Deep Purple, con seis temas de la banda, más una despedida inolvidable, con Hush interpretado con la ayuda de muchas de las personalidades que habían ido interviniendo durante la noche. Impagable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.