EMIGRANTES MUSICALES

Cuando no se es de donde se nace

Aunque sabemos que el 99% de los asiduos a Solo-Rock se leen la revista y por supuesto el artículo, pero no queremos que ese 1% que no se la descarga o la visualiza en línea, se quede sin saber lo que escribimos u opinamos en temas musicales. Así que no hay nada mejor que una segunda oportunidad para hacerlo. Ahora en la web, más accesible para todos.

 

De todos es conocido que muchos músicos decidieron emprender su carrera tras ver a un grupo en directo o escuchar un disco, del estilo musical que sea. El hecho es que sufrieron una especie de “llamada”. Algo se despertó en su interior, algo les llevaba a pensar en ser músicos o hacer música sin importar las dificultades encontradas o las consecuencias.

El “problema” (uno más) surge cuando les da por seguir la senda de la música “equivocada”, es decir, hacer un tipo de música que nada tiene que ver con el país en el que has nacido o la cultura en la que se han educado. Voy a poner algún ejemplo de músicos que optaron por escoger un estilo musical inusual para lo que les correspondería por procedencia. Si ser músico de por sí es difícil, ir contra contracorriente debe ser verdaderamente una misión imposible. Merecen todo mi reconocimiento y admiración.

George Moustaki.

George MoustakiNació en Alejandría, perteneció a una familia griega que practicaba el judaísmo y terminó siendo uno de los más importantes cantantes franceses. El hecho de estar dentro de un ambiente multicultural y estudiar en el Liceo Francés, le hizo interesarse por la cultura francesa. Su “iluminación” vino tras escuchar a George Brassens y tal fue así que hasta adoptó su nombre para darse a conocer artísticamente. Con diecisiete años tras pasar unas vacaciones con su familia en Francia decide irse a vivir a París.

Impresionado por la ciudad, comienza a trabajar en una librería, vendiendo libros de poesía puerta a puerta. Comienza a componer canciones a las que en principio pone letra su cuñado. Dado que se mueve en un ambiente cultural importante, toca para escritores como Boris Vian o Jacques Prévert. Tocando en Le Trois Baudets conoce a George Brassens. Poco a poco consigue tocar en pequeños locales, actuar poco tiempo y empieza a cobrar por ello. Así, casi sin darse cuenta se convierte profesionalmente en cantante, si bien, tenía que continuar trabajando de día como articulista porque el sueldo de cantante no llegaba para mucho (en esto la historia creo que se repite).

Tras tener una hija a los veinte años, se muda a Niza. Entabla primero admiración y luego amistad con el guitarrista Henri Crolla que le presenta a Édith Piaf. Nace entre ellos una profunda amistad y admiración y comienza a componer canciones para ella, haciéndose poco a poco más famoso. Así que siete años después de llegar a Paris, ya estaba escribiendo para grandes de la chanson franÇaise como Yves Montand y la propia Édith. El resto de la historia ya la conocéis.

A pesar de su amor por Francia y su cultura se consideraba “Raramente extranjero en alguna parte” ya que siempre pensaba en su Alejandría natal y toda la riqueza cultural que esa tierra le dio. Pasó a la historia de la canción francesa, directamente llegado de Egipto.

Incantation.

IncantationSu nombre viene de Inca, así que ya sabéis por dónde van los tiros. Puede que el grupo sea desconocido para la gran mayoría, pero ver a un grupo de ingleses tocando música Andina no es habitual. Y tampoco lo es ganarse el respeto y la admiración de los músicos “originales” que practican esta música al otro lado del océano.

En este caso la cosa surgió por necesidad. La compañía Ballet Rambert de Londres, estrenaba un nuevo ballet Ghost Dancers (1981) y quería utilizar la música del mítico grupo chileno Inti-Illimani pero en directo. Así que un grupo de músicos de la compañía se prestaron voluntarios para tocar esa música.

Nicolás Pérez (Los Calchakis) les consiguió necesarios, tuvieron que ensayar en tiempo record antes de su primera actuación, en tres semanas se hicieron con el dominio del charango y los Sikus. Los Sikus se tocan de forma simultánea en muchos casos y se necesita mucha compenetración entre los sopladores para no interrumpirse.

