CHUCK PROPHET & THE MISSION EXPRESS + JONAH TOLCHIN

Surferos nocturnos

Buena dosis de folk y rock de la mano de dos grandes músicos del panorama actual norteamericano

 

Eran las nueve y media de la noche cuando el joven cantautor norteamericano Jonah Tolchin, originario de New Jersey, se subió al escenario con sus vaqueros, la gorra y su barba característica. Venía acompañado únicamente por su guitarra y una voz de esas que te llegan adentro. No le hacía falta nada más para presentarnos los siete temas que tocó durante la media hora que duró su actuación. Moviéndose siempre entre el folk, el country y el blues, comenzó haciendo una versión del Be your Husband de Nina Simone, al que siguieron otras grandes canciones, tales como Godforsaken World, Diamond Mind, o Motel # 9. Aunque a veces se oía al público hablando de fondo, fue ganándoselo poco a poco, gracias a la intensidad con la que interpretaba sus canciones, que a veces parecían más bien un pretexto para contarnos historias. Lleva dos discos publicados hasta la fecha: Criminal Man (2012), que hace referencia a la primera canción que escribió, cuando tenía catorce años; y el más reciente, Clover Lane (2014), cuyo título se refiere a la calle de Princeton en la que se crió. Me pareció un artista a tener muy en cuenta.

18  Chuck Prophet

El cantautor, guitarrista y productor discográfico Chuck Prophet (California, 1963) comenzó su carrera musical allá por  los 80, tocando con el grupo de country rock Green on Red, con los que grabó hasta ocho álbumes antes de animarse a publicar su primer disco en solitario, Brother Aldo (1990). Su primer gran éxito le llegó en el 2002 cuando publicó su disco No Other Love, cuyo sencillo Summertime Thing tuvo bastante repercusión. En todo caso, tiene un currículum larguísimo, donde figuran múltiples colaboraciones y ha publicado nada menos que trece álbumes, el último de los cuales, Night Surfer (2014), le ha servido de excusa para pasar por España dos veces en los últimos ocho meses. Actualmente, toca con su grupo The Mission Express, del que forma parte su mujer, Stephie Finch, que canta y toca los teclados. Además, cuentan con la colaboración de Kevin T. White al bajo, Vicente Rodríguez a la batería y James Deprato a la guitarra eléctrica.

Chuck Prophet y The Mission Express saltaron al escenario unos minutos después de las diez de la noche, iniciando su actuación de dos horas con temas llenos de energía y buen rock como su Countrified. Le siguieron más canciones del último disco como Wish me Luck, Lonely Desolution o Love is the Only Thing, que fueron intercalando con temas más antiguos, pero igualmente destacables, como Sonny Liston’s Blues. Prophet cambió en un par de ocasiones la guitarra eléctrica por la acústica, como cuando nos presentó un tema sobre la ciudad de San Francisco titulado They don’t know about me and you. Su mujer Stephie Finch, que venía vestida con una falda corta de tablas, camisa a cuadros y corbata oscura, tocaba los teclados, pero de a ratos sacaba la pandereta, acompañaba a las voces, o igual podía pasarse a la guitarra para hacer un dueto bastante simpático con Chuck Prophet, interpretándonos un Little Girl, Little Boy, que sonaba muy “country”. Otros temas que destacaron a lo largo del concierto fueron sin duda Summertime Thing y Shake Some Action.

No hay duda de que durante su concierto de la sala El Sol, Chuck Prophet dio el ciento diez por ciento al público maduro que se había congregado allí. No sólo puso todo de su parte para que coreáramos sus canciones, sino que llegó a bajarse del escenario para animarnos a bailar, o incluso hubo un momento en que ofreció su guitarra al público por si alguien quería tocarla. Es más, llegó a buscar un traductor entre los asistentes, cuando en una ocasión quiso asegurarse de que sus palabras fueran comprendidas por todos. Para mí el único problema estaba en que él era la estrella indiscutible, el que llevaba la voz cantante, mientras que el resto del grupo no me parecía que estuviera tan implicado en el proyecto. Eso no impidió que viéramos un buen concierto, con músicos de gran calidad que consiguieron divertir al público, que es lo más importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.