El éxito de su espectáculo culminó en un contrato discográfico. Llegaron a estar entre los veinte mejores en las listas con su tema Cacharpaya (https://www.youtube.com/watch?v=QzltkPlKBWA) y más tarde grabaron parte de la banda sonora de la película La misión (eso ya os suena más me imagino). En 1985 su trabajo The Best of Incantation vendió 125.000 discos

Así se formó el grupo con gente de Escocia, Inglaterra, Irlanda y posteriomente de Chile soplando Sikus como locos. Luego hubo trabajos para TV, cambios de formación, grandes giras, periodos de descanso y muchas cosas más que quizás cuente en otro momento.

Brenna Mac Crimmon

BrennaMacCrimmonDescubrimiento hecho tras ver la más que recomendable película musical, Crossing the bride (The sound of Istambul). En el momento álgido de la película, mientras se pone el sol y el grupo turco Baba Zula interpreta el maravilloso tema Cecom aparece una chica cantando y convirtiendo el momento y la atmósfera en algo místico. Y a pesar de parecerlo, no, no es turca, es de Ontario (Canadá).

Tras una visita a una biblioteca en Ontario descubrió la cultura turca y el flechazo fue inmediato (1980). Poco después se puso en contacto con músicos turcos y empezó a estudiar su música y cultura. Se convierte en una estudiosa de la música tradicional turca y balcánica, recuperando muchas canciones y folclore prácticamente olvidado. Durante cinco años estuvo investigando, contactando y tocando música con artistas turcos. Así a caballo entre Canada y Turquía Brenna lleva la cultura otomana al continente americano en forma de canción.

Un ejemplo de cómo viviendo en culturas tan distintas se puede compaginar ambas e intentar acercar mediante la música el entendimiento entre ellas.

Ranko Fujisawa

rankoQue lo de Japón con el flamenco es vicio y son los segundos del mundo que más tocan, cantan y bailan después de los españoles es un hecho. Así que podríamos meter infinidad de artistas en esta sección, pero debido a la cantidad de academias y españoles actuando por allí, digamos que tiene algo menos de “iluminación”.

La que si tuvo una y bien gorda fue Ranko Fujisawa, japonesa, que estudió canto y piano y las paso canutas con los chinos incordiando a los japoneses y viceversa en la Segunda Guerra Mundial. Se ganaba la vida actuando en locales y cantando música popular, algo de jazz y música hawaiana. Pero llega un día que escucha La cumparsita y descubre su pasión por el Tango. Así que decide aprender de los mejores especialistas japoneses en música sudamericana y tangos a base de escuchar horas y horas los temas de los mejores intérpretes y luego la parte más difícil, aprender español sin que se note el acento japonés.

Se casa con el director de la orquesta Típica Tokyo y se incorpora a la misma cantando tangos en español (una ayudita familiar nunca viene mal). En 1948 actúa para un público entre el que se encontraban marineros argentinos y quedaron impresionados con el resultado.

En 1950 graba su primer disco y en 1953 acude a Buenos Aires en calidad de turista. Al final, el director de radio SIRA le convence para que actúe en el teatro Discépolo, en el que se encontraba entre otros el presidente Juan Domingo Perón.

El resultado fue increíble. El éxito fue tal que continuó cantando durante un mes y volvió a Japón con un contrato de dos meses para actuar al año siguiente en la misma emisora de radio. Continuaron las giras por la patria del tango durante varios años y aunque nunca llegó a establecerse allí sí que pasó largas temporadas. Finalmente se retiró en 1970 y se fue a vivir a Japón.

Queda pues demostrado que a pesar de la distancia y la diferencia cultural, la música no entiende de fronteras ni físicas ni mentales y que cuando llega al alma y te toca dentro no hay forma de detenerla. Bueno, miento, como siempre a base de imponer el terror y la violencia.

Existen países que prohíben la emisión de música…pero eso lo dejamos para otro momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.